Estos son tus derechos si viajas este verano en autobús o autocar

El reembolso del billete en caso de retraso en la salida o su cancelación, o la responsabilidad de hasta 450 euros por pieza en caso de pérdida de equipaje son parte de los derechos de las personas que viajan en autobús o autocar

autobús autocar por dentro
Foto: Annie Spratt (Unsplash)

El reembolso del billete en caso de retraso en la salida o su cancelación, o la responsabilidad de hasta 450 euros por equipaje perdido, son parte de los derechos que tienen las personas usuarias de autobús o autocar. Un medio de transporte muy popular en estas fechas estivales, por lo que nunca está de más recordar nuestros derechos cuando se nos desplazamos por medio de estos servicios.

Las vacaciones de verano comienzan de forma generalizada a principios del presente mes de julio, por lo que muchas personas inician sus desplazamientos a sus destinos vacacionales en diferentes medios de transporte, como el autobús o el autocar.

Por ello, desde la Unión de Consumidores y Consumidoras de Aragón informan (UCAragón) sobre los derechos de los pasajeros y pasajeras de autobús y autocar que se aplican a los trayectos con origen o destino en un estado de la Unión Europea; principalmente, a los servicios regulares de larga distancia, en el caso de la distancia programada del servicio (no de un viaje individual) que sean iguales o superiores a 250 kilómetros.

Su regulación está en el Reglamento (UE) nº 181/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de febrero de 2011, sobre los derechos de los viajeros en autobús y autocar, y en la Ley 16/1987, de 30 de julio, de ordenación de los Transportes Terrestres.

 Derechos en caso de retraso o cancelación

En caso de retraso o cancelación, las personas viajeras tienen una serie de derechos.

Existe el derecho a información adecuada y oportuna sobre la situación mientras dure la espera.

Si ha reservado un servicio de largo recorrido, es decir, de más de 250 kilómetros, y este se cancela o la salida se retrasa más de dos horas, podrá optar entre: el reembolso de su billete y, en su caso, el viaje de vuelta a su primer punto de partida, por ejemplo, si el retraso o la cancelación le impiden cumplir el propósito de su viaje; el transporte, en condiciones similares, hasta su destino final, tan pronto como sea posible y sin coste adicional, o, si no se le da a elegir en el momento mismo, puede reclamar más tarde y exigir el reembolso del billete más una indemnización equivalente al 50% de su precio.

Si ha reservado un servicio de largo recorrido (más de 250 kilómetros) y duración prevista de más de tres horas y se cancela o su salida se retrasa más de 90 minutos, tendrá derecho a comida y bebida, en función del tiempo de espera o retraso, y hasta dos noches de alojamiento de un coste máximo de 80 euros por noche; la empresa transportista no está obligado a procurarle alojamiento si el retraso se debe a condiciones meteorológicas extremas o a una catástrofe natural.

Derechos en caso de avería del autocar durante el viaje

El transportista facilitará bien la continuación el servicio con otro vehículo desde el punto en el que se encuentre el vehículo averiado, o bien transporte desde el punto en que se encuentre el vehículo hasta un punto de espera o una estación adecuados desde donde sea posible la continuación del viaje.

Pérdida o daño del equipaje que no sean consecuencia de un accidente

En la legislación española se establece que la responsabilidad por los daños o pérdidas que sufran los equipajes estará limitada a 450 euros por pieza. Todo ello salvo que expresamente se pacten unas cuantías o condiciones más favorables para las personas que viajan.

Este supuesto no está regulado en el Reglamento comunitario, pero si en la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres española.

¿Cómo reclamar?

Las personas que viajan pueden presentar reclamaciones al transportista en los tres meses siguientes a la fecha en que se haya prestado o se hubiera debido prestar un servicio regular. En el mes siguiente a la recepción de la reclamación, la empresa transportista debe notificar a usuarios y usuarias que su reclamación se ha admitido, se ha desestimado o todavía se está examinando. También deberá proporcionar la respuesta definitiva en un plazo de tres meses a partir de la fecha de recepción de la reclamación.

Los plazos citados no se aplican a las indemnizaciones por fallecimiento, lesiones personales, pérdida o daño del equipaje en caso de accidente.

En caso de que se infrinja el Reglamento, los pasajeros y pasajeras pueden presentar reclamaciones ante el organismo de aplicación estatal competente. En el Estado español, los organismos de aplicación del Reglamento son el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y los Departamentos de Transporte de los territorios, cada uno en su ámbito competencial.

En caso de que la empresa de transportes no acceda a lo solicitado en la reclamación, se puede plantear una reclamación ante las Juntas Arbitrales de Transporte. Se puede hacer una reclamación ante la Junta Arbitral del Transporte de Aragón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies