Movimientos

En memoria de Ekai, «para que no tengamos que reunirnos a llorar nunca más»

Zaragoza, Barcelona, Madrid, Islas Canarias, Cáceres, Burgos, Sevilla, Palma y Vigo acogen este viernes concentraciones en memoria de Ekai, el joven transexual que se quitó la vida en Ondarroa el pasado jueves. Movilizaciones que se suman a las realizadas en Euskal Herria y que también servirán para hacer un claro alegato contra la transfobia. En Zaragoza convocan Chrysallis junto a Towanda, Somos LGTB+, Somos Familia y SDSIG Unizar.
| 22 febrero, 2018 07.02
En memoria de Ekai, «para que no tengamos que reunirnos a llorar nunca más»

Chrysallis Aragón junto al Colectivo Towanda, Somos LGTB+, Somos Familia y SDSIG Unizar convocan este viernes en Zaragoza una concentración en memoria de Ekai Lersundi, el joven transexual que se quitó la vida en Ondarroa el pasado jueves. Será a las 18.00 horas en la plaza España.

El mismo día, entre las 17.00 y las 20.00 horas, se celebrarán también actos, convocados por Chrysallis, en Barcelona, Madrid, Tenerife, Fuerteventura, Lanzarote, Gran Canaria, Cáceres, Burgos, Sevilla, Palma y Vigo, que se suman a las movilizaciones llevadas a cabo en estos días en Euskal Herria, en concreto en Ondarroa, Iruñea, Bilbo y Gasteiz. Movilizaciones que también servirán para hacer un claro alegato contra la transfobia.

«Sé que tu ida no será en vano y, como tú lo decías mil y una veces, en muchas cosas, que al menos sirva para allanar el camino a los que vengan por detrás», escribía Elaxar Lersundi, padre de Ekai, que pertenecía a Chrysallis en su delegación de Euskal Herria, en un mensaje difundido en las redes sociales.

Por su parte, la madre de Ekai ha afirmado que «en el instituto le aceptaron y le trataron bien desde el minuto uno», y ha agradecido la actitud de los responsables del centro, el profesorado y el alumnado. «Dejar claro que los compañeros y compañeras de Ekai y el profesorado del instituto aceptaron la identidad sexual de Ekai desde que él lo comunicó en el centro y le llamaron por el nombre que él decidió; en todos los documentos del centro se cambió su nombre anterior», inciden desde Chrysallis.

En un manifiesto, escrito para las concentraciones, Chrysallis apunta: «Podríamos reunirnos hoy aquí para buscar y encontrar posibles culpables de la muerte de Ekai. Sería fácil. Hay tantos [en esta ocasión elegimos usar el masculino genérico en alusión al  sistema cisheteropatriarcal como responsable último de cuantas violaciones de los derechos fundamentales sufren diariamente las personas trans, especialmente, las menores de 18 años]. Podríamos traer a esta plaza a la Unidad del Hospital de Cruces, explicarles que ningún protocolo puede vulnerar los derechos fundamentales de las personas, que aquellas con menos de 18 años merecen una especial protección y cuidado. Podríamos hacer una mención especial a la endocrina de esa Unidad, recordarle como hace ya unos cuantos años abrimos las puertas de nuestra casa, como la invitamos a nuestro Encuentro Estatal de Familias, como le mostramos la realidad, tal y como es, diversa, y como no sirvió para nada».

«No nos costaría tampoco encontrar responsables en el sistema educativo. En esos libros de texto excluyentes, en esas lecciones de biología adoctrinada por el cisexismo. Podríamos buscar a quienes no hicieron suficiente. Quienes dejaron pasar el tiempo sin hacer su trabajo. Porque es su trabajo. No es un favor, no es un capricho. Es su trabajo transmitir conocimientos verídicos, como es su trabajo educar en igualdad», añade el manifiesto.

«Podríamos, cómo no, acordarnos de las personas que están al frente de los gobiernos que obstaculizan el libre desarrollo de la infancia y la juventud trans. De las personas que están al frente de los partidos que convierten las vidas en imposibles, en invivibles. De quienes no creen en la despatologización porque en ello les va el chiringuito y el poder. Un poder ganado sobre cadáveres que nunca son suyos. Cadáveres que ponen nuestras familias. Y así podríamos seguir horas, traer a las productoras que emiten series de televisión tránsfobas, a quienes se empeñan en malgenerizar a las personas trans, a quienes se permiten el lujo de hacer preguntas incómodas y dañinas. Podríamos hacer una enorme hoguera en esta plaza y sacarnos la rabia. Porque tenemos mucha, casi tanta o más que dolor», continúa.

«Pero hoy no lo vamos a hacer. Hoy no. Eso vendrá después. Vendrá cuando hayamos llorado juntes a Ekai, que era un artista impresionante. A Ekai, en sus 16 años. A Ekai, con esos cortes de pelo tan estupendos. A Ekai. Porque es él quien nos une hoy en esta plaza y nadie va a estar por encima del dolor que nos produce perderle. Después, el dolor se mitigará por el tiempo. Y será después cuando podamos hacer justicia. Por Ekai. Por tantes otres. Para que no tengamos que reunirnos a llorar nunca más. #VuelaEkai, vuela», concluye.

Cartel de la convocatoria en Zaragoza.

Cartel de la convocatoria en Zaragoza.

22 febrero, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR