Elogio de la (des)coordinación

En sede municipal, 18 de octubre de 2021, Patricia Cavero, a la sazón consejera de Infraestructuras, Vivienda y Medio Ambiente, ha presumido de coordinación del gobierno Ciudadanos-PP (lo siento, me puede el orden alfabético) en una ardiente defensa de su gestión. Al día siguiente, acompañado de nuestro omnipresente alcalde, que tan pronto hace unos largos en instalaciones privadas (no habrá encontrado camino hacia ninguna de nuestras magníficas piscinas municipales) como inaugura un paso de peatones, se da un baño de fotos y de realidad virtual ante las máquinas el primer día de la obra en Predicadores. Esta calle va a …

En sede municipal, 18 de octubre de 2021, Patricia Cavero, a la sazón consejera de Infraestructuras, Vivienda y Medio Ambiente, ha presumido de coordinación del gobierno Ciudadanos-PP (lo siento, me puede el orden alfabético) en una ardiente defensa de su gestión.

Al día siguiente, acompañado de nuestro omnipresente alcalde, que tan pronto hace unos largos en instalaciones privadas (no habrá encontrado camino hacia ninguna de nuestras magníficas piscinas municipales) como inaugura un paso de peatones, se da un baño de fotos y de realidad virtual ante las máquinas el primer día de la obra en Predicadores.

Esta calle va a ser mejorada (en parte) … gracias a la iniciativa ciudadana. Conviene recordar que esta reforma, reivindicada desde hace décadas, comenzó siendo una sustitución de adoquín por asfalto u otro material similar. Mutó hacia un mero enrasado de la actual calzada y un vago enunciado de recuperación de protagonismo del peatón (“...elevar la calzada, de unos siete metros de ancho ...”). Llegar al diseño de una vía más estrecha y sinuosa, con límite 20 km/h, amplias aceras adaptadas según los equipamientos de la calle, itinerarios peatonales inclusivos, sombra, bancos, renovación de las luminarias … sucedió gracias a un proyecto verdaderamente integral, #Imagina Predicadores, dejado a medias por mera voluntad política, y el buen hacer del personal municipal. No fue el genérico “los vecinos y la Junta” sino la suma de voluntades, deseos y amores de gentes diversas, cada cual aportando sus saberes. Las cosas por su nombre.

La consejera ha dejado a un lado todo lo referente a patrimonio y vivienda. “Pocas calles de Zaragoza pueden presumir de tener tanta historia e historias, la única que ha albergado instituciones tan importantes de la ciudad como son la Sede del Tribunal de la Santa Inquisición, el Ayuntamiento, los juzgados, las cárceles tanto de hombres como de mujeres y el Convento de Santo Domingo así como inmuebles de los arquitectos más importantes de finales del siglo XIX y primera mitad del XX”. Pues nada, ni un simple cartelico en las fachadas ni una ruta diseñada para contarnos nuestra historia. Tampoco ha querido profundizar en el estudio de habitabilidad y de mejora de viviendas en mal estado. ¡Ah, bueno, se trata de tareas de otras (Acción Social, Cultura, Urbanismo, Vivienda) para culturetas y pobres sobre todo! ¡Maño, que luego no cabemos todos en la foto! Mejor hablamos mucho, renegamos de quienes nos han precedido y colaboramos poco.

Sara Fernández, consejera de Cultura, está a verlas venir. Retrasa sine die el enriquecimiento de nuestro patrimonio con piezas como los baños judíos, la sala de exposiciones de la Casa Palafox, el traslado de turismo de la plaza del Pilar a un local cercano y más integrado en el entorno la ampliación del Museo Goya. ¡Es que resulta que tengo que hablar con Urbanismo y Vox me recorta las partidas, no puedo estar en todo! Podríamos seguir ad infinitum.

Tan coordinados no estarán si se les atascan unos museos, un trayecto cultural, la mejora de la infravivienda … ¿o qué? Será que prefieren la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta a la unión de nuestros hombros para llegar, todas juntas, a una tierra que ponga igualdad, sororidad y libertad. ¡Qué pena! ¡Viva la coherencia!

Coda esperanzada: atrás quedaron, afortunadamente, empeños extraños (querían arreglar una calle en buen estado prescindiendo de los problemas de fondo) gracias a la constante dedicación de las entidades vecinales, la buena voluntad de todos los grupos municipales y el diagnóstico del Plan Zamoray-Pignatelli. Parece que el interés y los recursos se centrarán en las necesidades reales expresadas por las primeras: iluminación, limpieza, patrimonio, vivienda ... Mi más sincera enhorabuena. Por favor, para la próxima no tardemos nueve meses.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies