Encuentro del Movimiento Vecinal aragonés en Uesca

El pasado día 4 de junio se celebró en Uesca un nuevo encuentro de asociaciones vecinales de Aragón con representación de 30 asociaciones “no de las más importantes porque todas son importantes, pero sí que de las más activas y potentes que hay en este momento” en nuestro país, para debatir sobre movilidad, urbanismo, vivienda, sanidad, educación, medio ambiente, y otras cuestiones sociales.

(Archivo) El presidente de la Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza (FABZ), Manuel Arnal, y de la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales (CEAV), Juan Antonio Caballero

Tras el anterior Encuentro del Movimiento Vecinal aragonés celebrado hace cuatro años en el que se conmemoró el 50 aniversario de la legalización de las asociaciones vecinales “se ha puesto de manifiesto todo lo que ha supuesto también la pandemia en este en estos cuatro años, que de alguna manera ha truncado también que se pudieran mantener durante dos años por lo menos, casi tres, este tipo de reuniones”, explican desde la organización.

Con representación de casi 30 asociaciones vecinales “no de las más importantes porque todas son importantes, pero sí que de las más activas y potentes que hay en este momento” en nuestro país, se recalcó como objetivo “defender los intereses colectivos frente a intereses que a veces se dan individualistas o partidistas, los problemas de la sociedad se van transformando y hay que ir actualizando las soluciones y todo lo que tiene que ver con el movimiento vecinal para hacer frente a todo esto”.

“Hay problemas de movilidad, de urbanismo, de vivienda, de sanidad, de educación, de medio ambiente, aspectos sociales, pobreza... bueno un sinfín de problemáticas comunes que hay que solucionar, tanto en las grandes urbes como en las pequeñas poblaciones de montaña o en el bajo Aragón o en cualquier sitio que queramos hablar”, explicaban las entidades organizadoras, que ponían como ejemplo “los problemas de vivienda, incluso aquí en el Pirineo estamos viendo cómo hay problemáticas para la propia gente que va a trabajar, sean camareros, sean albañiles, sea lo que sea, no pueden ni siquiera alojarse por falta de vivienda y por el encarecimiento de los alquileres. Todo esto es algo insostenible”.

También charraron “sobre el tema de mujeres vecinales en Aragón, del ruido que es un problema vecinal, temas de mayores, de cómo se les trata en la residencia, el precio de las residencias, si estamos actuando la sociedad conforme y con arreglo a cómo deberíamos de actuar con ellos, la soledad no deseada, de como Aragón es ejemplo de territorio desequilibrado, lo que trata también ese desequilibrio es de la centralización que hay en Zaragoza. Un desequilibrio poblacional y también económico y cómo de alguna manera se quedan vacíos los pequeños municipios como tendencia hacia la España vaciada, ese vacío de población de muchos puntos”, relatan.

Por otro lado, desde las vecinales explican que también “se ha renovado los estatutos, se han adaptado al lenguaje inclusivo. Se ha ampliado también la representación de Teruel y de Uesca con dos personas más en la Junta ejecutiva de Cavaragón, el presidente Pepe Polo y las dos vicepresidencias siguen ocupadas por las mismas personas, la primera de Carmen Turégano de Zaragoza y Javier Moreno de Uesca y luego secretario, tesorero y las vocalías que se han ampliado”.

Finalmente relatan como “en el turno de ruegos y preguntas ha habido una intervención preocupante, ya la hubo también hace cuatro años, que fue por parte de los vecinos de la asociación del Perpetuo Socorro, un barrio de la ciudad -Uesca- en la que manifestaban la preocupación y nos comentaban ahora como de cuatro años después todo está muchísimo peor, se sienten abandonados totalmente, están muy preocupados por lo que está ocurriendo cada vez en más puntos del barrio, ha sido una llamada de atención para que de la Federación de barrios vuelva a intervenir y así como solicitar el apoyo y asesoramiento de Cavaragón, para buscar soluciones y medidas que eviten que esto siga creciendo”.

“Los asistentes a la asamblea se mostraron preocupados y consternados, creemos que hay problemas que hay que solucionar y que no se están poniendo las medidas suficientes. Va a haber reuniones próximamente entre la asociación del barrio y la Federación de barrios Osca XXI y se intentará buscar esas medidas y solicitarlas, ver qué soluciones hay y qué se puede hacer con un problema que no va a menos sino que va a mayor y a peor”, concluyen desde Cavaragón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies