Altavoz

El verdadero maltrato

Después de calificar como “maltrato histórico” el retraso producido por Fomento en la ejecución de las obras de la A-23, el sector empresarial aragonés reclama insistentemente la ejecución de entre otras, la variante de Jaca. Pero para ser justos, habría que considerar que el verdadero maltrato producido es el medio ambiental, el que se lleva...
| 12 marzo, 2019 13.03
El verdadero maltrato
Foto: Jaca Sin Perder el Norte.

Después de calificar como “maltrato histórico” el retraso producido por Fomento en la ejecución de las obras de la A-23, el sector empresarial aragonés reclama insistentemente la ejecución de entre otras, la variante de Jaca.

Pero para ser justos, habría que considerar que el verdadero maltrato producido es el medio ambiental, el que se lleva a cabo en Monrepós y el Prepirineo de Huesca. Donde en zonas muy vulnerables se optó por la autovía como eje de comunicación del Mediterráneo con el Cantábrico. En lugar de considerar zonas en cotas más bajas y más deprimidas económicamente.

Se pretendía además, por un lado, el acceso a Francia por Somport, la circulación de vehículos de gran tonelaje, el acceso rápido a las pistas de esquí, y el fomento del turismo rural y de montaña. Un conjunto de razones bastante incompatibles entre sí, y que a lo largo del tiempo han ido perdiendo su justificación.

La comunicación con Francia por autovía se ha ido descartando por activa y por pasiva. Francia no está dispuesta, como es lógico, a sacrificar sus espacios naturales, su parque nacional y su turismo para dar paso al transporte masivo como en las fronteras vasca y catalana.

Al desaparecer el peaje en la autopista vasco aragonesa el trasporte pesado no tiene necesidad de buscar alternativas. El acceso a las pistas de esquí sería y es conflictivo solo en determinadas fechas, en determinados puentes vacacionales, y hay que seguir contando con ello. Ante una afluencia masiva, ni con dos carriles más quedaría solucionado el problema, y menos teniendo que ir sorteando camiones con materias peligrosas. Y el turismo rural y de montaña, lo que menos necesita es una autovía, por razones obvias.

Las circunstancias a lo largo de estos años, (desde el 2000) han cambiado mucho. Es absurdo seguir reclamando grandes infraestructuras como lo hacían los ciudadanos europeos de la postguerra. En estos momentos ya hemos superado a Francia y Alemania en número de autovías y no tiene sentido seguir con esa mentalidad.

Pero la puntilla de este “maltrato” lo constituye el antiguo proyecto de la Variante de Jaca, que pretende sacrificar el valle del Aragón, dando un rodeo por el norte a la ciudad para aproximarse al puerto de Somport (todavía con la esperanza de que los franceses cambien de idea?).

Esta zona está clasificada como de protección paisajística, contiene núcleos agrícolas y ganaderos singulares y tradicionales, vestigios arqueológicos en vías de investigación. Afecta a una residencia de ancianos, a un hospital, a un hotel y a numerosas viviendas.

Esta variante, que sustituiría a la avenida perimetral, tiene una afluencia de 2500 vehículos, cuando son 6000 los que justificarían su conversión en autovía. Además no se valora nunca el tráfico por su capacidad pico, sino por su capacidad media.

Pero sobre todo, el objetivo principal del uso de fondos públicos tiene ya otras prioridades. No son sólo la sanidad y la educación, que en estas cuestiones no somos pioneros en Europa, sino el cambio climático, que es una emergencia a nivel mundial y necesita medidas urgentes, en las que tenemos que implicarnos todos para evitar catástrofes que se irán produciendo si no hacemos nada.

Cómo evitar el aumento a dos grados de la temperatura media del planeta, es el objetivo, no potenciando el aumento de CO2 con el uso privado del transporte. Y de una vez por todas, ir pensando en serio en el ferrocarril como primera medida.

12 marzo, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR