Fukushima un año después

Primero quiero solidarizarme con el dolor del pueblo japonés y mostrarles todo mi respeto por la triple catástrofe que tuvieron que afrontar hace ahora un año: el terremoto, el tsunami y el nuclear de Fukushima. Antes de 2011, la producción de electricidad de Japón dependía casi el 30% de la nuclear. Un año más tarde, 52 de los 54 reactores ya se han cerrado, y el consumo de energía se redujo en un 15%. Los japoneses están haciendo frente lo mejor posible con los medios que disponen para recuperar su territorio. Necesitan coraje para envíar a sus hijos a la …

Primero quiero solidarizarme con el dolor del pueblo japonés y mostrarles todo mi respeto por la triple catástrofe que tuvieron que afrontar hace ahora un año: el terremoto, el tsunami y el nuclear de Fukushima.

Antes de 2011, la producción de electricidad de Japón dependía casi el 30% de la nuclear. Un año más tarde, 52 de los 54 reactores ya se han cerrado, y el consumo de energía se redujo en un 15%.

Los japoneses están haciendo frente lo mejor posible con los medios que disponen para recuperar su territorio. Necesitan coraje para envíar a sus hijos a la escuela con medidores de radiación para controlar y dosificar la cantidad diaria que soportan ya sea en el arroz, por los escombros, el aire... Mientras Westinghouse y Toshiba Mitsubishi General Electric (socio de Areva para el reactor de ATMEA) siguen cínicamente con sus planes para la exportación de reactores a Vietnam, Turquía, Jordania ... hay otras empresas que trabajan para vender en la India, Malasia o en varios países africanos.

No debemos minimizar la persistente gravedad de la situación en Fukushima y de todo el archipiélago. Negar que los gobiernos francés, español y en general los estados que mantienen su desarrollo de energía nuclear exponen a su población y a la de sus vecinos a riesgos graves que solo beneficia a unas pocas multinacionales a expensas de miles de millones de seres humanos y no han seguido el ejemplo de Alemania o Inglaterra que ya tienen un calendario para cerrar sus centrales. Un "estado nuclear" está basado en la mentira y el secreto.

El lobby nuclear, que incluye a políticos, funcionarios gubernamentales, académicos, medios de comunicación, es como una apisonadora que aplasta a todo el mundo, y sobre todo al pueblo. Son lo que crean "los mitos de la independencia, seguridad y coste."

Hay probabilidades de un accidente grave en el mundo, ignorar el riesgo es esconder la cabeza bajo el ala.

El accidente en Fukushima mostró, por primera vez que un evento natural extremo, podría conducir a un accidente de fusión del núcleo. Se ha visto que las condiciones de seguridad se toman para hacer rentable la instalación, pero que si seguimos aumentando la seguridad esta dejaría de ser rentable. El coste externo lo está asumiendo ahora Japón.

Tras el informe del Tribunal de Cuentas que se publicó en enero, si se incluyen todos los gastos del sector, la investigación para el almacenamiento de los residuos, sin incluir el coste de un accidente, el precio megavatios / hora de electricidad de origen nuclear sería "el mismo que para la energía eólica".

No es suficiente verificar la importancia de los márgenes de seguridad disponibles o hacer algunos ajustes para maximizar los márgenes. Es necesario agregar un nivel de defensa en profundidad a instalaciones nucleares, para que tengan la capacidad para garantizar la disponibilidad de las funciones vitales de la seguridad de la planta y suficiente para todas las circunstancias estrés ambiental físicamente posible.

Por eso pienso que urge tener un calendario de cierre de las centrales nucleares actuales en España, es mejor invertir en tecnología renovable (que proporciona además más empleos) en la cual éramos punteros que malgastar en mantener centrales obsoletas como la de Garoña que ponen en grave riesgo todo el valle del Ebro.

Rosa Burgos | Para AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies