#conflictoAvanza  Economía  Entrevistas  Portada

Entrevista a Chabier Anadón, presidente del comité de empresa de AUZSA

Compartimos hoy en AraInfo la transcripción por escrito de la entrevista realizada al presidente del comité de empresa de AUZSA, Chabier Anadón, por La enredadera de Radio Topo el pasado domingo 22 de septiembre de 2013, el día anterior al comienzo de la huelga indefinida de los trabajadores de autobuses urbanos de Zaragoza. Podéis escuchar...
| 24 septiembre, 2013 08.09
Chabier Anadón en La enredadera

“El poder económico está por encima del poder político y eso los políticos no lo quieren reconocer”. Chabier Anadón en La enredadera

Compartimos hoy en AraInfo la transcripción por escrito de la entrevista realizada al presidente del comité de empresa de AUZSA, Chabier Anadón, por La enredadera de Radio Topo el pasado domingo 22 de septiembre de 2013, el día anterior al comienzo de la huelga indefinida de los trabajadores de autobuses urbanos de Zaragoza.

Podéis escuchar la entrevista completa en esta enredadera.

Damos la bienvenida a Chabier Anadón, que es una de las personas representantes de los trabajadores de Autobuses Urbanos de Zaragoza, del CUT y representante del Comité de Empresa. Buenas tardes, Chabier.

Tienes el micro abierto para dar a conocer cómo está la lucha por la dignidad y los derechos de los Autobuses de Zaragoza. Un tema que llena portadas, incluso, de periódicos, páginas, tertulias y demás. Y queríamos abrir los micros de una radio libre para que cualquier persona entienda lo que está pasando.

La primera pregunta, Chabier, es obvia. ¿Qué están pidiendo, qué estáis pidiendo los trabajadores de autobuses de Zaragoza?

Estamos pidiendo (independientemente del problema laboral que supone tener 153 compañeros en la calle y una inaplicación del convenio), echar abajo la reforma laboral. Y echar abajo los recortes que el Ayuntamiento ha decidido realizar sobre un servicio esencial para los ciudadanos, como es el transporte colectivo. Eso es lo que estamos reivindicando: que no haya recortes y que no se aplique la reforma laboral que, por cierto, el equipo de gobierno de esta ciudad, el PSOE (que a su vez está apoyado por Chunta e IU), presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional contra esta ley, reforma laboral, que en estos momentos aplica la empresa. Partiendo de esa base, ahora la situación en la que estamos es que, debido a estos recortes que el Ayuntamiento aplicó y ha puesto en marcha a partir del 1 de agosto, la empresa ha tenido el camino suficientemente abonado para aplicar directamente la reforma laboral. Aquí se juntan dos temas importantes: recortes de servicios públicos (en este caso es el transporte) y, por otro lado, aplicación de reforma laboral. ¿Qué estamos haciendo los trabajadores? Sencillamente, defendernos. Porque este problema no lo hemos generado nosotros. Nosotros estábamos tranquilamente trabajando, con nuestro convenio firmado hasta el 31 de diciembre de 2014. Y nos encontramos con que una empresa nos llama y nos dice: “Miren, sobra gente y los voy a despedir, porque lo digo yo. Y el convenio, pues mire, ustedes tienen un convenio que aunque lo he firmado, tampoco lo voy a aplicar, porque la ley me lo permite”. Y ese es el tema. Estamos en pleno conflicto y ahí está el quid de la cuestión: reforma laboral y recortes de un servicio público.

Podríamos decir, Chabier, que lo que está pasando con los autobuses de Zaragoza es un ejemplo concreto de cómo se pueden aplicar las leyes después de reformas como la reforma laboral, y cómo afectan a la clase trabajadora y hacen que reaccionemos como bloque en defensa de nuestros derechos. Es un caso de libro, digamos, ¿no?

Efectivamente. Hay que recordar también que contra la reforma laboral hemos hecho ya dos Huelgas Generales y no hemos conseguido echarla abajo. Y ahora, en estos momentos, la aplican directamente a nuestra empresa, como la han aplicado en otras empresas. La diferencia es que, aquí en Autobuses Urbanos, hay un sindicalismo combativo, una plantilla muy maja (a pesar del continuo movimiento que ha querido hacer la empresa) y, a diferencia de otras empresas, donde ha habido sindicatos que han firmado la reforma laboral, despidos, bajadas de salarios y de convenio, aquí se ha dicho que no, que vamos a pelear y que es injusto que estos compañeros, a pesar de los recortes que hay, vayan a la calle y, sobre todo, en el número que hay, esa cantidad que ha marcado la empresa. Y que la inaplicación del convenio, ese 9% que quiere  bajar del salario la empresa, es totalmente excesivo.

En tu primera intervención, Chabier, has dejado claro que en el Ayuntamiento de Zaragoza gobierna el PSOE apoyado por Chunta Aragonesista e Izquierda Unida. Y que estamos hablando de un servicio público que depende de la gestión municipal del Consistorio. Y que, además, es un servicio fundamental para vertebrar la movilidad en una ciudad. Está el tranvía, las bicicletas, los vehículos privados,… pero el transporte público de siempre, el autobús, ha sido fundamental para que la gente de los barrios pueda ir al hospital, a visitar a sus parientes, a las fiestas y demás. Vosotros, ¿cómo valoráis que está evolucionando el servicio o la movilidad, que al final es de lo que estamos hablando? Está el derecho de los trabajadores, y el derecho de cualquier zaragozano a moverse por la ciudad, ir a ver a su gente, pasear o lo que quieran. Vosotros lleváis una tira de años en esto…

El tema es que en esta ciudad se está especulando con el servicio público, el servicio de transporte colectivo. Si antes se especulaba solo con el autobús, ahora ha aparecido el tranvía. El tranvía supone muchísimo más gasto que el autobús, tanto en mantenimiento, como el coste de realizarlo. Hay una mayor especulación. Y hay que tener en cuenta que hay un denominador común en esto que se llama transporte colectivo en esta ciudad: Autobuses Urbanos de Zaragoza gestiona los autobuses y a su vez también participa en el tranvía. Tiene, de alguna manera, todo el poder de la movilidad en esta ciudad. Y eso condiciona al Ayuntamiento también. A lo que hemos sumado, en esta especulación que hay, donde un servicio público se ha convertido en un negocio (hace años ya que es un negocio), hay que sumar la debilidad municipal. Es decir, en estos momentos está claro y es patente que el poder económico está por encima del poder político y eso los políticos no lo quieren reconocer. Y a nosotros nos gustaría que en el Pregón de fiestas (que se va a hacer ahora con la festividad del Pilar y en el que nosotros vamos a asistir, para saludar a los que nos han metido en este jaleo), saliesen (si hubiera honradez política) PSOE, IU y Cha al balcón y dijeran a los ciudadanos: “Ciudadanos, no servimos para nada, solo servimos para subir el precio del billete del autobús y para decir los impuestos que tenéis que pagar. En lo demás, no tenemos competencias en nada”. Y eso sería la realidad y los ciudadanos, por lo menos, no estaríamos engañados.

Ahora mismo, Chabier, tenemos un pulso abierto clarísimo entre los trabajadores, resistiendo a esa reforma laboral y a lo que os quieren imponer, y una empresa que lógicamente, erre que erre, quiere ampararse en las leyes que la privilegian para mantener sus políticas. ¿Cómo está el tema, lo que en los periódicos se llaman negociaciones y aquí llamamos conflicto?

Hay que reconocer que los trabajadores estamos en desventaja legal. La reforma laboral ha desarmado a los trabajadores, nos ha desarmado legalmente. No tenemos herramientas para defendernos. Las herramientas que siempre hemos tenido los trabajadores para defendernos era el convenio, que marcaba unas pautas por las cuales empresa y trabajadores regulan las relaciones laborales: yo trabajo a cambio de un dinero. La reforma laboral echa por tierra la negociación colectiva, en general, y significa que dos partes firman un acuerdo y una de ellas (solo una de ellas), puede decidir que no la cumple. Es decir, el empresario. Porque si dijeran que las dos, cuando les apetezca, no la cumplen, pues nosotros no lo cumpliríamos y ya está. Pero mira por donde la ley solo le permite a un empresario decir “mira, no te voy a pagar esto, por esto y por esto” y luego habrá unos árbitros que dirán si es mucho o poco lo que he dicho, pero siempre darán parte de lo que está solicitando. En una situación como esta, yo creo que el problema que hay en estos momentos en Autobuses Urbanos, no hay que enfocarlo solo en Autobuses Urbanos. Es una lucha de todos y de todas. Hoy nos toca a nosotros, mañana le va tocar a otra empresa, pasado será la otra y la otra. En estos momentos estamos en una guerra. Nosotros la llamamos 3ª Guerra Mundial, esto es una guerra económica. Y el enemigo no va a parar hasta que no nos quite los derechos que antes teníamos, que ahora todavía tenemos. Y el día que nos hayan quitado todos, todo, se parará. Entonces, ¿cuánto va a durar esto? Pues dependerá de la capacidad que tengamos todos de cambiar esta sociedad. Está claro, porque es fundamental. Si no cambiamos el modelo social y económico que hay, es bastante difícil hacerlo, porque con sus leyes no tenemos nada que hacer. Nosotros, para contrarrestar esto, tenemos que ir trabajando en un modelo social y económico totalmente diferente al que hay en estos momentos. Nos tenemos que plantear si tenemos que estar en Europa, si tenemos que estar en el estado español o dónde tenemos que estar. Porque desde luego las decisiones cada vez se toman más lejos de aquí y no son decisiones en base a la realidad social de un pueblo, sino en base a números económicos para contrarrestar lo que puede ser la competencia económica que venga de otros países, de otros lugares, y desde luego nos damos cuenta que los trabajadores no somos más que mera mercancía, que trafican con nosotros según sus intereses económicos, y eso hay que tenerla en cuenta.

Una herramienta que le queda a la clase trabajadora, como van a practicar los trabajadores de Autobuses Urbanos de Zaragoza, son las huelgas. Cuéntanos, Chabier, cómo planteáis las movilizaciones.  Ante esta situación, en septiembre de 2013, planteáis una huelga indefinida. ¿Cómo la planteáis y cómo puede la gente colaborar y contribuir a que esa huelga sea efectiva y consiga defender los derechos de los trabajadores, que son los derechos de todas?

La verdad es que cada vez que organizamos una huelga nos surgen un montón de contradicciones porque la huelga, efectivamente, es una herramienta que los trabajadores tenemos para combatir el abuso y la avaricia insaciable de la Patronal. Y, claro, cada vez que convocamos una huelga sabemos que afecta a la gente que está en el lado nuestro de la barricada, a los trabajadores y a los ciudadanos. Es una huelga contra la Patronal y, en este caso, contra el Ayuntamiento que es quien ha generado este problema y además desgraciadamente no está a la altura de las circunstancias. Todos habéis leído, ayer mismo, hacer una rueda de prensa todo un Ayuntamiento de una ciudad como Zaragoza (más de la mitad de Aragón estamos aquí) para decir que nos desvinculamos de una mediación porque el Comité de Empresa no nos quiere decir el resultado del referéndum de los trabajadores. Vamos, eso lo cuentas por ahí,… y yo creo que hasta países (con todos los respetos) que no están a los niveles tecnológicos de aquí se dan cuenta de lo que está pasando aquí,… yo creo que somos la risa de Europa, de los Pirineos para arriba y del Ebro para arriba dirán, ¿pero estos qué hacen ahí?

Ahí, Chabi, voy a hacer un inciso. Cuando escuchaba a Carmen Dueso (concejala de Servicios Públicos en el Ayuntamiento por el PSOE, ex delegada en UGT y de las más jóvenes en el Ayuntamiento) me recordaba a cuando charramos del PPSOE, en este caso llevado un poco más a la izquierda, me parecía escuchar a Esperanza Aguirre. Le cambias un poco la voz, y es el mismo discurso. Solo le faltaba levantar la bandera de la empresa. ¡Qué pena!

Efectivamente, quienes presumen de haber sido antiguos sindicalistas de UGT, porque nos lo dicen siempre, y que saben los entresijos sindicales, hacen una rueda de prensa para decir que nos desvinculamos de esa mediación porque un Comité de Empresa no ha querido poner públicamente cuál es su estrategia. Porque, al fin y al cabo, esta es una encuesta entre los trabajadores, que por cierto hoy hemos publicado ya que la empresa se ha posicionado y ha dicho que no afecta a la propuesta del Ayuntamiento, y hay que decir que el 90% de los trabajadores que votaron, 700 y pico votos, han votado Sí a la propuesta que firmamos el Comité de Empresa. Eso no sé si les dará que pensar tanto al Ayuntamiento como a la empresa, de con qué situación se van a encontrar cuando comencemos la huelga mañana, pero desde luego entristece mucho. Sobre todo a los trabajadores nos entristece en estos momentos no tener un partido político que represente a los trabajadores en el Ayuntamiento. El PSOE se tiene que quitar la S y la O de una vez. Izquierda Unida yo creo que tiene que hacer alguna reflexión interna, dentro de sus familias que tienen ahí metidos. Y Chunta, la verdad, a mí que el tema de mi tierra me tira un montón, me duele que organizaciones nacionales aragonesas tomen decisiones que no van por la izquierda. En estos momentos yo les veo muy perdidos y deberían centrarse y mirar orígenes. No solo la política se hace en las instituciones, también se hace en la calle. Yo creo que no van por buen camino, parece mentira que no hayan aprendido de los resultados electorales anteriores, pero el desvío a veces hace perder contacto con la realidad, en este caso con los trabajadores.

Detalles de la Huelga, para que la gente sepa lo que se va encontrar desde el lunes en la ciudad.

Es una huelga, pero hay una parte de la huelga que no afecta a los ciudadanos, que es en talleres, que empezarán hoy a las 4 de la mañana y a las 6 de la mañana también, el otro turno. Y a partir de las 12.30 horas de la mañana vamos a tener que parar los autobuses. Sale el 50% de servicios mínimos, por lo cual un autobús sí, otro no, se retirará. Suponemos que se van a dar cuenta, puesto que más del 90% de la plantilla votó sí a la huelga. Estaremos hasta las 15.30 horas de huelga. Desde aquí, decirles a los ciudadanos dos cosas: nos gustaría que, además de que nos retiramos, ojalá nadie usara el autobús, así de claro, para decirle al Ayuntamiento el error que está cometiendo desmantelando un servicio esencial como es el de autobús urbano. Yo entiendo que los ciudadanos tienen necesidad de trasladarse en autobús, porque no tienen otra forma salvo que vayan en bicicleta o en tranvía, pero el tranvía no va a todos los sitios. Sería un paso importante para decirle al Ayuntamiento que se está equivocando y está usando y haciendo la misma política económica que está haciendo el Partido Popular.

Antes del verano se presentó una propuesta cooperativa de gran parte de la plantilla de trabajadores de autobuses de Zaragoza para, digamos, pujar, aspirar o proponer el gestionar, autogestionar los propios trabajadores lo que es la movilidad de los autobuses en la ciudad. ¿Cómo está el tema?

La cooperativa está formada, está funcionando. La cooperativa, en estos momentos, tiene impugnados los pliegos de condiciones puesto que eran, a nuestro entender, totalmente discriminatorios. Como cooperativa nos presentamos a pujar por esta contrata. A la cooperativa se le exigía que, si nos daba la concesión, teníamos que convertirnos en una Sociedad Anónima. Por lo cual, a tomar por saco la cooperativa. Ahí quizás el error nuestro fue que, antes de presentarnos, trasladamos al Ayuntamiento nuestra intención, como alternativa a la empresa privada. Nuestro principal objetivo es que el Ayuntamiento municipalice la empresa, pero como el Ayuntamiento dice que no quiere (pese a ser una empresa súper rentable), planteamos la cooperativa. En estos momentos creemos que el Ayuntamiento ha desaprovechado una ocasión para que un servicio esencial para los ciudadanos estuviese gestionado por aragoneses, fuese una cooperativa aragonesa, y no que quien se queda la concesión era una multinacional de capital riesgo inglesa, ahora es otra empresa de capital riesgo en este caso mexicana y mañana puede ser Perico el de los Palotes. Todo el dinero de los aragoneses está saliendo fuera de nuestras fronteras, no genera riqueza aquí, no genera más que conflictos, y por este camino vamos a ver un Aragón sin recursos, puesto que nuestro dinero va desapareciendo poco a poco, mucho a mucho, y en estos momentos hay que reconocer que tan apenas tenemos empresas aragonesas.

Sabed que tenéis los micrófonos de Radio Topo y de La enredadera por supuesto siempre abiertos. Agradeceros públicamente vuestra presencia en esta radio libre, porque sabemos que estáis muy requeridos, sobre todo a nivel interno, de organización, de asambleas y de huelga. Hacemos un llamamiento desde aquí para promover la solidaridad activa con los trabajadores. Sobre todo esta semana, tratad de no coger el autobús,  que se lo contéis a vuestros familiares, que seguro que lo entienden, y que cojáis la bicicleta o vayáis andando. Chabier Anadón, presidente del Comité de Empresa de Autobuses Urbanos de Zaragoza y del Colectivo Unitario de Trabajadores adherido a la Intersindical de Aragón, daros ánimos y transmitiros nuestro abrazo solidario desde La enredadera para que no rebléis en la lucha y sigáis como hasta ahora defendiendo vuestra dignidad como trabajadores, que es la nuestra, la de los desempleados, la de los trabajadores en otros gremios y, en definitiva como sociedad aragonesa que queremos autogestionar nuestras vidas. Ánimo y palante.

Gracias por todo, a todos y a todas.

La enredadera | Para AraInfo

24 septiembre, 2013

Autor/Autora

Secretario General de Podemos Aragón. @Laenredadera


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR