#minasdepotasa  Ecología

El gobierno en funciones del PSOE da el visto bueno medioambiental a Mina Muga

Hasta cuatro ocasiones ha tenido la empresa para subsanar las deficiencias de su proyecto. Ahora, con más de tres años de retraso, Geoalcali obtiene la DIA favorable, que sigue suponiendo un grave riesgo para las poblaciones afectadas.
| 6 junio, 2019 16.06
El gobierno en funciones del PSOE da el visto bueno medioambiental a Mina Muga
Pintadas en contra de Mina Muga en Undués de Lerda.

Geoalcali ha obtenido la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable para su proyecto Mina Muga. Otorgada por el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO), del gobierno en funciones de Pedro Sánchez, esta resolución positiva supone el pistoletazo de salida de un proyecto que continúa generando numerosas dudas.

La noticia llega con más de tres años de retraso, sobre las supuestas fechas de comienzo de las obras de esta infraestructura minera que abarca 2.400 Hectáreas divididas entre las Altas Cinco Villas –afectando directamente a Undués de Lerda y Urriés– y Nafarroa, tiempo en el que Geoalcali ha disfrutado de hasta cuatro ocasiones para subsanar los aspectos técnicos de su proyecto en cuanto a contaminación de las aguas, sismicidad y hundimientos que podrían afectar al Canal de Bardenas o al propio embalse de Yesa, del que se encuentra a apenas un kilómetro.

Ahora, el informe del MITECO asegura la compatibilidad medioambiental de la mina, condicionando su desarrollo a una serie de medidas preventivas y correctoras y a la ejecución de un Plan de Vigilancia Ambiental, que aseguren las máximas garantías en su ejecución y minimicen posibles impactos.

Una resolución que contrasta con los informes presentados el pasado mes de julio, cuando fueron tres los organismos – Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Instituto Geológico y Minero de España (IGME), e Instituto Geográfico Nacional (IGN) – que denunciaban la ausencia de evaluación específica de las interacciones que podría tener la explotación minera sobre las obras hidráulicas de la zona.

El proyecto, sometido a exposición pública en 2015, ha ido cambiando incluso en la superficie de explotación minera, que ha aumentado en 662 hectáreas, hasta un 40% más grande que el proyecto original, generando nuevas zonas de afección: una mayor cercanía al embalse de Yesa, excavación bajo el casco urbano de Undués de Lerda, cambios en los trayectos de las líneas eléctricas, en la localización de la bocamina o en la distribución completa de la planta industrial.

Unos cambios que desde la oposición a la mina se consideraban más que sustanciales. “Estamos ante un nuevo proyecto que, salvando el nombre, nada tiene de comparable con lo informado y expuesto públicamente en 2015, y que además sigue siendo un documento incompleto, falto de rigor, agresivo con el medioambiente y peligroso e inseguro para los pueblos afectados y sus gentes”, advertían entonces. Unos peligros que el MITECO no estima actualmente.

Mina Muga producirá hasta 500.000 toneladas anuales de potasa (MOP) durante la primera fase de desarrollo del proyecto hasta llegar al millón de toneladas anuales durante la segunda fase. Se contempla una inversión total del entorno de los 540 millones de euros, 340 para la primera fase y 199 para la segunda.

Unas cifras que se asemejan a las indicadas inicialmente en el proyecto: 6.307.200 de toneladas de mineral, de las que 1.059.610 correspondería al concentrado de potasa, y aproximadamente 1.000.000 de toneladas de sal para deshielo. Una cuenta rápida nos indica que más de 4 millones de toneladas anuales serán inertes, de los que habitualmente quedan almacenados en una gran montaña en este tipo de explotaciones.

La empresa no supo aclarar a AraInfo de qué forma iban a conseguir su mina de “residuo cero”. Consultada Geoalcali al respecto del proceso del backfilling sus respuestas no dejaban de ser vaguedades que nunca clarifican el tipo de productos necesarios, ni el coste de los mismos, quizá conocedores de que el proceso de reintroducción de los inertes encarecería unos precios de producción por tonelada que ya están “maquillados”, tal y como lo aseguran diversas fuentes que han mantenido contacto laboral con Geoalcali.

Mina Muga, creará una gran montaña de residuos como las tiene Iberpotash en el Llobregat, o la tiene todavía Potasas de Navarra en la Sierra del Perdón, pese a haber finalizado la explotación hace más de 25 años, donde todavía continúan sufriendo las afecciones. Hace solo unos días se producía un gran hundimiento en un campo de cereal en Esparza de Galar situado sobre la zona explotada por la antigua mina de potasas.

Por su parte Geoalcali ha expresado su satisfacción ante la autorización concedida. En este sentido, Peter Albert, Director General y CEO de la compañía, ha calificado la formulación del Ministerio como un “hito para la empresa que conlleva una gran oportunidad para Navarra y Aragón por ser este proyecto un potente motor de desarrollo económico y generación de empleo en ambas comunidades”.

6 junio, 2019

Autor/Autora

Redactor. Integrante del Consello d’AraInfo. @maconejos


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR