El SALUD emite un procedimiento para "garantizar la atención presencial cuando esta sea pertinente"

Cada centro de salud de Atención Primaria deberá aplicar este procedimiento en el plazo de un mes, estableciendo un número mínimo de consultas presenciales por agenda. Se recupera la atención y el seguimiento del paciente con patología crónica. Se mantiene la consulta no presencial en trámites como bajas de larga duración, recetas de crónicos o resultados de pruebas.

vasectomías salud utrillas
Centro de Salud. Foto: DGA

El SALUD ha emitido ya el procedimiento para "la mejora de la accesibilidad de la población" a los equipos de Atención Primaria, que deberá estar implantado en los centros de Aragón en el plazo de un mes y que tiene como objetivo principal "garantizar la atención presencial cuando esta sea pertinente", así como recuperar la atención en consulta programada para los pacientes crónicos.

Cada centro de salud "deberá adaptar las propuestas realizadas en el documento de referencia a la realidad de su territorio", informa el Gobierno de Aragón en una nota de prensa, estableciendo un número mínimo de huecos en las agendas dedicados a las consultas presenciales (como ejemplo, 20 citas presenciales de 40 en total), "una cifra que decidirá cada uno de los equipos con la Dirección de Atención Primaria de su sector".

La entrada de los centros de salud deberá estar abierta al público, "si bien se tiene que mantener la organización de circuitos asistenciales diferenciados para las y los pacientes COVID y no COVID, respetando las medidas de distanciamiento social en las salas de espera y salas comunes", añade la nota oficial.

Las y los pacientes que soliciten demanda de atención sanitaria por "problemas de salud sobrevenidos o por la agudización de problemas preexistentes" serán atendidos en consulta presencial, para lo que se habilitarán "huecos suficientes en las agendas", asegura el Ejecutivo aragonés.

Asimismo, "se recupera en su totalidad la atención y el seguimiento del paciente con patología crónica", una labor que "debe pivotar fundamentalmente sobre los profesionales de Enfermería". La DGA subraya que se deben priorizar "aquellos pacientes que por su patología requieren un control más estricto (pacientes crónicos complejos, anticoagulados, diabéticos, EPOC y HTA)".

Además, el documento establece algunos procesos en los que se mantendrá la consulta no presencial o administrativa. En concreto para la realización de trámites que "no necesariamente impliquen la necesidad de una visita presencial", como renovación de recetas, renovación de partes de baja de procesos de larga duración, visados o realización de informes; y para la comunicación de resultados de pruebas de control, renovación de prescripciones crónicas estables o modificaciones mínimas de tratamientos y "cualquier otro motivo en el que el profesional responsable considere que no es necesaria la presencia del paciente".

Periódicamente se realizará un seguimiento de la implantación de este documento desde la Dirección Gerencia del Salud y la Dirección General de Asistencia Sanitaria con todas las gerencias de Sector y direcciones asistenciales, concluye la nota.

Este lunes, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, aclaró que "antes, toda la población estaba acostumbrada a solicitar una consulta y recibirla en esa misma mañana, ahora mismo esto no es posible".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies