AraInfo  Mundo

Gaza se despierta en medio de bombardeos

La mañana del miércoles 13 de noviembre los bombardeos israelíes despertaron a la población. Desde que el Ejército israelí atacó Gaza el martes hasta las 11.00 de la mañana (hora aragonesa), según señala el portavoz del ministerio de Salud en Gaza, las personas muertas en bombardeos son ya 18, y hay más de 50 heridas.
| 13 noviembre, 2019 12.11
Gaza se despierta en medio de bombardeos
Foto: @PSCupdates

Los colegios de toda la franja de Gaza no han impartido clases por seguridad, por evitar una catástrofe. No en vano los ataques del día anterior provocaron daños materiales en una escuela de la UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para el Refugiado de Palestina. Los bombardeos israelíes destruyeron asimismo un bloque de pisos residencial y la oficina de la Comisión Independiente para los Derechos Humanos. Su director, Bahjat Ibrahim Al-Helow, resultó herido cuando los cristales reventaron por la explosión.

Muchas personas se pusieron manos a la obra para comprar agua y comida. El abastecimiento de víveres en tiempo de «guerra» es habitual, en Gaza es casi un día a día. Nunca se sabe qué ocurrirá mañana. Por el día el pueblo estaba conmemorando la muerte de su líder Yasser Arafat y por la noche los bombardeos les recuerdan la trágica realidad de vivir bajo ocupación.

El bombardeo «selectivo» desencadenante

Cuando al Ejército israelí le ordenan bombardear «selectivamente», la población entera de la franja de Gaza tiembla. No hay lugar seguro, por cada kilómetro cuadrado viven más de cinco mil personas. Los asesinatos selectivos israelíes contra milicianos o líderes militares se cometen cuando estos caminan, o duermen, como un civil.

Esto es lo que ocurrió el martes 12 de noviembre. Las fuerzas israelíes tenían un objetivo preciso: el líder militar en la franja de Gaza de la Yihad Islámica en Palestina (Y.I.P). En el bombardeo contra su casa murió él, pero también murió su esposa. La Y.I.P es una facción palestina que ha ido tomando mayor protagonismo en los últimos tiempos. Su fundador, Fathi Shiqaqi, fue también asesinado, o ejecutado, selectivamente cuando se encontraba en Malta.

Al terrible bombardeo que dejó atónita a la población gazatí, le acompañó otro, más lejano, en Damasco. En el ataque contra el inmueble fue el hijo de un cabecilla de la Y.I.P. quien fue asesinado.

Para el Ejército israelí es, a pesar del fallo, un logro. Así lo constata el director ejecutivo del INSS, Amos Yadlin, que viene a ser la institución investigadora de asuntos estratégicos israelíes.

«Fue una excelente hazaña de inteligencia y operativa. Que las organizaciones terroristas entiendan que la decapitación de su liderazgo está al alcance de Israel», apuntaba Yadlin a través de su cuenta Twitter en un largo hilo.

Sobre el asesinato extrajudicial del líder militar en Gaza añadía: «La operación contra las deshonestas operaciones de al Atta perjudicó los intereses de Hamas y los del pueblo de Gaza».

Yadlin no solo está expresando su opinión si no también la filosofía de un gobierno israelí que tiene la descabellada idea de que los intereses del pueblo de Gaza son lanzar cohetes y no sobrevivir a un férreo bloqueo que lleva ya sobre sus hombros 13 años.

Razones políticas más que de seguridad

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, es la persona que autorizó la ejecución extrajudicial que acabó con la vida del líder militar de la Y.I.P.. Se trata del primero desde la operación militar lanzada a gran escala contra la franja de Gaza el verano de 2014.

Organizaciones de derechos humanos palestinas han condenado, una vez más, la política de ejecución extrajudicial. El Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR en sus siglas en inglés) muestra, además, su preocupación por el «dramático deterioro de la situación de seguridad en la franja de Gaza» bajo una política que pone en peligro a toda la población, sin miramientos. Sin respetar las leyes internacionales.

Las milicias palestinas han lanzado más de cien cohetes contra Israel desde el martes. Nadie sabe a dónde llevará esta escalada ni porqué se ha decidido provocarla. Para muchos analistas palestinos que ya están arrojando sus puntos de vista en varios medios, se trata de una razón de peso político más que de seguridad puesto que Netanyahu se enfrenta a la mayor crisis de confianza popular por sus escándalos de corrupción y por haber sido incapaz de formar gobierno. Lo lleva intentando desde las elecciones anticipadas de abril. Y en septiembre hubo otra repetición electoral.

Ahora le toca intentarlo a su contrincante en las urnas (que no en política belicista), Benny Gantz. El que fue Jefe de Estado Mayor del Ejército de Israel durante la operación militar de 2014 contra Gaza ha aplaudido el asesinato del líder de la Y.I.P., algo que no han hecho otros líderes políticos israelíes, lo cual hace aún más probable que se esté produciendo un mayor acercamiento para formar coalición de gobierno entre Netanyahu y Gantz.

13 noviembre, 2019

Autor/Autora

Licenciada en Periodismo. Especializada en Seguridad en Mediterráneo y Oriente Medio. @itxaP


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR