Portada

El suelo del antiguo colegio Lestonnac será calificado como uso comercial

La parcela, de 9.400 metros cuadrados -de los que alrededor de 7.000 serán de uso lucrativo privado no residencial-, pasará a ser considerada de uso comercial gracias a los votos de PP, PSOE y Ciudadanos. Por su parte, ZeC y CHA votaron en contra de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)
| 22 julio, 2016 19.07
El suelo del antiguo colegio Lestonnac será calificado como uso comercial
Lestonnac. Foto: AV Venecia

Gerencia de Urbanismo aprobó el pasado miércoles la modificación incluida en el Plan de Ordenación Urbana (PGOU), por el que el suelo del antiguo colegio Lestonnac, situado en el barrio de Torrero, de 9.400 metros cuadrados y de superficie similar al macrocentro comercial de Puerto Venecia, pasará a ser considerado de uso comercial gracias a los votos de PP, PSOE y Ciudadanos, y ZeC y CHA votaron en contra.

Fue la propiedad la que solicitó dicha modificación. Una vez aprobada, dicha propiedad tiene vía libre para destinar su uso a la construcción de un nuevo supermercado. De los 9.400 metros cuadrados, 7.000 serán de uso lucrativo privado no residencial.

Para la Plataforma Torrero Sostenible, integrada por las Asociaciones de vecinos de La Paz, Montes de Torrero y Asociación Cultural El Cantero de Torrero, así como diferentes vecinos a título individual, debería de realizarse un estudio de impacto sobre el pequeño comercio que tendría el proyecto, así como un Plan de Recuperación del Comercio de Proximidad en el barrio.

Así mismo, consideran fundamental un estudio de Impacto Medioambiental del Proyecto, dado que parte de los Pinares de Venecia se vería afectada por las obras de acondicionamiento y urbanización que se llevarían a cabo, así como por la construcción del vial de salida a la Ronda Hispanidad (Tercer Cinturón).

También opinan que esta gran superficie comercial sería “la puntilla definitiva para el pequeño comercio de proximidad, muy castigado por la crisis y por el exceso de centros comerciales”. El pequeño comercio “mantiene vivas nuestras calles, potencia la convivencia y favorece la relación entre clientes y vendedores”. “Además -continúan- Torrero ya cuenta con una amplia red de supermercados de tamaño medio, y tiene bien cercano el que dicen mayor centro comercial de Europa”.

Asimismo, recuerdan que los Pinares de Venecia son una zona privilegiada de nuestro barrio y advierten que “la calidad de vida de la que gozamos sus vecinas y vecinos desaparecería ante el continuo tráfico de camiones de reparto, recogida de residuos y coches  de clientes”, con la “consiguiente contaminación ambiental y acústica”.

Este tráfico “circularía por calles de una sola vía donde se ubican dos guarderías, el colegio Domingo Miral, el colegio de educación especial San Martín de Porres, un centro de día y un centro ocupacional. Sumemos a esto los atascos en el Tercer Cinturón, como ocurre habitualmente en Puerto Venecia”.

Por lo tanto, y si nada lo remedia, Zaragoza se convertirá en el ‘adalid’ de los centros comerciales en el Estado español. Al Centro Comercial Grancasa (77.000 m2), Centro Comercial Los Porches del Audiorama (9.000 m2), Espacio Comercial Puerta Cinegia (2.200 m2), Centro Comercial Utrillas (10.000 m2), Centro Independencia El Caracol (30.000 m2), Centro Comercial Augusta (62.000 m2), Centro Comercial Alcampo Los Enlaces, Centro Comercial Alcampo Casetas, Centro Comercial Carrefour Actur, Plaza Imperial (132.000 m2), Aragonia (30.000 m2) y Centro Comercial Puerto Venecia (206.000 m2), se le suma un nuevo espacio en el que construir otro centro comercial, el enésimo en la ciudad.

Cabe recordar, que fue en el año 2005 cuando el gobierno de Aragón levantó la moratoria comercial que impedía la apertura de centros comerciales de más de 2.000 metros cuadrados en territorio aragonés, y para ello se tuvo que modificar el Plan General de Equipamientos Comerciales de Aragón (PGECA). Gracias a esta modificación, se pudo construir el Centro Comercial Puerto Venecia y Plaza Imperial, de 200.000 y 132.000 metros cuadrados respectivamente.

A estos macrocentros comerciales hay que sumar la construcción de ‘Torre Village’, en la carretera de Logroño, y que transformará la actual factoría de Pikolín –que se trasladará a Plaza- en una gran superficie comercial de moda y restauración de 63.000 metros cuadrados.

Para la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), “este tipo de establecimientos obedecen más a intereses especulativos de importantes y foráneos fondos de inversión, que a las necesidades comerciales de la ciudad”. Además, las grandes superficies socavan de manera flagrante el comercio de proximidad, perjudicando de manera notable al pequeño comercio.

22 julio, 2016

Autor/Autora

Redactor. Integrante del Consello d’AraInfo. @mr_belbedere


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR