#26J  Mundo

Garzón insta a Sánchez a buscar un Gobierno de izquierdas sin esperar a que pierda Rajoy

Garzón insiste en la disposición de las y los diputados de Unidos Podemos a articular una alternativa a Rajoy y ha lamentado que el PSOE y Pedro Sánchez no estén dispuestos a intentarlo y hayan dicho que su papel está en la oposición, "bloqueando" una salida a la actual situación política
| 7 agosto, 2016 14.08
Garzón insta a Sánchez a buscar un Gobierno de izquierdas sin esperar a que pierda Rajoy
Garzón durante un Consejo Político Federal de Izquierda Unida. Foto: IU

El coordinador general de IU y portavoz adjunto de Unidos Podemos ve más difícil que se repitan las elecciones e incluso cree que ahora hay más condiciones para que ERC y CDC se apunten a la alternativa.

Alberto Garzón cree que el socialista Pedro Sánchez tiene «el deber» de empezar a hablar ya con el resto de fuerzas políticas para explorar la posibilidad de liderar un Gobierno de izquierdas, sin la necesidad de esperar a que el líder del PP y candidato propuesto por Felipe de Borbón, Mariano Rajoy, fracase en su intento.

En una entrevista, Garzón ha insistido en la disposición de las y los diputados de Unidos Podemos a articular una alternativa a Rajoy y ha lamentado que el PSOE y Pedro Sánchez no estén dispuestos a intentarlo y hayan dicho que su papel está en la oposición, «bloqueando» una salida a la actual situación política.

A su juicio, el líder socialista debería abandonar esta actitud y tiene el «deber moral y político» de «tomar la iniciativa» como el segundo partido con más representación en el Congreso. Podría empezar a explorar el terreno con el resto de formaciones «aunque sólo sea por ahorrar tiempo» y «por si acaso» Rajoy no consigue forjar una mayoría.

De hecho, cree que «no hace falta esperar a que falle» el candidato del PP y que Pedro Sánchez podría intentar ya recabar los apoyos del resto de partidos para ofrecerse ante Felipe VI como candidato a la investidura.

La posición que a su juicio no pueden mantener los socialistas es la de rechazar unas terceras elecciones, oponerse a un Gobierno del PP y a la vez no querer liderar una alternativa. «Eso no es posible, no puedes evitar las tres opciones. Una va a suceder», ha resumido.

Según ha reconocido, al PSOE «le vendría muy bien» que otros partidos apoyaran un Gobierno de Rajoy, ellos pudieran mantenerse al margen y erigirse como «la referencia de la izquierda dentro de la oposición». Pero «eso es un deseo» y «no está sucediendo», por lo que los socialistas en algún momento tendrán que «tomar una decisión».

El coordinadora general de IU cree que la postura en el PSOE está más determinada por la correlación de fuerzas internas del partido que por las variables externas. Y la decisión final llegará «por un debate táctico» en el que «determinados poderes regionales del PSOE impongan o dejen de imponer sus posiciones concretas de puro interés».

Además, Garzón hace hincapié en las diferencias que dividen a los socialistas, ejemplificadas en la postura del expresidente Felipe González a favor de una abstención en beneficio de Rajoy, y quienes, por el contrario, sí creen que se debería intentar una vía alternativa.

«Pedro Sánchez de momento ha tomado la vía de en medio, ni apoya al PP ni tampoco intenta una alternativa -ha lamentado-. Está jugando tácticamente y en términos políticos eso supone un bloqueo. Tiene una serie de contradicciones sin resolver y en función de ellas actuará de una u otra forma, pero en este momento es imprevisible».

De hecho, Garzón sostiene que la situación política actual se parece a «una partida de póquer» en la que PP, PSOE y Ciudadanos están «jugando» con el tiempo para «retarse mutuamente». Pero los tres comparten ahora mismo que «el PP va a gobernar» y tanto socialistas como el partido naranja «han aceptado que quieren ser oposición». «La única diferencia, el único obstáculo en este momento, es que ninguno de los dos partidos quiere ser responsable del coste de apoyar al PP», ha sostenido.

Esta situación ha reconocido que podría alargarse hasta que se celebren las elecciones vascas y galegas el 25 de septiembre porque todo se limita a «un teatro muy malo donde no está quedando claro absolutamente nada» y se resume en «un juego táctico en el que lo último que se dice es la verdad».

Pero ha avisado de que la primera consecuencia de esta actitud es que se está «cansando a la gente» y la ciudadanía se está «despolitizando» y «frustrando». «Sólo la posibilidad de unas terceras elecciones hace que la gente quiera desconectar de la política. Y eso afecta a la propia naturaleza de la democracia», ha advertido.

Y aunque cree que no se puede descartar ninguna opción, considera que la posibilidad de tener que celebrar de nuevo comicios generales «es mucho más difícil» ahora de lo que lo fue tras las elecciones del 20 de diciembre porque, ha insistido, PSOE y Ciudadanos han aceptado que el PP «debe gobernar».

A su juicio, esta situación no debería aceptarse tal cual y ha vuelvo a emplazar a Sánchez a no resignarse. «Es tanta la antipatía que genera Rajoy que Pedro Sánchez podría ser presidente sin necesitar méritos propios -ha animado-. Los deméritos de Rajoy podrían hacerle presidente en una articulación diferente de apoyos parlamentarios».

Para esta opción ha descartado la posibilidad de un acuerdo que incluya a la vez a Unidos Podemos y Ciudadanos, ya que el propio PSOE define al partido de Rivera como una formación «de derechas». Otra cosa sería que el líder socialista quisiera intentar un Gobierno con un programa «de un perfil progresista» y «buscar» la abstención de Ciudadanos. «Eso podría ser porque nosotros no vamos a vetar a nadie, pero Ciudadanos de momento ha dicho que gobierne Rajoy», ha recordado.

7 agosto, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR