El regreso de Señor No

Originarios de los míticos La Perrera y procedentes de los locales de Buenavista en Donostia, Señor No actuarán este domingo (21.30) en La Ley Seca de Zaragoza. Una banda del clásico punkrock más rockanrollero, siempre con clase, haciendo grandes canciones que también se nutren del rock clásico.

Señor No.

Sonrisa de oreja a oreja, picorcillos varios, ganas de fumar y sed, mucha sed de la que acaba en resacazo… Señor No vuelven. Vale, está bien, nunca se fueron. Desde el año 93 del siglo pasado, la cruzada de los 'NOES' les ha llevado a dar tres vueltas al mundo desparramando electricidad en gaztetxes, festivales, salas, sótanos, clubs –con y sin lucecitas- discotecas, tugurios, salas, comedores, terrazas y alguna casa consistorial; solos o en compañía de Dioses del Olimpo Rock como el compañero Roy Loney –sí ese Roy Loney- con el que se marcaron varias giras, la última en 2013, y un single "Bottle of wine" (2007), y LP "Got me a hot one" (2009). Y eso sólo como Señor No, porque el Señor tras el No, no ha parado de predicar al apocalipsis eléctrico desde su acústica con las Brujas y Petti, Dúos Dinámicos denim, pero también con su Gibson con su banda psicodélica Pow pow pows.

Ahora están aquí otra vez, ya solitos y con nuevo coleccionable tamaño pequeño que añadir a los grabados junto a Thee Virus, Sewergrooves, Capaces y NCC, y con otro tamaño grande para final de año que haga compañía a los pelotazos “Señor No” (1994), “No mundo” (1996), “No me hables” (1998), “Siempre te diré que no” (2003), “Señor Sí” (2005).

Como ves, nada de resurrecciones nostálgico-pajilleras o pesetero-interesadas o ambas dos en la combinación que más te guste –mi favorita: pajillero-interesadas-. A los Xabi y Fumai –¿queda alguien que no sepa quiénes son?- de su última reencarnación se suman ahora Fosy (Cancerberos, La Banda Trapera) a los tambores y Jorge Colldan (Holly Sheep/Kurt Baker Combo) a las seis cuerdas para darles por el buler a los superventas de la música ascensoril.

Tres plantaciones de ducados, y dos millones de canas después, Señor No se suben al escenario como Señor No, con su voz y sus canciones. Si los barmans están saltando de alegría por el aumento de trasiego que se avecina, tú deberías aprovechar para reducir perímetro abdominal haciendo esas maravillosas cosas que dan sentido a miles de años de humana evolución: sudar, berrear a voz en cuello, air-guitarrear en modo extremo, derramar birra sobre desconocidos… y lo que sea que venga después pero que siempre termina en un “nunca más, nunca más, nunca más”.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR