#absolución8deYesa

Éxito de asistencia en un Esfendemos a Tierra 2016 que llenó Artieda de compromiso y juventud

El buen ambiente, la juventud y el compromiso en la lucha por la tierra predominaron desde el minuto uno en el festival Esfendemos a Tierra celebrado en Artieda el pasado fin de semana
| 21 julio, 2016 07.07
Éxito de asistencia en un Esfendemos a Tierra 2016 que llenó Artieda de compromiso y juventud
Foto: Purna

En el concierto del viernes en la plaza del pueblo, que contó con las actuaciones de Chundarata, Las Guindillas y La Llitera Tropical, ya se notó una asistencia superior a otros años.

La periodista y activista feminista Irantzu Varela y la diputada de las CUP Anna Gabriel, hablaron sobre feminismo, medios y género ante el numeroso público que llenó la plaza de Artieda en la primera de las charradas programadas para el sábado por la mañana. En la segunda charrada, Los 8 de Yesa y Libre debatieron sobre represión y movimiento popular en Aragón y Euskal Herria.

Correfocs. Foto: @arainfonoticias

Correfocs. Foto: @arainfonoticias

La plaza siguió siendo el epicentro del festival y allí se celebró la comida popular vegana, la Gymcana y el Monólogo Humorístico en aragonés a cargo de Elena Gusano. Después, el festival se extendió por las calles del pueblo con un Pasacarreras con Os Fillos d´o Sobrarbe y los imprescindibles Correfocs de todas las ediciones a cargo de Els Bocs de Can Rosés, que se encargaron de conducir al público hasta el pabellón polideportivo donde, a partir de las diez de la noche, tendría lugar el acto final del festival, un concierto con varios grupos.

Con el pabellón lleno, Bosnerau fueron los encargados de calentar el ambiente y no defraudaron. Le siguió Manolo Kabezabolo y Los Que No Dan Pie Con Bolo, provocando el jolgorio entre las personas asistentes y arrancando innumerables aplausos y coros de todo el pabellón ante sus canciones que parecen no pasar de moda nunca. Azero trajo a Artieda su rock de pueblo, y culminaron el festival Mafalda, que sorprendieron e hicieron mover el esqueleto absolutamente a todo el pabellón y no pasaron desapercibidos para nadie. Destacó el buen ambiente, la juventud y el compromiso en la lucha.

Una sesión DJ cerró Esfendemos a Tierra 2016 ya entrada la mañana, y se despidió hasta el 2017.

Manolo Kabezabolo y Los Que No Dan Pie Con Bolo en su actuación en Artieda. Foto: Myriam Thorn Fotografin

Manolo Kabezabolo y Los Que No Dan Pie Con Bolo en su actuación en Artieda. Foto: Myriam Thorn Fotografin

Para Antonio, Toño, Guillermo, Ignacio, Charo, Miguel y Nuria, vecinos y vecinas de Artieda y con edades entre los 53 y los 61 años aseguraron a AraInfo que “el comportamiento es muy civilizado, la organización es muy cuidadosa y toda la gente joven del pueblo está implicada”. En cuanto al contenido del mismo, destacaron que las charlas “han sido de muy buen nivel y muy entretenidas, todo un acierto”. Anabel, de 51 años vecina de Zangotza / Sangüesa, localidad navarra cercana a Artieda, acudió al festival por un sentimiento de “hermanamiento, tenemos que involucrarnos en esta lucha”.

Ramón, militante de 19 años de Purna, organización que se encargaba por primera vez de hacer realidad el festival, afirmó que “hemos enfocado las actividades a la juventud aragonesa, dándole también relevancia al proceso de los 8 de Yesa y a la lucha feminista, sin dejar de intentar ser un festival alternativo que fomente el uso de la legua aragonesa. Se trata de crear un espacio lúdico con carga política donde difundir el soberanismo dentro de la juventud aragonesa”.

Aturando Yesa también participó este año en la organización, y Sergio, de 25 años y vecino de Artieda, marcó como objetivo del festival “seguir recordando que aquí hay vida, poner en rojo en el calendario estas fechas y que se sepa que en Artieda se lucha por la tierra”.

Txema, de 40 años y uno de los imputados de los 8 de Yesa, cree que “no es que la gente tenga que venir, sino que debe servir de ejemplo para que haya muchos “artiedas” y debería haber muchos espacios iguales en todos los pueblos de Aragón”. A nivel personal, en relación al proceso judicial de los 8 de Yesa, reconoce que “la gente pregunta, se propone, se preocupa, y nos dan calor”.

Francho, de Puyalón de Cuchas, calificó el festival como un “espacio donde conviven diferentes generaciones comprometidas con causas sociales y políticas de Aragón, y con las que la izquierda soberanista coincide”. Alabó la organización y aseguró que “cada vez viene más gente y puede afirmarse con tranquilidad que Esfendemos a Terra está consolidado”.

Las y los artistas participantes en los actos acabaron encantados y destacaron “el motivo por el que se hace”. Manolo Kabezabolo reconoció la enorme capacidad “hacer un evento de este calado, sin apenas medios y en un sitio pequeño, y sin perder el trato familiar”. Para Kapi, vecino de La Codoñera e integrante de Azero, este festival “tiene un alma que no tienen la mayoría de los demás, y estamos seguros que la conexión entre el público y el grupo que se da en Artieda ha hecho que nos haya salido un buen concierto”.

Entre las personas asistentes al festival durante el fin de semana, todos destacaron la humildad en la organización y el buen ambiente. François, de 55 años y venido desde Tolosa / Toulouse, “enseguida ves que hay un gran trabajo colectivo para sacar adelante los actos y notas que lo vas a pasar bien”. Era su primera vez en Artieda, al igual que para la zaragozana Natalia, de 30, y coincidían ambos en “la implicación de la gente del pueblo con el festival”. Kike, vecino de Ariza, destacó que “aunque me sacan poco y no puedo comparar mucho (sus amigos ríen) enseguida ves que va a predominar el buen rollo, y además todo lo que sea apoyar estos festivales con nuestra asistencia me parece muy importante”.

Y es que el carácter político del festival sigue siendo un atractivo importante para muchos de los y las asistentes. Estíbalitz, de 26 años y natural de Gernika, dijo preferir este festival a otros “por lo que representa, y además como valor añadido tiene que es muy dinámico”. Javi, de 34 años y venido desde Tauste, lleva 5 años acudiendo a Artieda a “apoyar la causa” y afirmó que “aunque en mi pueblo se defiende mayoritariamente el recrecimiento, creo que hay que valorar otras alternativas”.

También destacó la gran afluencia de gente joven en esta edición, como reconoció Ainhoa, guipuzcoana de 33 años, y que lleva cuatro años acudiendo. Coincidió también en el “alto nivel” de las charlas y señaló el “valor añadido de hacerlo aquí, ya que en Euskal Herría hay mucha tradición en estos festivales pero aquí es más marginal y, por tanto, más complicado”. A Pedro, de 48 años y de Zaragoza, también le agradó ver “gente más joven entre los asistentes, que al final son gente nueva que se incorpora al festival”. Para él es una cita obligada, “aquí aprendí cómo lo económico afecta a lo ambiental”. Una de esas primeras asistentes, Ainhoa, de 18 años y estudiante de comercio internacional en Barcelona, fue rotunda al afirmar a AraInfo que “quedan pocos así, no me arrepiento de venir y seguro que repito”.

AraInfo también recogió la impresión de dos imputados en los incidentes tras el concierto nazi en el Hogar Social de Las Fuentes, en Zaragoza, y que asistieron por primera vez a Artieda. De 20 y 21, les piden entre 12 y 10 años de cárcel, y se han llevado a Zaragoza el “apoyo de la gente y muchos consejos. Creemos que lo nuestro también es un juicio político, también tenemos incertidumbre, como la tenían los 8 de Yesa, y hemos visto que no estamos solos en la lucha contra el fascismo”. Además, se sorprendieron del “nivel de las charlas y el buen ambiente en general”.

21 julio, 2016

Autor/Autora

Roberto Seral Marcén. Colaborador de AraInfo. @SeralRoberto


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR