#8MHuelgaFeminista  Movimientos

EULEN despide a una trabajadora que participó en la huelga del 8 de marzo

La notificación se alega que la falta corresponde a una coacción hacia sus compañeras para que no comunicasen que faltó a su puesto de trabajo el día 8 de marzo, pero la propia empresa deja “implícito” que tenía que avisa. Los y las trabajadoras no están obligadas a comunicar ni a la dirección ni al comité de empresa que va a secundar la huelga.
| 18 julio, 2019 07.07
EULEN despide a una trabajadora que participó en la huelga del 8 de marzo
Foto: AraInfo.

El 16 de julio, Lourdes Abarca, de la Asamblea 8M Zaragoza, recibió la comunicación de su despido de la empresa de limpieza EULEN S.A. por una supuesta falta grave. Sin embargo, desde el PCE Aragón, aseguran que esta falta responde a una represalia por ejercer su derecho a huelga el 8 de marzo de 2019.

Si bien en la notificación se alega que la falta corresponde a una coacción hacia sus compañeras para que no comunicasen que faltó a su puesto de trabajo el día 8 de marzo, la propia empresa parece dejar “implícito” que Lourdes tenía que avisar de que iba a ejercer su derecho a huelga.

Según relataba la carta, la empresa asegura que “no acudió a su puesto de trabajo el 8 de marzo de 2019. Sin embargo, lejos de justificar su ausencia o de llevar a la práctica su derecho a huelga, lo que hizo fue advertir a sus compañeras de que se atuvieran de las consecuencias si comunicaban a la empresa que ese día no había ido a trabajar”.

Cabe destacar que los y las trabajadoras no están obligadas a comunicar a la dirección ni al comité de empresa que va a secundar la huelga. Asimismo, están exentos y exentas de contestar si se les pregunta si van a asistir o no al trabajo.

Por desgracia, está vulneración del derecho fundamental a huelga no es la única, señalan desde el PCE Aragón, “tras la histórica jornada del 8M se sucedieron numerosos casos que no hacen si no evidenciar que las reivindicaciones del movimiento feminista están ciertamente generando una crisis al sistema capitalista patriarcal”.

La actualidad en la agenda política de las exigencias de igualdad pone sobre la mesa la denuncia de un sistema que se sostiene gracias a la precarización y explotación de la clase trabajadora, y añaden: “Para la sostenibilidad económica de este sistema capitalista se necesita de mano de obra barata en unas ocasiones y gratuita (e invisible) en otras. Mano de obra que asuma reproducir la vida y cuidarla sin que se remunere o valorice, mano de obra que asuma trabajos feminizados, especialmente mal pagados, como en este caso el trabajo de limpieza”.

No es casualidad, además, que sea la empresa Eulen quien lleve a cabo este despido en concreto, “a todas luces nulo”, señalan. Eulen es un entramado de empresas dedicadas asumir la externalización de servicios, como en este caso la limpieza de instalaciones públicas “por lo que vemos, una vez más, que el trasvase de dinero púbico a empresas privadas no sólo implica una pérdida de eficiencia en la gestión pública, si no conlleva despidos, pérdida de derechos de los y las trabajadoras, más precariedad laboral, etc”.

18 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR