Mundo

#ElBancResisteix: Segunda noche de resistencia y cargas policiales en Gràcia

El Banc Expropiat fue desalojado el pasado lunes 23 de mayo, tras más de cuatro años creando redes de apoyo mutuo en el barrio barcelonés. La actuación de los Mossos d’Esquadra se cobra medio centenar de heridos por contusiones e impacto de balas de foam
| 25 mayo, 2016 19.05
#ElBancResisteix: Segunda noche de resistencia y cargas policiales en Gràcia
Foto: Victor Serri (La Directa)

Medio millar de personas se congregaban este martes en el barrio de Gràcia de Barcelona en protesta por el desalojo, el día anterior, del Banc Expropiat. Un espacio okupado desde 2011 en el que se tejían redes de cooperación social a través de actividades —talleres, charlas-debate, oficina de vivienda— desarrolladas por diversas asambleas y grupos de apoyo.

La convocatoria en defensa del Banc, que tuvo lugar en varios barrios de Barcelona de forma paralela, llenó de nuevo las calles al grito de «la solidaridad es nuestra mejor arma». A la concentración en la Plaça del Diamant, le sucedió una marcha que finalizó en Travessera de Gracia con Carrer dels Desemparats, con la reapertura del Banc Expropiat. Una reapertura efímera.

En pocos minutos varios furgones de los Mossos cerraban las tres calles de acceso al lugar y se lanzaban a cargar contra las y los manifestantes, a pesar de que la protesta se estaba desarrollando de forma pacífica. La presencia policial cada vez era mayor, llegando a movilizar un helicóptero que sobrevolaba la zona. Una noche más marcada por retenciones, detenciones y violencia policial, que suma a los del lunes, nuevos heridos por contusión.

Desde el martes en las redes sociales no deja de aparecer material que evidencia y testimonia la desmedida actuación policial (fotografías de las heridas, marcas de porra o vídeos del momento de las cargas). Entre ellos, un vídeo de cómo un Mosso pisa el pie de un detenido al que retienen tumbado en el suelo.

Un modus operandi ya intrínseco al cuerpo de los Mossos D’Esquadra que ha sido denunciado por múltiples organizaciones de Derechos Humanos, como Amnistía Internacional, Asociación Pro-Derechos Humanos, o el Comité Europeo para la prevención de la Tortura. Los Mossos acumulan algunos de los casos de violencia legitimada —el silencio institucional o el indulto suelen ser la salidas más comunes—, más graves de los últimos años como el 4F, Ester Quintana o Juan Andrés Benítez, entre otros.

Paradójicamente este jueves se cumplen dos años del desalojo de Can Vies, y aunque algunos consideran que carecen de similitudes porque la situación legal de la propiedad, el valor histórico del espacio, y el panorama político no son los mismos, otros lo equiparan al del Banc Expropiat ya que aseguran que desde entonces no veían nada parecido. Cuestiones técnicas a parte, si la persecución de los espacios liberados, de la creación comunitaria y, en definitiva, de la ideología sigue siendo una caza de brujas —no olvidemos el Caso Pandora, o el reciente #EstatInfiltrat— si la policía continúa actuando con discrecionalidad, si se siguen usando balas foam, y dando órdenes de agredir indiscriminadamente ¿Qué ha cambiado?

Comunicado del Banc Expropiat tras el desalojo (24/05/2016)

Volveremos al Banc

El pasado lunes 23 de mayo desalojaron el Banc Expropiat tras más de 160 días de resistencia (más de 100 durante la primera campaña y 87 esta vez). La primera vez el ayuntamiento decidió pagar, a espaldas de todos, más de 65.000 euros a Manuel Bravo Solano, propietario del banco, con el fin de ahorrarse otro Can Vies de cara a las elecciones municipales, por mucho que ahora se les llene la boca con el valor «social» del Banc. Reconocieron que lo hacían para no romper la paz social, esa paz que para ellos se reduce a que la gente no se queje, y porque sabían que  el desalojo del Banc conllevaría todo tipo de respuesta. Esto es lo que finalmente sucedió el lunes. Ante todo queremos agradecer todas las muestras de solidaridad recibidas de toda la gente que de diferentes maneras ha defendido el Banco y que lo ha hecho tanto para este proyecto como para todas las demás luchas que se están llevando a cabo.

La rabia que estalló el lunes no es solo por el Banc, es por todas las detenciones que ha habido últimamente, por todos los espacio registrados, por todos los secuestros legalizados, por el asesinato de Juan Andrés Benítez que una vez más evidencia la impunidad policial.

Entendemos que haya vecinos que estén molestos con la situación del barrio y con los desperfectos físicos que hayan sufrido, pero como hemos dicho muchas veces defenderemos el Banc de todas las maneras posibles.

Todo el que vio las cargas policiales puede constatar la violencia policial generada el lunes, y que ha dejado casi 50 personas heridas con cabeza, rodillas, manos y brazos rotos, golpes de porra, de todo. Esta es otra razón para seguir donde estamos e intentar volver al Banco.

Volveremos al banco.

Puedes leer el comunicado en catalá aquí.

25 mayo, 2016

Autor/Autora

Periodista. Redactora en Altaïr Magazine y co-madre de ZGrados. Preguntas como respuesta, boli desenfundado y gafas violetas. Criminología recién descubierta. Colaboradora de AraInfo. (@bertajlzorzo)


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR