Espiello encara su recta final

Con los actos de homenaje al cineasta aragonés Carlos Saura, como principal actividad, el prestigioso Festival Espiello encara su recta final. Reproducimos un resumen de la rueda de prensa realizada por el -como gusta definirse- fotógrafo, documentalista y cineasta. [Boltaña] . -“Muy contento de estar en Espiello, en Huesca y de recibir este homenaje”. Así se sentía ayer tarde el director de cine Carlos Saura que hizo un alto en la capital altoaragonesa de camino a Boltaña, donde hoy recibirá el homenaje de Espiello, X Festival Internacional de Documental Etnográfico de Sobrarbe y recogerá la “Siñal d’onor Espiello 2012”. En …

Con los actos de homenaje al cineasta aragonés Carlos Saura, como principal actividad, el prestigioso Festival Espiello encara su recta final. Reproducimos un resumen de la rueda de prensa realizada por el -como gusta definirse- fotógrafo, documentalista y cineasta.

[Boltaña] . -“Muy contento de estar en Espiello, en Huesca y de recibir este homenaje”. Así se sentía ayer tarde el director de cine Carlos Saura que hizo un alto en la capital altoaragonesa de camino a Boltaña, donde hoy recibirá el homenaje de Espiello, X Festival Internacional de Documental Etnográfico de Sobrarbe y recogerá la “Siñal d’onor Espiello 2012”.

En la rueda de prensa que ofreció en la ciudad en la que nació en 1932, Carlos Saura parecía sentirse en casa. Minutos antes visitó el Parque Miguel Servet de Huesca donde volvió a fotografiar las famosas Pajaritas de Ramón Acín, unas esculturas que apasionan a Saura. Hijo de madre oscense y de padre murciano se referió así mismo como “soy una coproducción. Entre el Mediterráneo y Aragón, aquí estoy yo, con más de 40 películas, 7 hijos y 80 años. Creo que ya he cumplido con la vida”. En un ambiente muy distendido, Carlos Saura constató su entusiasmo por viajar al Pirineo, a Boltaña y a Espiello.

Hoy en Espiello se proyectará “Cuenca” (1958), su primera obra cinematográfica y “mi primer documental. Tardé en rodarla un año, sólo con mi cámara”. De su filmografía se refirió a títulos como “Iberia”, “Sevillanas” o Flamenco” como “los trabajos que rozan más este género, un tipo de documental que he practicado fundamentalmente en mis musicales”.

Fotógrafo, documentalista y cineasta. De este modo y en este orden, Carlos Saura considera sus ámbitos profesionales que también se amplían a la pintura y a su pasión por la música, “es la mitad de mi vida”.

A sus 80 años transmite una enorme ilusión y muchas ganas de trabajar. “Me parece un milagro. De niño cuando veía a mi padre con 30 años me parecía viejísimo. Comparto con Buñuel la idea de que la mejor etapa de la vida va de los 40 a los sesenta y tantos”.

“33 días”

“Mañana por la mañana ya empezaría el rodaje de “33días”, su próxima película que comenzará a rodar en septiembre sobre el “Guernica” de Picasso, con Antonio Banderas y Gwyneth Paltrow. “Fue Antonio Banderas quien me propuso a Gwyneth Paltrow, una actriz con la que él no había trabajado y que, además habla un perfecto castellano y también francés, además de ser una maravillosa actriz”. En esta película, Carlos Saura desgranará el tiempo y el proceso que siguió Picasso para pintar este cuadro”.

No le gusta hablar de proyectos futuros, pero comentó que tiene en marcha un musical en Argentina, otro en Cuba y una obra de teatro de baile y “hacer fotografía”. Allá donde va le acompaña su cámara de fotos. “De pequeño le robé una cámara a mi padre (por cierto, era muy mala, manifiesta) porque estaba enamorado de una niña de Madrid y como era tímido y no me atrevía a hablarle le hice una foto en El Retiro”. También practica casi a diario la pintura, “pero lo hago rápido, no pierdo tiempo como mi hermano, entre otras cosas porque no tengo paciencia para hacer algo con lentitud. Sólo tengo paciencia para el cine, todo lo demás lo hago rápido”.

“El cine se ha democratizado”

Durante seis años, Carlos Saura fue profesor de la Escuela de Cine. “La evolución de la tecnología permite en este momento rodar una buena película con una pequeña cámara. El cine se ha democratizado tanto como la fotografía. Yo hice “La Caza” con cuatro actores y cuarenta conejos y salió muy bien”. No descarta en un futuro rodar una película en su casa con tres o cuatro personas. “Con tan sólo eso se puede lograr una gran película. Ahora vivimos un tiempo ideal para hacer un cine personal”.

Consciente de la complejidad del momento actual, Saura apuesta por “preparase para superar el vendaval. El pesimismo reinante es un peligro enorme. Yo no lo viví ni en la Guerra Civil, entonces había optimismo. Hay que defender la cultura como sea y… ¡la jota!”, concluyó.

Festival Internacional de Documental Etnográfico de Sobrarbe.

Espiello

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies