El teatro del Espacio Bebé de Zaragoza, referente internacional, suprimido por PP-Cs y Vox

La retirada de la subvención a finales de 2019 ha supuesto que la gestora del teatro, la asociación sin ánimo de lucro PAI, haya tenido que asumir todos los gastos del año pasado y haya tenido que cancelar toda la programación para este 2020. Desde la PAI piden al Ayuntamiento de Zaragoza que habrá una vía de negociación y proponga una alternativa.

Espacio
Foto: Espacio Bebé.

Este lunes, las redes sociales se encendían con el anuncio de la compañía de teatro PAI: “Suspendemos la programación de talleres y espectáculos los fines de semana”. La sala Mandarina del Espacio Bebé cierra después de que el Ayuntamiento de Azcón le haya retirado las subvenciones que mantenían a flote el único lugar de la ciudad que contaba con programación estable para bebés de 0 a 3 años.

Esta sala de artes escénicas junto con la de juegos, convirtieron en 2013 un espacio abandonado en un alternativa única para el aprendizaje de los y las bebés en el Estado español. Y esta, como asegura el responsable de la PAI Luis Bordonada, ha sido una de las causas de su cierre “nos hemos inventado un modelo de espacio único en España y las administraciones no saben donde colocarlo. A la hora de dar dinero no saben de qué departamento. Es otro de los problemas”. Bordonada reconoce que la burocracia administrativa presenta muchos problemas a la hora de otorgar subvenciones y que esta ha sido una de las razones que Zaragoza Cultural les ha presentado para cerrar el convenio que arrancó en la última legislatura de Juan Alberto Belloch.

Sara Fernández trasladó a través del gerente de la Sociedad Municipal Zaragoza Cultural, David Lozano, que el consejo de administración de la entidad rechazó conceder las ayudas al Espacio Bebé –con los votos de PP, Ciudadanos y Podemos– atendiendo un informe de Intervención. En este se señalaba que la PAI las solicitó para desarrollar unas actividades que entran dentro de las obligaciones del contrato de concesión y que, por tanto, no pueden ser objeto de una subvención.

En otras palabras, entraba en conflicto contar con un convenio para la gestión de la sala de teatro con que se pudieran pedir ayudas. Luis Bordonada recuerda que no son una empresa privada y que ofrecen a la ciudad una alternativa cultural que debe de estar apoyada económicamente por las administraciones. Desde su inicio se consideró el proyecto como “deficitario”, en términos económicos, dado que con la recaudación en taquilla no era suficiente para cubrir los gastos si se quiere que sea lo más inclusivo posible. Sin embargo, el responsable de PAI asegura que “es un espacio que funciona muy bien y no hay que demostrar su valía y lo que supone para esta ciudad pero aun así no podemos llevarlo como si fuera un negocio privado porque no salen las cuentas”.

Desde la PAI reconocen que no dudan de que el departamento de Cultura de la corporación de PP y Ciudadanos les tiene “en buena estima” pero piden más “sensibilidad” y diálogo con el colectivo de las artes escénicas. Desde la compañía aseguran que denegaron la subvención a finales de 2019 cuando ya se había hecho toda la inversión y se había ejecutado prácticamente toda la programación por lo que tuvieron que asumir todos los gastos. Una decisión que ha desembocado en el cierre de uno de los dos espacios: “Lo que no queremos es explotar a compañeros artistas que vienen a actuar, antes de seguir poniendo nosotros dinero o que los artistas vengan en condiciones no muy favorables pues preferimos cerrar”.

Zaragoza y el Espacio Bebé

Este anuncio ha inundado las redes sociales con mensajes de apoyo e incluso se ha abierto una petición en Change.org para que vuelvan a subvencionar el Espacio Bebé con cerca de 2.000 firmas, necesitan 2.500 para alcanzar el objetivo.

Hasta el momento, la PAI ha pedido una entrevista con Sara Fernández hasta en dos ocasiones para que les explique detalladamente qué ha ocurrido y que alternativas hay, sin embargo, en las dos ocasiones se ha negado y finalmente todo se ha trasladado a través de llamadas telefónicas: “Nos valora pero agradeceríamos desde la cultura en general aquí en esta ciudad como un poquito de sensibilidad que estamos en un colectivo que es bastante jodido de por sí, vivir de esto, por lo menos que se nos maltrate más de la cuenta”. Por ello, Bordonada ha reiterado que solo quieren abrir una vía de negociación para que la ciudadanía pueda volver a contar con espectáculos para bebés.

“Garantizamos la apertura al público y a los colegios hasta el final del curso escolar y buscaremos urgentemente otros apoyos para poder continuar el curso que viene. Ojalá abierto con todos los servicios que ofrecíamos hasta hoy”, apuntaban en el cartel que ha corrido por las redes sociales.

El Festival Cucú también desaparece

Otras de las decisiones del Gobierno de Azcón para acabar con la cultura pública de Zaragoza fue retirar el apoyo al Festival de Artes Escénicas para Bebés Cucú que desde hace tres años atraía a la ciudad espectáculos para estimular la creatividad de los y las bebés. El Teatro Principal ofrecía de esta manera espectáculos dirigidos a un público que suele estar muy olvidado, los bebés de cero a tres años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies