Mundo

Evo Morales, reelegido presidente de Bolivia en primera vuelta

El presidente de Bolivia, Evo Morales, resultó electo por cuarta vez en las elecciones del domingo. De acuerdo con los resultados oficiales Morales (candidato del Movimiento Al Socialismo), obtuvo los votos suficientes para ganar la presidencia en la primera vuelta electoral al superar la barrera del 10% de diferencia frente al opositor Carlos Mesa.
| 21 octubre, 2019 09.10 | Última modificación: 22 octubre, 19.55 horas
Evo Morales, reelegido presidente de Bolivia en primera vuelta
Morales durante un acto de campaña. Foto: MAS

«Cada día empezamos a trabajar antes de las 5 de la madrugada y terminamos después de medianoche. A diario entregamos obras en tres y hasta cinco departamentos. No quiero ser el mejor Presidente de la historia de Bolivia, quiero ser Presidente de la mejor Bolivia de la historia», dijo recientemente el mandatario indígena sobre una eventual reelección.

El Tribunal Constitucional boliviano autorizó en noviembre del 2017 la repostulación de Morales en los comicios presidenciales que se celebraron este 20 de octubre. Morales aspira a mantener a la nación como líder del crecimiento económico de América Latina y referente en cuanto a la distribución de las riquezas.

Entretanto, la jornada electoral del domingo se desarrolló con normalidad, de acuerdo con los reportes del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Además, la votación estuvo acompañada por 200 observadores de organizaciones internacionales.

Más de 7,3 millones de bolivianos estaban habilitados para votar este domingo, y renovar los cargos de presidente, vicepresidente y legisladores para el periodo (2020-2025), rumbo a la celebración del Bicentenario en homenaje a la fundación de Bolivia.

La incertidumbre llegó en las 24 horas siguientes. El actual presidente Evo Morales y el candidato de la alianza política Comunidad Ciudadana y expresidente entre 2002 y 2005 Carlos Mesa, se disputaban la presidencia en un mandato de cinco años. Con el 83% de los votos escrutados, Morales ganaba con un 45,3% y Mesa un 38,2%.

Fue entonces cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió, sin explicaciones, el escrutinio preliminar. Según Mesa, la intención de Morales era evitar una segunda vuelta electoral, circunstancia que se da solo si los dos candidatos más votados tienen menos de 10 puntos de diferencia.

48 horas después del recuento oficial de votos, el resultado final indicaba un 46,86% de los votos para Morales y un 36,73% para Mesa. 10 puntos justos que dan la victoria final a Morales en la primera vuelta, sin necesidad de una segunda.

El Gobierno niega el fraude electoral denunciado por la oposición y llama a la OEA a realizar una auditoría

Este martes, el canciller de Bolivia, Diego Pary, ofreció una conferencia de prensa para explicar la visión oficial en relación con el resultado de las elecciones generales celebradas el pasado domingo y las distintas reacciones generadas.

Pary negó el fraude electoral que denuncia la oposición y señaló «que no pueden alegar que no conocen los resultados de los diferentes recintos electorales, los delegados tienen una copia de los resultados electorales en cada centro. Este mensaje es malintencionado con el fin de desestabilizar».

El canciller informó que el gobierno está solicitando a la Organización de Estados Americanos (OEA) una auditoría ofreciendo toda la apertura para que los resultados se puedan transparentar. Pary condenó las posturas que llaman a la violencia en el país y los diversos ataques registrados a instituciones públicas, según informa TeleSur.

El propio Morales aseguraba: «Tuvimos una reunión muy productiva con observadores, delegaciones diplomáticas, de la Unión Europea y la OEA para escuchar y responder a sus preocupaciones. Les reiteramos la invitación a que fiscalicen todo el proceso de cómputo de votos, acta por acta, con todas las garantías».

Por su parte, la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, María Eugenia Choque, expresó: «Condenamos la violencia, condenamos el ataque al patrimonio del Estado boliviano y de los bolivianos (…) Los resultados no son fraudulentos porque cada uno de los ciudadanos de organizaciones políticas nos han seguido».

La Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) hizo un llamamiento a defender la victoria del presidente, Evo Morales, en las elecciones celebradas el domingo, ante las amenazas de la oposición de no reconocerla. En este sentido, ha declarado un estado de emergencia que implica movilizaciones pacíficas en rechazo a las acciones de la derecha.

Este miércoles, Morales denunciaba ante el pueblo boliviano y el mundo que «está en proceso un golpe de estado que ha sido preparado por la derecha con apoyo internacional». «Hago un llamado a organismos internacionales a defender la democracia», ha expresado el mandatario para añadir: «No vamos a buscar la confrontación pero vamos a defender la democracia».

21 octubre, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR