Movimientos

En marcha la herramienta para garantizar los derechos lingüísticos tras la presentación del Protocolo de Donostia

El palacio Kursaal de Donostia contó con una afluencia masiva de centenares de agentes y ciudadanos y ciudadanas llegadas de Euskal Herria y de otros territorios
| 22 diciembre, 2016 21.12
En marcha la herramienta para garantizar los derechos lingüísticos tras la presentación del Protocolo de Donostia

En un sencillo y emotivo acto se dio a conocer este pasado sábado en Donostia, el Protocolo Para la Garantía de los Derechos Lingüísticos o Protocolo de Donostia. Según las palabras pronunciadas por Paul Bilbao, secretario general de Kontseilua durante la presentación, “este protocolo ha supuesto un ejercicio práctico de empoderamiento histórico, en tanto que los agentes sociales han demostrado su capacidad para confeccionar una herramienta eficaz para responder a las necesidades ligadas a la garantía de los derechos de las lenguas minorizadas”. El Protocolo ha sido un proyecto impulsado de manera conjunta por Kontseilua y la Fundación Donostia 2016.

Entre estos agentes sociales y lenguas minorizadas, por supuesto estuvieron presentes ‘Nogara’, como asociación puntera de la defensa del aragonés con 25 años de trabajo, y ‘Esfendemos as Luengas’, afincada en el ámbito de la denuncia por el incumplimiento de estos derechos. Ambos hicieron que la imagen de la lengua aragonesa se dejara ver, y tomada en consideración, en varios momentos durante el día y durante todo el proceso de confección del protocolo. También el catalán en Aragón.

Bilbao destacó la extraordinaria solidaridad lingüística que ha percibido durante todos estos meses en todos los rincones de Europa. “La participación ha sido la clave del éxito de este protocolo, y hemos sido capaces de demostrar que, a pesar de ser comunidades pequeñas, si nos unimos tenemos una capacidad enorme”. Añadió, asimismo, que este día suponía una gran celebración, pero que tras esta presentación “lo más importante es que en Europa ya contamos con una herramienta eficaz para garantizar los derechos lingüísticos, que se ha puesto en marcha hoy en Donostia”.

El palacio Kursaal contó con un lleno absoluto, toda vez que las invitaciones para asistir a la presentación se habían agotado unos días antes de la misma. En un acto que combinó actuaciones musicales y de baile, con intervenciones de los y las participantes, las primeras palabras fueron pronunciadas por Aureli Argemí, en catalán, y Maria do Pilar Garcia, en gallego. Tanto Argemí como Garcia estuvieron presentes hace veinte años en el proceso de elaboración de la Declaración Universal de Derechos Lingüísticos y en sus intervenciones recordaron, precisamente, que aquella declaración se trataba de la antecesora del Protocolo de Donostia.

El director de la programación cultural de la Fundación ‘DSS2016EU’, Xabi Paya, señaló que el Protocolo de Donostia suponía “un gran hito en el camino hacia la convivencia multilingüe en Europa y que, gracias a proyectos como el del Protocolo para la Garantía de los Derechos Lingüísticos, la aportación realizada por Donostia a la identidad europea, en lo que se refiere a la gestión sostenible de la pluralidad lingüística, tendrá un lugar destacado en la historia de las capitales culturales europeas”.

La dirección de este Protocolo corrió a cargo de un Comité Organizador formado por seis instituciones, cuyos representantes recibieron un recuerdo en agradecimiento por su enorme tarea.

Joan Mari Torrealdai relató las lecciones que ha aprendido por las dificultades que el euskera ha tenido que superar desde hace unos siglos hasta el presente, destacando “la aportación de las diferentes generaciones, colectivos e iniciativas de colaboración en el ámbito de la construcción nacional y cultural”.

A continuación, subieron al estrado decenas de agentes llegados desde Euskal Herria y otros territorios, entre ellos los dos representantes ‘Nogara’ y ‘Esfendemos as Luengas’, los cuales, con el protocolo en las manos, se hicieron una foto de familia, con la esperanza de que, cuando regresen a sus respectivas comunidades lingüísticas, puedan construir una Europa más plural, justa e igualitaria. El acto concluyó con todos los y las protagonistas entonando la canción “Txoria txori” de Mikel Laboa.

Para ‘Nogara’, el protocolo presentado y firmado el pasado sábado 18, “tiene mucha relevancia desde el momento en cuanto somos las propias comunidades lingüísticas minorizadas las que tomarán el mando y recogerán sobre el papel el grado de cumplimiento y vulneración de sus derechos, porque Europa ya tiene otros acuerdos suscritos, pero las autoridades y gobiernos hacen muchas veces caso omiso de sus funciones”.

La Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias de 1992 es un ejemplo de que estas garantías y derechos quedan a merced de la voluntad política. La presidenta del Comité de Expertos que confeccionó este documento, Vesna Crnic-Grotic, admitía el pasado viernes 17 en Donostia, que “no todos los Estados aprovechan la oportunidad que brinda el documento para velar por los derechos de las lenguas minorizadas”. De hecho, “después de señalarla en abril de 2001, muchos Estados como el español no la han puesto en marcha en muchos territorios, algo indispensable para ejecutar los compromisos”.

“Una vez ratificado, se tienen que escoger un mínimo de 30 artículos para hacerlos cumplir después”, aseguró. “Por ejemplo, pueden escoger entre ofrecer una lengua como asignatura o impartir a educación en esa lengua minorizada”, subrayó.

«El nivel de implantación de la carta es muy bajo», admitió la presidenta del Comité de Expertos en el transcurso del Foro Sobre Diversidad Lingüística, que citó la presión que a veces los gobiernos centrales hacen sobre los locales.

22 diciembre, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR