Exigen al Gobierno de Aragón que publique el número de casos positivos y confinados centro a centro, tanto de alumnado, como de profesorado

Según STEA, en los centros de enseñanza de Aragón “se propaga la COVID-19”. “En torno a 3.000 alumnos y alumnas han dado positivo desde el inicio de curso”, apuntan.

datos educación

Con tasas de trasmisión comunitaria tan elevadas como las actuales en Aragón, está garantizado que el virus llega a los centros educativos, convirtiéndose a su vez en foco de propagación de la enfermedad – el transporte escolar, "madrugadores", comedor, recreos y desdobles de asignaturas convierten en una quimera las "aulas burbuja"-, según explican desde STEA.

"Resulta chocante que en la Fase 2 (Decreto-Ley 7/2020, de 19 de octubre, del Gobierno de Aragón) en Aragón no se permitan aforos superiores a las 20 personas en eventos sociales en espacios interiores, pero no es una medida de aplicación en la enseñanza. Incoherencia absoluta, como lo es que en el transporte escolar no se limite el aforo. Aunque existe una fuerte resistencia oficial a reconocer brotes en los centros educativos al sur de los Pirineos –tanto por nuestra ministra, como por nuestro consejero-, en Francia las autoridades han reconocido ya más de 400 brotes".

Ante el confinamiento perimetral de Zaragoza, Uesca y Teruel que ha comenzado este jueves, 22 de octubre, como consecuencia de la elevada transmisión comunitaria, desde STEA denuncian que, "con los datos que disponemos recogidos en nuestras visitas a los centros o suministradas por nuestra afiliación, estamos en condiciones de poder afirmar que en torno a 3.000 alumnos y alumnas de la enseñanza no universitaria se han visto afectados por la COVID-19".

Desde esta formación sindical exigen al Gobierno de Aragón que haga lo mismo que la Generalitat catalana, "que publica el número de casos positivos y confinados centro a centro, tanto de alumnado, como de profesorado y personal de administración y servicios (PAS)". "No pueden ampararse en la 'protección de datos' en Aragón para ser menos transparentes, dado que la normativa al respecto es común al conjunto del país y cada comunidad siguiendo un criterio político, que no legal, es más o menos transparente. Algunas, como Madrid, todavía son más opacas que Aragón. Tres respuestas políticas diferentes bajo el mismo marco legal", aseveran.

En Aragón se publican las aulas confinadas en los centros –casi todas en los colegios-, pero en los institutos "la opacidad es casi absoluta" en relación al número de personas afectadas, "dado que rara vez se confina ningún grupo, por presumirse que en los mismos el alumnado hace un uso adecuado de las mascarillas, cuando hemos detectado centros con más de 30, 40 o 70 casos desde el inicio de curso".

"Por los datos de que disponemos el alumnado en los institutos se contagia más que en los colegios. Las familias tienen derecho a saber lo que ocurre realmente en los centros, y también quienes trabajan en los mismos, por estar expuesto el alumnado, profesorado y PAS al riesgo de contraer la COVID-19, por su salud y la de las personas vulnerables que puedan convivir en su hogar", añaden desde STEA.

Finalmente, denuncian que "en las academias privadas, autoescuelas y enseñanzas no regladas a partir del próximo lunes, con el paso a Fase 3 (Decreto-Ley 8/2020), el aforo se limitará al 30% y en las bibliotecas al 25%, mientras que para los centros de enseñanza reglada no está prevista ninguna medida adicional de protección al pasar al nivel 3 todo Aragón".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies