#absolución8deYesa  Movimientos

“Esfender a tierra no ye delito”, absolución para los 8 de Yesa

Este domingo 22 de mayo a las 12.00 horas tendrá lugar una manifestación en Zaragoza como muestra de apoyo a los 8 de Yesa, que serán juzgados el lunes. Las penas que se les imputan se traducen en 36 años de cárcel y 300 días, más una indemnización de 22.000 euros por resistirse a una brutal carga de la Guardia Civil durante una protesta pacífica en Artieda
| 20 mayo, 2016 20.05
“Esfender a tierra no ye delito”, absolución para los 8 de Yesa
7 de los 8 de Yesa recogiendo el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

El 10 de octubre de 2012, los vecinos y vecinas del pueblo de Artieda se movilizaron para impedir el paso a los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro. La misión de los funcionarios, el levantamiento de actas para ejecutar la expropiación de 60 hectáreas de tierra pertenecientes al pueblo, para la construcción de un camino que no ocuparía más de seis hectáreas. La protesta pacífica fue reprimida con extrema dureza por parte de los efectivos de la Guardia Civil. Resultado, decenas de personas heridas.

La ‘valentía’ con la que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado actuaron, las imágenes hablan por sí solas, y equipados con trajes antidisturbios, porras y escudos, no consiguieron su objetivo y se encontraron con la firmeza y la resistencia de los vecinos y vecinas de Artieda, que al grito de “¡El pueblo unido jamás será vencido!” repelieron la lluvia de golpes lanzada por quienes tenían las armas.

Las palabras de una vecina de Artieda, que estuvo en el momento de la carga, dejan bien claro que la reivindicación por la que se mantiene la lucha es absolutamente legítima. “Lo único que hicimos fue intentar parar una barbarie, porque al final nuestra tierra es la que nos da de comer”, en referencia a las consecuencias que implicarían el recrecimiento del pantano de Yesa.

Artieda, un pueblo situado al norte de Zaragoza y enclavado sobre una colina frente al río Aragón, entre Mianos y Ruesta, tiene como única base de subsistencia para su economía la agricultura y la ganadería. Uno de los motivos principales por los que el recrecimiento del pantano de Yesa resultaría un golpe mortal para sus intereses más fundamentales. A esto hay que sumar los peligros, advertidos en multitud de informes técnicos, que desaconsejan las obras del embalse por la inestabilidad de las laderas adyacentes.

Más de tres años y medio después de aquellos acontecimientos, la realidad nos coloca en una situación en la que 8 personas que allí protestaron de forma pacífica, van a ser juzgadas por alteración del orden público y resistencia y agresión a la autoridad. En las imágenes se demuestra con claridad quienes fueron los que ejercieron la fuerza y no son precisamente los vecinos y vecinas de Artieda.

“Realmente los que nos pegaron fueron ellos, nosotros simplemente estábamos en la carretera, vinieron y nos agredieron brutalmente sin mediar palabra. Esto se puede confirmar con los partes de lesiones certificados por el Centro de Salud”, manifestaba Miguel Palacín, integrante de los 8 de Yesa, un año después de los hechos acaecidos.

Tal y como reza el manifiesto suscrito por la Plataforma de apoyo a los 8 de Yesa, “queremos demostrar que los 8 de Yesa no somos sólo ocho. Que somos muchos más. Que éramos muchos más los que estábamos allí. Que no estamos solos y que podemos contar con miles de ciudadanos y ciudadanas sensibles ante lo injusto, venga de donde venga”.

Y continúa, “nadie que pacífica y dignamente luche por defender derechos tan fundamentales como la vivienda y el trabajo, debería estar perseguido por la justicia. Ni aquí ni en ningún lugar del mundo. Por ello, no vamos a descansar ni un minuto hasta que los 8 de Yesa, nuestros 8, estemos libres de toda pena. Porque no somos delincuentes, somos inocentes. Porque la dignidad no es un delito”.

Por estos motivos y de cara al juicio que se celebrará el próximo lunes día 23 de mayo en el que se juzgarán a los 8 de Yesa, se ha convocado una concentración en Zangotza el sábado 21 de mayo a las 12.00 horas en las puertas del Ayuntamiento, y una manifestación en Zaragoza al día siguiente, el domingo 22 de mayo, bajo el lema “Esfender a Tierra no ye Delito”.

La manifestación está convocada a las 12.00 horas frente a la sede de la Confederación Hidrográfica del Ebro, en paseo Sagasta, desde donde partirá para terminar su recorrido en la Plaza del Pilar. Arriel Domínguez, una de las personas imputadas ha querido recordar, “que esta vez no se trata de Yesa Sí o Yesa No, ahora nuestros derechos han sido pisoteados y nos enfrentamos a penas de cárcel simplemente por participar en una protesta pacífica y por haber sido víctimas de un ataque”.

También ha querido señalar, “ahora necesitamos mucho más apoyo porque el lunes se va a abrir la puerta de la cárcel delante nuestra y depende mucho de que recibamos el suficiente apoyo social para que esa puerta se cierre y nosotros nos quedemos fuera, libres”.

Ya el lunes 23, a las 10.00 horas, se celebrará la vista oral en la Sala del Juzgado de lo Penal número 1 de Zaragoza, en el Edificio Fueros de Aragón situado en Avenida de Ranillas. Un juicio que será recordado durante el paso de los años como símbolo de un ataque directo contra la dignidad de los pueblos y de sus habitantes.

8 de Yesa, 8 razones
20 mayo, 2016

Autor/Autora

Redactor. Integrante del Consello d’AraInfo. @mr_belbedere


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR