Entrevistamos a Román Sierra, organizador del II Festifal: Cine y Mundo rural

Este fin de semana se celebrará en Urrea de Gaén (comarca del Baixo Martín) la segunda edición del Festifal, un festival de cortos con temática rural. El Cine de Urrea volverá a llenarse de documentales y cortos de ficción durante los días 25, 26 y 27 de noviembre. Además, el programa incluye una fiesta con audición de Skándalo en las Ondas, una proyección de dibujos animados con música en vivo y cena popular amenizada por gaiteros, entre otras originales propuestas. Para conocer más detalles, entrevistamos a Román Sierra, presidente del Centro de Estudios del Bajo Martín, organizador del Festifal. ¿Cómo …

Fotograma de "Resistencia civil a las altas tarifas de la luz" (2011) de Adriana Jarrín

Este fin de semana se celebrará en Urrea de Gaén (comarca del Baixo Martín) la segunda edición del Festifal, un festival de cortos con temática rural. El Cine de Urrea volverá a llenarse de documentales y cortos de ficción durante los días 25, 26 y 27 de noviembre. Además, el programa incluye una fiesta con audición de Skándalo en las Ondas, una proyección de dibujos animados con música en vivo y cena popular amenizada por gaiteros, entre otras originales propuestas.

Para conocer más detalles, entrevistamos a Román Sierra, presidente del Centro de Estudios del Bajo Martín, organizador del Festifal.

¿Cómo surge la iniciativa de organizar este peculiar festival de cine de temática rural en un pequeño pueblo de Teruel como Urrea de Gaén?

El Centro de Estudios del Bajo Martín es una asociación sin ánimo de lucro que intenta dinamizar culturalmente la pequeña comarca del Bajo Martín. Realizamos bastantes actividades (jornadas, edición de libros, etc.) pero no habíamos hecho nada relacionado con el cine. En un momento dado y coincidiendo varias personas que habíamos hecho algo o éramos grandes aficionados al séptimo arte, decidimos hacer algo… un festival de cortometrajes. Teníamos claro que no podía ser un festival sin apellidos, debía ser especializado y cómo no podía ser de otra manera, actuando desde el medio rural creímos que lo interesante sería ponerlo como centro de la reflexión. La elección de Urrea de Gaén como su sede era indiscutible pues recoge la esencia en sí del Festifal, un pueblo de algo más de 500 habitantes con un cine de 200 butacas. Un pueblo que ha mantenido con orgullo su cine, ese cine que había en los pueblos y que tan importante era como dinamizador social y cultural.

¿Cuál ha sido la acogida de las personas de la zona con respecto al Festifal?

En la primera edición no sabíamos muy bien como podría ser esa respuesta y la verdad es que fue espectacular. El cine estuvo lleno, incluso personas en pie, durante gran parte de las proyecciones. La idea original era hacer el festival itinerante por los pueblos que lo solicitaran de la Comarca, pero viendo la respuesta y la colaboración de los vecinos de Urrea de Gaén teníamos claro que habría una segunda edición y que tenía que ser allí. Los vecinos de los otros pueblos también acompañaron en gran medida, nuestro ámbito de “lucha” es comarcal y que el público del territorio esté presente es algo que nos llena.

¿Y la recepción de documentales y cortos de ficción para el concurso?

Nos han desbordado… lo que es algo muy positivo. Cuando montas algo así, sobre todo en la primera edición que no sabíamos que iba a pasar, “vendes” una idea buscando colaboración, ayuda, financiación… tienes todo, ahora faltan los trabajos, algo que no depende totalmente de ti. El primer año a algo más de un mes para el fin de la recepción de trabajos sólo habían llegado tres cortometrajes… no sabíamos que podía ocurrir. Ocurrió que en las últimas semanas iban llegando decenas de trabajos, hasta llegar a los 50 de seis países diferentes con gran calidad. Este año, con la experiencia estás más tranquilo en cuanto al número mínimo de trabajos, pero nos ocurrió lo contrario… recibimos alrededor de 130 trabajos de 4 continentes (nos ha faltado Asia). Aunque no todos reunían las condiciones que solicitábamos como pudiera ser el tema de los subtítulos o no veíamos clara la temática…

¿Qué afluencia esperáis, tanto de vecinos, como de visitantes y documentalistas?

El reto es volver a llenar el cine, esperamos que pese a no ser ya una novedad los vecinos y visitantes nos acompañen en esta fiesta del cine y del mundo rural. No lo he comentado en ningún momento pero el Festifal es bianual, lo que creemos que puede hacer que el espectador tenga más ganas para no perdérselo. De los cortos finalistas, exigimos en las bases una representación del mismo, a no ser que sea una causa justificada o de fuerza mayor. Queremos que vengan, que nos conozcan, conozcan el territorio, a sus gentes, sus paisajes, que se conozcan entre ellos, etc. Este año ya tenemos confirmados la presencia de los representantes de 12 de los 17 cortos finalistas. Y en cuanto visitantes… Zaragoza está a 50 minutos, espero que os animéis a venir.

Supongo que habrás visto ya la mayoría de los cortos recibidos. No te voy a pedir que nos digas cuáles te han gustado más, pero sí que nos indiques de dónde proceden, qué temáticas tocan y qué puntos de vista y sensibilidades comparten.

Jaja, no digo lo que más me ha gustado por cortesía pero la opinión no tendría ninguna vinculación con los premios ya que ninguno de los organizadores estamos en el jurado. Aunque sí he estado, junto a mis noctámbulas compañeras, visionando y seleccionando a los 17 finalistas entre los trabajos recibidos. Sí puedo adelantaros que este año el documental tiene mucho peso, de los 17 finalistas, 10 son documentales que tratan temas muy variados: la vida en el caserío vasco, en las últimas masías habitadas del Maestrazgo, la trashumancia, la niebla, las luchas campesinas de Paraguay, la lucha contra los abusos de las eléctricas en Chiapas, los graves problemas medioambientales que deja la extracción del petróleo en Ecuador, la dura realidad a través de un orfanato del medio rural en Ghana, la fiesta como elemento cohesionador en un pueblo de Cantabria, o la identidad que perdura de los antiguos habitantes de Doñana.

En ficción, el humor y la memoria histórica son los temas predominantes. 

Además de las proyecciones, el Festifal se complementa con un buen puñado de actividades interesantes, ¿nos puedes detallar cuáles son?

Por supuesto. El Festifal realiza también actividades de lo que sería el “concurso”. En la presentación del viernes, y fuera de concurso, proyectaremos un documental sobre una experiencia de repoblación que está intentando realizar un pequeño pueblo de nuestra comarca, Castelnou. Esto ha llevado a uno de sus vecinos a preguntarse por la despoblación, así que ha realizado este trabajo titulado “Contra la despoblación. 25 A” será seguida de un debate con los asistentes. Por la noche del mismo viernes, proyectaremos el único largometraje “El Cielo Gira” de Mercedes Álvarez, una verdadera obra de arte del género documental que también versa sobre la despoblación.

El sábado después de la maratoniana jornada de proyecciones, haremos una hoguera con gaiteros para la cena y continuaremos con una fiesta donde Vanesa Maestre que dirige un programa de radio llamado “La banda sonora de nuestros días” nos hará una sesión de bandas sonoras bailables y para continuar los “Skándalo en las Ondas” uno de los programas decanos de Radio Topo nos harán bailar con versiones ska de bandas sonoras y con los ritmos más calientes (que dirían ellos).

El domingo además de la entrega de premios, los más jóvenes tienen una actividad con el “Funky Topo Trio” una banda muy internacional de músicos que realizarán, con la ayuda de los asistentes, la banda sonora de una antigua película de dibujos animados checa. Además aprovechará la Asamblea de Cineastas de Aragón para presentar sus proyectos.

He visto en el programa que colabora el periódico quincenal de actualidad crítica Diagonal, ¿cómo ha surgido esta simbiosis?

La idea surgió porque nos interesa llegar a un determinado público a nivel estatal y Diagonal respondía perfectamente. Una vez que hablamos con ellas la colaboración se hizo efectiva. Diagonal, es un modelo diferente busca la colaboración, el apoyo mutuo, no el negocio, evidentemente necesita unos recursos para funcionar pero basado en los principios de la economía solidaria. El Centro de Estudios del Bajo Martín coincide plenamente con estos planteamientos, de hecho somos la primera asociación socia del Coop57 en la provincia de Teruel, y con todos estos ingredientes… era evidente que tenía que surgir el “amor”.

Por último, como presidente del Centro de Estudios del Bajo Martín y, al mismo tiempo, joven muy vinculado con un pueblo turolense, ¿qué nos puedes contar de la situación actual en tu territorio?

La situación de nuestra comarca es muy complicada… históricamente es una comarca que ha dejado el sector primario de lado ya que tenía una azucarera hasta principios de los años 70, parte de su población se dedicaba al sector minero y energético y desde principios de los 90 casi toda la mano de obra giraba en torno a una gran empresa de prefabricados que en los últimos tiempos ha despedido a centenares de trabajadores, por cierto con un extraño silencio en medios y por parte de sindicatos. Esto es una tragedia en cualquier sitio pero más en un territorio de 7.000 habitantes divididos en 9 pueblos y con una media de edad muy alta. Además de ello, la cercanía a Zaragoza y el desarraigo al sector primario ha hecho que la mano de obra más cualificada casi nunca haya vuelto a sus pueblos.

El futuro es incierto, sólo con lucha y con un cambio del modelo podría ser viable un renacer de nuestros pueblos. La soberanía alimentaria, los ciclos cortos, la formación, la economía social etc. podrían ser claves a la hora de reactivar el mundo rural.

Pero para no ser tan pesimistas, es importante subrayar que algo se mueve, inicialmente en torno a asociaciones culturales pero poco a poco también vemos movimientos de tipo social como las asambleas que han aparecido a lo largo y ancho de lo que llamamos el Bajo Aragón Histórico y que nos demuestran que hay gente que no se resigna y va a luchar por cambiar las cosas.

Román, te agradecemos tus respuestas y tu trabajo en el Festifal. ¡Nos vemos en Urrea de Gaén!

Quiero agradeceros a Arainfo vuestro trabajo que sigo de forma constante y la oportunidad que nos habéis dado en la difusión de un evento como este. Esperamos poder colaborar de nuevo en un futuro no muy lejano. Seguid así compañeras, y os esperamos en el II Festifal. Un abrazo.

Más información en:
http://festifal.wordpress.com/
 
Nacho Escartín | Para AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies