#alternativasenredadas  Economía

Especial Alternativas enredadas: Hernán de la Ciutat Invisible

Continuamos este especial en AraInfo, como nos indicó Ferrán de Som Energía (y muchas “gorras” más) con Hernán. Hemos charrado con Ferrán y nos ha dicho “tienes que hablar con Hernán, que es parte de una cooperativa que se llama La Ciutat Invisible y, como él nos ha contado que acompaña a algunas cooperativas más...
| 26 noviembre, 2011 09.11

Continuamos este especial en AraInfo, como nos indicó Ferrán de Som Energía (y muchas “gorras” más) con Hernán.

La Ciutat Invisible

Hemos charrado con Ferrán y nos ha dicho “tienes que hablar con Hernán, que es parte de una cooperativa que se llama La Ciutat Invisible y, como él nos ha contado que acompaña a algunas cooperativas más jóvenes, nos ha dicho “esta es de las primeras que asesoré y es gente muy maja”. Cuando hemos comprobado que “ese Hernán” eras tú, me he dicho, “si este mozo lleva todo el día en la Trobada de Coop57 moviéndose de aquí para allá”. Y te hemos visto en el puesto de libros. Cuéntanos, Hernán, en primer lugar, ¿qué es La Ciutat Invisible, proyecto en el que estás implicado?

 La Ciutat Invisible es un proyecto casi rizomático, porque empezó siendo una pequeña asociación cultural que distribuía libros y cuatro camisetas que con lemas reivindicativos. Y eso acabó convirtiéndose en lo que es ahora, una librería especializada en crítica, tanto narrativa como géneros, salud, crianza, educación popular, movimiento obrero,… y luego tenemos toda nuestra línea de camisetas propias con diferentes temáticas. Y esto nos ha servido un poquillo a lo largo de los años para que cada uno de los socios de la cooperativa nos pueda satisfacer más, según nuestras inquietudes.

La cooperativa, entonces, la compone desde una chica que es periodista a un antropólogo, un politólogo, un sociólogo, un diseñador gráfico y dos ingenieros químicos, entre los que estoy yo, que acabo haciendo de contable.

Yo creo que estaba muy bien tener la tienda abierta de cara al público, una librería de referencia, y esta plataforma te permite, poco a poco, asentar unas bases para que podamos ir avanzando en lo que más nos gusta. Nos ha permitido, con el paso del tiempo, acabar siendo también una editorial, con todo lo que tiene de producción una editorial. Sacamos títulos de otros autores pero también libros que hemos escrito nosotros. Sobre todo, el de las cooperativas obreras de Sants, que es una investigación exhaustiva sobre las cooperativas en este barrio. Empezamos con la exposición (que se pudo ver en Les Cotxeres de Sants durante el encuentro de Coop57) y cuando nos dimos cuenta del material que había y la cantidad de historias que había, nos salió un libro que queríamos hacer de unas 150 páginas y hemos acabado haciendo uno de 300.

 Y, si no me equivoco, el “Que pagui Puyol” también lo editastéis vosotros.

 Sí y funcionó muy bien. Empezamos con una edición en catalán y sacamos la primera, con 1.500 libros, en castellano. Estuvimos en Zaragoza presentándolo en Arrebato. También en Madrid y otras ciudades del estado y dentro de Catalunya. Empezamos con este libro como editorial, el año pasado, y en este tiempo ya hemos sacado el “Que pagui Puyol” en catalán, su versión en castellano (que requirió algunos cambios de maqueta), el de las cooperativas de Sants (que es totalmente factura propia) y ahora estamos con el semanario de comunicación popular La Directa, que es un proyecto de periódico y página web de noticias. Estamos también con otra de las cooperativas que está trabajando en el encuentro de Coop57, que es Claraboia Audiovisual y con personas concretas estamos haciendo un libro, el que creemos es el primer libro de “Tweets” que se va a publicar. Es una recopilación de “Tweet” de todo el período que va desde el 15M hasta la manifestación del 19J.

 Será como los nuevos haikus, ¿no?

 Un poquito así. Hemos recopilado fotografías de un montón de gente diferente. Es un libro que se va a componer de imágenes, 1.700 fotografías, y una búsqueda muy exhaustiva entre la producción ingente de Twitters que hubo. Tal y como ponías “#acampada15M” te salían 2.500.000 resultados, empezabas a pasar páginas con lo que la gente había escrito y te das cuenta de la brutalidad de la imaginación post-funcional y de la capacidad de que este sea nuestro tercer libro como editorial.

 Supongo que ahí se verá la variedad temática dentro del 15M.

 ¡Claro! Yo creo que eso es reflejo de los intereses de todos nosotros. En el libro de las cooperativas se puede encontrar mucho, hay toda una parte de investigación periodística, de cómo funcionaban económicamente, las primeras experiencias de trabajo cooperativo,… y ahí ya vas viendo los intereses que tiene cada uno. Yo creo que eso es lo que nos define. En un marco general de precariedad y de muros que no permiten el florecimiento de los negocios, lo que nos compensa mucho es que nos hemos podido hacer un pequeño lugar. De tu jornada laboral sabes que la mitad te estás dedicando a mantener esta plataforma que decíamos (una librería de referencia), pero la otra media jornada intentamos que todo sea algo que nos realicemos como colectivo.

 La librería está en el barrio de Sants, donde estamos ahora mismo. Como actividad económica, ahora mismo con esta crisis, vender libros se me antoja una actividad compleja. ¿Os da?

 Es una actividad compleja, con poco margen. Nos da para una parte. Como te decía, yo creo que también la especialización es a nivel profesional, retroalimentas lo que te gusta con lo que necesitas. Por eso estamos haciendo también servicios básicos para terceros, servicios editoriales para terceros,… la investigación sobre cooperativas de Sants queríamos que fuera bien hecha y nos ha abierto trabajar con la Fundación Roca i Galés, que es una de las fundaciones propias del cooperativismo catalán, que agrupa a algunas de las cooperativas históricas que quedan en Catalunya. Tiene un archivo impresionante de lo que es prensa cooperativa, publicaciones cooperativas y así. Ellos han empezado una serie de libros (van por el número 22, me parece) sobre personajes históricos claves en el movimiento cooperativista catalán. Y nos han encargado a nosotros que hagamos el próximo libro que van a sacar en esta colección.

Es lo que te decía, el libro da para una parte. Intentamos que cada una de las cosas, igual que la serigrafía textil que hacemos nosotros y producimos nosotros, nos permita trabajar también para terceros. Y trabajar para terceros supone trabajar para el colectivo súper colega, con el que te enrollas y tal, o con, por decirlo de alguna manera “talleres Jose”. Es decir, alguien que viene, un cliente del barrio que te pide presupuesto para una serigrafía. Tienes que rascar de todos los lados.

 Hernán, ¿cuál es tu relación y tu vinculación con Coop57, esta cooperativa de servicios financieros éticos?

 Llevo unos tres años vinculado a Coop57. Participo en la estructura porque me pescaron.

 Ferrán ha dicho lo mismo,…

 Sí. Yo creo que una de las cosas que intenta Coop57 es reflejar, tanto en su estructura técnica como en su estructura política, la diversidad que componen las trescientas y pico entidades que están agrupadas en Coop57, los ámbitos diferentes en que trabajan, las sensibilidades diferentes que hay,… y eso se refleja también en sus órganos de decisión.

En ese sentido, yo llevo militando muchos años en este barrio en un centro social okupado, en colectivos, organizando fiestas populares,… un montón de cosas diferentes. Yo creo que, al estar en una cooperativa, y también dentro de lo que podíamos llamar movimientos sociales alternativos, Coop57 hizo una apuesta en esta realidad de proyectos que precisan de sus servicios financieros. Y de esa realidad querían incorporar a gente representativa, con contactos o que pueda abrir miras por ahí. Llego la propuesta de formar parte del Consejo Rector de la sección de Catalunya, acepté y, como nos pasa a la mayoría de las personas que somos militantes, somos especialistas en liarnos. Esto llevo a que al cabo de unos pocos meses yo estuviera en la comisión delegada de Catalalunya (la que prepara las asambleas) y posteriormente también en el Consejo Rector del estado y en la comisión delegada del global de Coop57.

Y como somos especialistas la gente que estamos en colectivos de organizar este tipo de historias, está claro que cuando te dicen que hay que montar un encuentro para que todo el mundo tenga su espacio para discutir, para hablar, para resolver los problemas de hoy, pues dices, “venga, va, que lo hacemos en mi barrio”. Y acabas generando una liada como está siendo estos días, jeje.

 Para rematar, Hernán, ¿se te ocurre alguien para enredar otra entrevista?

 Yo creo que sería interesante que hablaras con Raimón de Coop57.

¡A por él nos vamos! En unos días, os ofreceremos la siguiente “Alternativa enredada”, a partir de la entrevista a Raimón de Coop57.

Antes, os dejamos con unos enlaces, a partir de lo que nos ha comentado Hernán. Os mandamos a los espacios de sus propios proyectos, pero también a otras iniciativas aragonesas, como Simbiosis o La Pantera Rossa, que trabajan en campos parecidos y con funcionamientos cercanos a los que nos comentaba Hernán:

Coop57: http://www.coop57.coop/

La Ciutat Invisible: http://laciutatinvisible.coop/

Claraboia Audiovisual: http://www.claraboia.coop/

Fundació Roca i Galés: http://www.rocagales.org/

Simbiosis: http://www.simbiosist-shirts.com/web/

La Pantera Rossa: http://www.lapanterarossa.net/

26 noviembre, 2011

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR