Mundo

El Tribunal Supremo Electoral considera a Juan Orlando Hernández presidente de Honduras pese a que las denuncias de fraude persisten

Mientras el TSE de Honduras afirma que el nuevo recuento de mesas señala que Juan Orlando Hernández es el presidente legítimo de Honduras, la Organización de Estados Americanos declara que, si continúa la sospecha de fraude, deberían repetirse las elecciones en el país
| 18 diciembre, 2017 10.12
El Tribunal Supremo Electoral considera a Juan Orlando Hernández presidente de Honduras pese a que las denuncias de fraude persisten
Foto: Twitter de Manuel Zelaya. Protestas en Honduras

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras decretó el 17 de diciembre que Juan Orlando Hernández del Partido Nacional es el presidente legítimo del país.

David Matamoros, presidente del organismo electoral, afirmaba que el escrutinio especial que se había llevado a cabo en 4.752 meses electorales que presentaban «inconsistencias» registraban un 50,11% de los votos para Orlando Hernández y un 31,74% de votos para el candidato del partido Alianza de Oposición Contra la Dictadura, Salvador Nasralla.

De este modo el recuento final de votos registraría un 42,95% de los votos para el Partido Nacional y un 41,42% para la coalición de izquierdas.

Ante estas declaraciones, el expresidente de Honduras que fue secuestrado en 2009 por el ejército y depuesto mediante un golpe de estado militar, Manuel Zelaya, ha envalentonado a los opositores a tomar las calles para protesta contra lo que considera un fraude democrático. «El pueblo dice: Juan Orlando Sánchez no eres nuestro presidente», ha afirmado Zelaya a través de Twitter.

Las últimas elecciones del país centroamericano han estado siempre bajo la sospecha del fraude electoral. La misma candidatura de Orlando Hernández se antoja como ilegal por contravenir la constitución del país que no permite presentarse dos comicios seguidos.

Por otra parte, cuando los resultados parecían dar una clara victoria a Nasralla -aventajaba a su rival en 5 puntos porcentuales-, el mismo TSE que ha determinado al candidato del Partido Nacional como ganador y del que tiene sospechas el 70% de la población, paró el recuento de votos afirmando que las papeletas de algunas mesas electorales no habían podido llegar a sus manos. A partir de entonces, la distancia entre un partido y otro fue menguando hasta producirse el “sorpasso”.

Tal y como relata el diario vasco Naiz, pese a que las autoridades electorales de Honduras dan a Orlando Hernández como vencedor, el mismo día 17 de diciembre la Organización de Estados Americanos (OEA), por medio de su secretario general, Luis Almagro, señalaba que enfrente de «la imposibilidad de determinar un ganador, el único camino posible para que el vencedor sea el pueblo de Honduras es un nuevo llamado a elecciones generales dentro del marco del más estricto respeto al Estado de Derecho, con las garantías de un TSE que goce de la capacidad técnica y de la confianza de la ciudadanía y los partidos políticos».

Mientras todo esto sucede, la crispación en las calles continuaba y nada hace prever que termine. El pasado 15 de diciembre de 2017 murieron 16 manifestantes que defendían la legitimidad de Nasralla como presidente.

18 diciembre, 2017

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR