Éxito de la convocatoria de vaga estudiantil en Chaca

La Asambleya d'Estudiants d'a Chacetania -AEJ- convocó ayer, miércoles 26, una jornada de huelga estudiantil que tuvo un seguimiento mayoritario y que movilizó a gran parte del estudiantado chacetano por las calles de la capital del Viello Aragón. Los institutos Pirineos y Domingo Mirall se paralizaron en su mayoría gracias al trabajo de la AEJ y los sindicatos estudiantiles y organizaciones que apoyaban la convocatoria y que en los días y semanas previas hicieron un gran trabajo de agitación. La jornada comenzaba pronto por la mañana, a partir de las 9.00 horas se concentraban estudiantes a las puertas de los …

chacaLa Asambleya d'Estudiants d'a Chacetania -AEJ- convocó ayer, miércoles 26, una jornada de huelga estudiantil que tuvo un seguimiento mayoritario y que movilizó a gran parte del estudiantado chacetano por las calles de la capital del Viello Aragón. Los institutos Pirineos y Domingo Mirall se paralizaron en su mayoría gracias al trabajo de la AEJ y los sindicatos estudiantiles y organizaciones que apoyaban la convocatoria y que en los días y semanas previas hicieron un gran trabajo de agitación.

La jornada comenzaba pronto por la mañana, a partir de las 9.00 horas se concentraban estudiantes a las puertas de los institutos en piquetes informativos que transmitían a los pocos alumnos que acudían a clase y al profesorado las reivindicaciones de los y las estudiantes. Ya por la noche se había hecho trabajo de agitación por las calles de Chaca, en forma de pintadas y colocación de pancartas que llamaban a secundar la huelga. A las 10.30 horas los estudiantes de la ciudad se concentraron frente a la puerta del IES Pirineos, donde daría comienzo la manifestación. Antes de empezarla los estudiantes entraron a las instalaciones del instituto llamando puerta por puerta a la huelga y avisando del inminente comienzo de ésta.

La manifestación, nutrida por un grupo de más de 150 estudiantes, transcurrió por las calles de Chaca, parando primero delante de la base militar en cuya puerta se gritaron consignas contra las fuerzas armadas de ocupación y contra el Estado español. Allí la policía identificó a un asistente mayor de edad amenazando a los estudiantes con que lo multarían si seguían cortando la calle. A partir de ahí la manifestación continuó hasta la puerta del IES Domingo Miral donde se detuvo haciendo un gran piquete informativo. Después los estudiantes se dirigieron a las calles del centro de la ciudad parando en primer lugar a las puertas del Ayuntamiento donde se gritó contra el gobierno, el ministro Wert y contra la concejala de educación. Seguidamente, al pasar por las puertas del obispado, se corearon lemas contra la injerencia de la jerarquía católica en la educación pública, para llegar después frente a la sede del PP. Allí, de nuevo, se lanzaron consignas contra este gobierno responsable de las políticas antisociales. Finalmente la manifestación se dirigió a la plaza Biscós donde se hizo una última intervención y se dio por terminada la manifestación.

En general integrantes de la AEJ hicieron una valoración muy positiva de la huelga y de la manifestación estudiantil que, según decían, había sido una de las más numerosas de los últimos años. Por su parte desde el SEIRA, sindicato que apoyaba la huelga, quisieron destacar la importancia de que los estudiantes se organicen para llevar a cabo huelgas como esta ya que “es la única manera de frenar todos los recortes y de evitar que nos sigan quitando derechos a los estudiantes”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies