Altavoz

Elecciones insólitas

Después de estas «Insólitas elecciones» por su convocatoria y su resultado. La única buena noticia es que PSOE y Podemos intentarán hacer un gobierno pero para ello necesitarán como mínimo varias abstenciones que van a tener que negociar o pedir a partir de hoy, si no ya sabemos nuevas elecciones y la derecha subiendo, según...
| 15 noviembre, 2019 07.11
Elecciones insólitas
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Después de estas «Insólitas elecciones» por su convocatoria y su resultado. La única buena noticia es que PSOE y Podemos intentarán hacer un gobierno pero para ello necesitarán como mínimo varias abstenciones que van a tener que negociar o pedir a partir de hoy, si no ya sabemos nuevas elecciones y la derecha subiendo, según un informe del Ministerio del Interior que he leído en el diario.es el sistema de elección ha favorecido a la izquierda, además si Mas País y Podemos hubieran concurrido juntos habrían sumado dos escaños, en cambio el número de votos de izquierda y derecha es muy similar, es decir repetir sería un riesgo para todos los que se llaman fuerzas de progreso. Esperemos que veamos un gobierno de «izquierdas», que proteja a todos los ciudadanos con una clara vocación social y de diálogo.

Al margen del programa de gobierno que han expuesto de forma muy simplificada, creo que debe haber una implicación con el tema que ha priorizado estas elecciones y las consecuencias que ha tenido en el resultado.

La primera de todas es el cordón sanitario político que se debe hacer a VOX y el cordón sanitario social a las propuestas de este partido, pero creo que no se tiene que hacer desde descalificación, la manera sería desenmascarar los ideales de VOX evidenciando sus proyecto sin insultar ni faltar al respeto, desgranando cada pérdida de derechos y libertades que acompañan sus propuestas junto a los colectivos que afectan a la gente que los ha votado, porque creo que está claro que su gran victoria ha sido la enunciación del nacionalismo español reaccionario.

No creo que en España haya 3.500.000 simpatizantes de la ideología del señor Abascal y compañía, una parte de los españoles han sentido amenazada lo que sienten como nación provocado sobre todo por los discursos catastrofistas de la derecha española durante los últimos años, y por ciertas informaciones distorsionadas que les llegaban de la vida diaria en Catalunya, como muchos nacionalistas de muchos sitios votan a los que creen que protegerán mejor esa «nación», tienen más a mano o hace más ruido, una vez descartadas las opciones habituales por su ineficacia, y no son conscientes del alcance de los planteamientos sociales y políticos de Vox.

Está claro que alrededor de esta formación y los vínculos nazis de varios de sus miembros va a nacer una «cultura» paralela con un discurso xenófobo machista y autoritario, a estas expresiones también se les debe hacer el cordón sanitario ciudadano.

Creo también que sería importante hacer un esfuerzo para quitar el estigma o el miedo al todo lo catalán que impera en parte de la península. Desde que en 2006 con 74% de los votos de favor en Catalunya del nuevo estatuto autonomía recusado posteriormente por el PP ante el Tribunal Constitucional, lo que dio inicio a lo que se llama el «proces», o ha sido explicado de manera imparcial y con detalles todo el recorrido y evolución de este asunto por parte del estado, siempre ha llevado impregnado la insuficiencia visión de estado de los políticos del PP y ciertos líderes de otras formaciones, que coincidiendo con la aparición de Ciudadanos con un claro sello de centrismo y anticatalanismo desde la misma Catalunya vieron usurpado un espacio que creían suyo, se dedicaron a obviar y desprestigiar las pretensiones nacionalistas catalanas, lo que tuvo un efecto de rebote de simpatía hacia el independentismo, que en absoluto era mayoritario, fomentando el auge de seguidores en el principado, está claro que estas dos visiones, la de Ciudadanos y la de los dirigentes del PP junto a sectores del PSOE, se han fundamentado desde una perspectiva rancia y retrógrada de la que se ha aprovechado VOX.

España fue el último país con una dictadura, nacida del fascismo de los años treinta, en lo que se llama Europa Occidental, 40 años de autoritarismo no pueden dar cabida a un partido de extrema derecha, VOX era una anécdota que se ha alimentado durante los últimos 14 años por unas circunstancias concretas mal gestionadas por muchos, y sobre todo mal explicadas intencionadamente por políticos a los que se les ha ido de las manos y ahora se encuentran con 52 escaños en manos de los amigos de Le Pen y de Salvini. Cuando todo esté bien explicado desaparecerá tal como han llegado igual que Amanecer Dorado en Grecia.

Esperemos que haya dialogo en breve.

Creo que en estas «elecciones insólitas» copiando el nombre del texto de Julio Cortázar muchos han elegido «banaba» por qué no estaban convencidos y al tener que escoger han visto solo lo primero o lo que ha hecho más ruido.

15 noviembre, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR