Política

EQUO reivindica en Europa “la era post carbón”

“La época dorada de la minería ha terminado, necesitamos el empuje, la solidaridad y la unidad que caracterizó a los mineros para decidir un rumbo sostenible a largo plazo”, afirmó el diputado en Madrid de Alto Aragón en Común (Podemos / EQUO), Jorge Luis Bail, durante un acto en Bruselas
| 13 febrero, 2017 11.02
EQUO reivindica en Europa “la era post carbón”
Bail en una imagen de archivo. Foto: Clara Asín

El pasado día 8, EQUO-Primavera Europea organizó en el Parlamento Europeo la conferencia ‘Un futuro postcarbón para las cuencas mineras’, donde reivindicaron la necesidad de poner en marcha “la transición justa y ecológica de nuestras economías”.

A esta cita acudieron personajes relevantes en este tipo de desarrollo como el alcalde de la localidad minera francesa de Loos-en-Gohelle, Jean-François Caron, y de la griega Kozani, Eleftherios Ioannidis, además del Eurodiputado de EQUO Florent Marcellesi, el coordinador de EQUO en Aragón, Nacho León y el Diputado de Alto Aragón en Común y militante de EQUO, Jorge Luis Bail. Dicho acto finalizó con una invitación abierta a crear una red de pueblos postcarbón y “abordar así la reconversión justa, verde e inmediata de las zonas mineras”.

Marcellesi subrayó que “es necesario superar la muerte del carbón y por tanto urge una reindustrialización”. “Por motivos económicos, ecológicos y de salud, el carbón ya no tiene futuro. Desde un punto de vista económico, las ayudas al cierre de las minas de carbón terminarán a finales de 2018. Desde el punto de vista climático, el Acuerdo de París especifica una línea clara hacia las energías renovables y desde el punto de vista sanitario, la quema del carbón tiene un altísimo un impacto sobre nuestra salud, con el consiguiente coste social y económico”, dijo el eurodiputado.

Por su parte, el coordinador de EQUO en Aragón, León, aseguró que en EQUO apuestan por “una transición ordenada, planificada y participativa” hacia “una economía no dependiente del carbón, reconociendo la labor histórica de los mineros y sus familias”. “Solo contando con los trabajadores mineros y no olvidando la historia minera de los territorios podremos poner en marcha una transición justa y sostenible de las cuencas mineras y dar el paso definitivo hacia los sectores sostenibles. Así, de forma valiente y decidida, pongamos en marcha una economía verde donde los empleos de hoy y mañana son a la vez dignos, seguros y respetuosos del medio ambiente y nuestra salud,” dijo León.

En la conferencia sirvió de ejemplo la transición ecológica emprendida por municipio minero francés Loos-en-Gohelle.

Su alcalde, Jean-François Caron, explicó cómo empezaron a trabajar hace más de 20 años en una reconversión basada en la economía sostenible, convirtiendo este territorio en el centro de ecoactividades más grande del Estado francés. Caron subrayó el trabajo colectivo y la implicación de la población como factores fundamentales en la labor de reconversión. “Fue difícil pero lo principal fue implicar a la población. Se trabajó con la memoria colectiva de la mina, con los sindicatos y las familias”, dijo el alcalde. Los vestigios de la actividad minera en esta localidad están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Por su parte, el alcalde griego del municipio de Kozani, Eleftherios Ioannidis, remarcó la posibilidad de tener “una voz verde dentro de una cuenca minera que da trabajo a 10.000 personas, confirmando que hay espacio para una economía verde y sostenible dentro de los municipios mineros”.

El representante de EQUO en el Congreso español, Jorge Luis Bail, apuntó que “necesitamos que nuestros pueblos y comarcas mineras entiendan que su futuro depende de sí mismos. De entender que la época dorada de la minería ha terminado al mismo tiempo que necesitamos el empuje, la solidaridad y la unidad que caracterizó a los mineros para, con el panorama actual, decidir un rumbo sostenible a largo plazo, planificarlo y empezar. No podemos dejarnos engañar por los cantos de sirena de políticos mediocres y torpes, es hora de hechos, de tejer redes dentro y entre las comarcas mineras para que no nos separen haciéndonos competir por más burbujas especulativas. Son necesarias alternativas reales, basadas en la economía sostenible con sentido en el territorio, pero sólo lo serán si están alineadas con un objetivo sensato y hacemos nuestro el reto de transicionar. Pueblos de Europa lo han conseguido, nosotros también podemos”.

Bail concluyó diciendo que “otra propuesta es o ingenuidad o mentira, y las cuencas mineras no tienen tiempo para ninguna si quieren tener futuro. En esa tarea contarán con nosotras”.

13 febrero, 2017

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR