[GRÁFICOS] Los hombres cobran 6.000 euros más al año de media que las mujeres en Aragón

Se trata de una de las mayores diferencias del Estado español solo superado por Asturies. El estudio del INE sobre el salario también confirma que aunque han aumentado los salarios de las mujeres siguen estando muy por debajo del de los hombres.

desempleo hombres
Foto: Nikizhang (Unsplash).

En el año 2019 la ganancia media anual fue de 24.395,98 euros, un 1,6% superior a la del año anterior. Sin embargo, esto no quiere decir que la mayoría de la población ganara ese salario sino que es una media entre los más altos y los más bajos. De hecho, el salario más frecuente fue de 18.489 euros. El machismo también atraviesa los datos de la Encuesta Anual de Estructura Salarial de 2019. La ganancia media anual de los hombres fue de 26.934,38 euros y para las mujeres de 21.682,02 euros, con unos incrementos del 0,7% y 3,2%, respectivamente, respecto a 2018.

En el caso de Aragón el salario medio ronda los 23.500 euros, en el caso de las mujeres baja a los 20.360 euros y en el de los hombres sube hasta los 26.404 euros. En otras palabras, los hombres ganan unos 6.000 euros más por lo que las mujeres cobran el 77% del salario de los hombres. Una de las mayores divergencias del Estado español, solo Asturies supera a Aragón en esta diferencia salarial donde la ganancia media anual de las mujeres supone el 74, 8% de la masculina.

La ganancia media anual femenina estatal supuso el 80,5% de la masculina. Esta diferencia se reduce si se consideran puestos de trabajo similares (misma ocupación, tipo de contrato, tipo de jornada, etc.).

Por lo que respecta a la distribución salarial, el 25,7% de las mujeres tuvo ingresos salariales menores o iguales que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2019, frente al 11,1% de los hombres. En esta situación influye el mayor porcentaje de mujeres que trabajan a tiempo parcial.

Si se tienen en cuenta los salarios más elevados, el 4,1% de los hombres presentaron salarios cinco veces o más superiores al SMI, frente al 2,1% de las mujeres.

La descripción de la desigualdad salarial se completa con la proporción de trabajadores y trabajadoras con ganancia baja que fue del 15,0% en 2019. Entre estos trabajadores, el 63,9% eran mujeres. En este caso también hay que tener en cuenta el mayor porcentaje de mujeres que trabajan a tiempo parcial.

Salarios por sección de actividad económica

Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado fue la actividad con salario más alto, tanto para los hombres como para las mujeres. Y Hostelería, la que tuvo los salarios más bajos para ambos géneros. En todas las actividades económicas en las que la representación muestral femenina es significativa las mujeres tuvieron un salario inferior al de los hombres.

Salarios por tipo de jornada

Según esta encuesta trabajar a media jornada no siempre quiere decir que se cobre la mitad de lo que se cobraría si trabajara a tiempo completo. Por ello, el INE ha comparado el precio de la hora trabajada y no el salario final.

La ganancia por hora de quienes trabajan a tiempo parcial fue inferior a la ganancia media por hora, tanto en el total de todas las personas que trabajan como por géneros. En el caso de las mujeres, llegó a ser un 30,2% más baja.

Por su parte, la ganancia por hora de los hombres a tiempo completo estuvo un 7,1% por encima de la media, mientras que la de las mujeres fue de un 1,1%.

La diferencia salarial entre hombres y mujeres disminuye al comparar la ganancia por hora. Mientras que el salario promedio anual femenino fue el 80,5% del masculino, al considerar el salario por hora el porcentaje fue del 89,7%.

Respecto a 2018, la ganancia por hora a tiempo completo aumentó un 4,6% en las mujeres y un 0,7% en los hombres. A tiempo parcial, el incremento fue del 0,9% para las mujeres y del 0,2% para los hombres. Y a pesar de este aumento, las mujeres siguen cobrando menos ya que recordemos que la ganancia media anual femenina supuso el 80,5% de la masculina.

Salarios por tipo de contrato

A efectos de la encuesta se han considerado dos tipos de contrato, los de duración indefinida y los de duración determinada. Para poder establecer comparaciones entre las ganancias en uno y otro caso, se ha ajustado el salario de aquellos trabajadores que no permanecieron todo el año en el centro de trabajo. Para ello se les ha asignado un salario anual equivalente al que hubieran percibido de haber estado trabajando durante todo el año en las mismas condiciones.

Los trabajadores con contrato de duración determinada tuvieron un salario medio anual inferior en un 32,2% al de los contratados indefinidos.

Por sexo, los hombres con contrato de duración indefinida tuvieron un aumento del 1,9%, frente al 4,1% de las mujeres. En los contratos de duración determinada las mujeres tuvieron un aumento del 1,1%, mientras que la ganancia anual de los hombres bajó un 2,1%. En euros, las mujeres con contratos indefinidos ganaron de media anual en torno a los 23.000 euros, mientras que los hombres ganaron más de 29.000 euros. En cuanto a los contratos temporales, las mujeres ganaron 17.000 euros y los hombres 18.000.

Salarios por edad

Las diferencias salariales por género fueron en general mayores con el aumento de la edad de los y las trabajadoras. En ello influye según el INE la mejor cualificación (ocupación, estudios...) de las mujeres más jóvenes respecto a las de mayor edad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies