Mundo

Empieza el juicio para esclarecer la muerte de Iñigo Cabacas tras recibir el impacto de un bala de goma en la cabeza

La abogada de la acusación, Jone Goirizelaia, pide cuatro años de cárcel para los responsables por un delito de “homicidio con imprudencia grave”. Los hechos ocurridos el 5 de abril de 2012 se produjeron después de un partido de fútbol en el que el Athletic.
| 15 octubre, 2018 19.10
Empieza el juicio para esclarecer la muerte de Iñigo Cabacas tras recibir el impacto de un bala de goma en la cabeza
Manifestación en recuerdo de Iñigo Cabacas. Foto: Marisol Ramirez (Argazki Press)

Seis años y medios después del asesinato de Iñigo Cabacas empieza el juicio en la Audiencia de Bilbo contra seis de los ertzaina presuntos responsables de que una bala de goma impactara en la cabeza del joven de 28 años causándole la muerte tres días después en el hospital.

La abogada de la acusación, Jone Goirizelaia, pide cuatro años de cárcel para los policías por un delito de “homicidio con imprudencia grave”. Los hechos ocurridos el 5 de abril de 2012 se produjeron después de un partido de fútbol en el que el Athletic se clasificó para semifinales de la Europa League tras eliminar al conjunto alemán, Schalke 04.

Goirizelaia, que ejerce como abogada de la madre y el padre de Cabacas, señala en su escrito de acusación que la actuación policial se llevó a cabo “en condiciones que infringen los más elementales principios básicos de actuación” y que los disparos se realizaron a una distancia “mortal por necesidad”.

Al mismo tiempo la acusación pone en duda la necesidad de una actuación policial que fue motivada por una pelea en las inmediaciones del Estadio de San Mames, en un contexto en el que había miles de personas celebrando la victoria del equipo de la ciudad.

Como se demuestra en el documental “Iñigo Cabacas. Crónica de una herida abierta” producido por Karlos Trijueque, con la colaboración del diario vasco Naiz, la propia policía desplegada cerca del lugar de la pelea a las 23.40 horas, afirmó por transmisión de radio que “no hay ningún altercado”.

La respuesta de la comisaría de la Ertzaintza en Deusto fue la siguiente: “Le repito las órdenes para que queden bien claras (…). Entren al callejón con todo lo que tenemos, entren a la herriko, controlen la situación, y los que haya que puedan ser posibles agresores, se les controla o se le echa. Y se toma toda la posición. Y entonces estará la situación controlada”.

El entonces responsable de la Comisiaría de Bilbo y por lo tanto del operativo policial que acabó con la vida de Cabacas, Jorge Aldekoa, sería ascendido a jefe de la Ertzaintza después de los hechos.

Por su parte, la Fiscalía del caso pide la absolución de los seis agentes al considerar que su actuación estuvo exenta de delitos. Añade que es imposible determinar quién disparó la bala de goma que terminó con la vida de Iñigo Cabacas.

La primera sesión del juicio

Después de que este domingo se realizara una concentración a las 19.00 horas de amigos y familiares de Iñigo Cabacas, el juicio ha dado comienzo este lunes.

El primer acusado en declarar ha sido el oficial de mayor rango de la Ertzaintza presente en el lugar de los hechos. “En aquel tiempo cualquier agente podría haber disparado sin una orden de un superior”, ha afirmado el policía.

El segundo en declarar, suboficial, ha señalado que la Ertzaintza se encontraba bajo un “ataque espantoso” que les obligó a “disparar con pelotas; aquello era una emboscada. Había que actuar”. La declaración de este se contradice con los registros de la radio de la policía.

El tercero en declarar, suboficial también, ha asegurado que en la furgoneta solo un de los agentes tenía escopeta de pelotas de goma y ha añadido que en el momento de los hechos no era consciente de que las pelotas de goma podían matar.

El cuarto agente en declarar ha aseverado que él sí que disparó, pero lo hizo al aire y luego hacia el callejón en el que se encontraba Cabacas. “Es probable que las pelotas que lancé entraran al callejón”, ha dicho.

El quinto ertzaina en subir al estrado ha afirmado que disparo “dos o tres disparos, todos al aire y sin pelota” y ha considerado que “la actuación fue correcta”.

El último y sexto agente ha reconocido que disparó “posiblemente” cuatro disparos con pelota desde la furgoneta. El mismo policía señala que no percibió que se estuviera produciendo una pelea.

Este martes se reanudará la sesión con las declaraciones de los testigos, tras una jornada en la que se destaca la contradicción entre las versiones de los distintos policías. El diario Naiz está llevando a cabo una amplia cobertura del juicio.

15 octubre, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR