El Químic supera al Quebrantahuesos y el Rugby Teruel vence al Orihuela

El Químic de Barcelona (36) superó al Quebrantahuesos (8) en el partido de rugby de este sábado en Los Sotos de Monzón, imponiendo su juego y experiencia. Por su parte, el domingo, el XV del Torico logró la victoria frente al equipo de Orihuela, pese a que contaba con una plantilla mermada en la que solo se pudieron desplazar 16 jugadores.

Partido del Químic de Barcelona contra el Quebrantahuesos | Foto: Quebrantahuesos Club de Rugby

El Quebrantahuesos Rugby Club es inexperto en la liga DHC Vueling en la que debutaba este sábado pasado, y esto fue lo que vino a explicarle el Químic a los montisonenses al poco de comenzar el encuentro. Con apenas unos partidos jugados en dicha categoría (la temporada que surgió la malograda pandemia), los oscenses deben sacar lo mejor de sí mismos si quieren lograr victorias en este curso.

En la ventosa tarde del sábado se estrenaban los Quebrantas en “Los Sotos”, con un primer partido que se sabía duro, pero con la ilusión de lograr una victoria que tranquilizara un poco los nervios de competir en esta nueva categoría. La realidad, sin embargo, fue un jarro de agua fría que llegó en forma de ensayos en contra ya en los minutos 9 y 22.

Los visitantes, un Químic consolidado en la DHC desde hace años, impusieron desde el principio su juego rápido y equilibrado con potentes incursiones y “offloads” que los de casa no eran capaces de aplacar. No es que el equipo estuviera jugando mal, simplemente el ritmo de juego y la intensidad fueron mucho mejor gestionados por los catalanes.

No se vino abajo el equipo oscense, ni siquiera con los últimos ensayos encajados al finalizar la primera parte, y esto se vio reflejado en una segunda mitad mucho más seria. Conscientes de lo complicado que sería una remontada, se recortaron distancias gracias a un golpe de castigo encajado por Edgar Serres y un ensayo tras melé por parte de Miguel Castrillo. Un empujón que resultaría insuficiente, pero que levantó la moral local en una segunda parte en la que se recibirían dos ensayos más.

La derrota deja una clara advertencia a los quebrantahuesos: únicamente con actitud (irreprochable en el campo) no va a ser suficiente para conquistar partidos en la DHC; va a ser necesaria mucha disciplina tanto en los partidos como en los entrenamientos para salir victoriosos del campo.

Jornada de Escuelas en Tarazona

Poco antes del debut de los seniors, las escuelas de l’Aínsa, Monzón, Uesca y Chaca se volvieron a reunir para competir en la jornada de rugby en edad escolar organizada por el Tarazona Rugby Club, un veterano del rugby aragonés, que en su campo del Seminario reunió a cientos de niños y niñas de categorías infantiles para que pudieran jugar todos los partidos posibles. De nuevo las categorías sub 8 y sub 10 del Quebranta hicieron un gran papel, y a los padres y madres rebosaban orgullo con sus hijos e hijas del sub 6, que empiezan a jugar mediante abrazos más que placajes.

Copa de Rugby 7 Femenino en Zaragoza

Por otro lado, en Zaragoza, en campo del Universitario, volvía la copa de Seven Femenino, en la que las Quebrantas se juntaron con las rugbiers sorianas para competir y seguir con su formación deportiva.

El Club de Rugby Teruel vence al Orihuela 28 a 38

Por su parte, tras un viaje de más de 350 Kilómetros los turolenses llegaban al campo del Orihuela ubicado en la Universidad Miguel Hernández en Orihuela, con una temperatura elevada para lo que acostumbran los turolenses y un campo con ciertas deficiencias en su terreno de juego.

El pitido inicial se dio a las 12.00 horas con dos escuadras bastante mermadas. Por un lado el Orihuela, aunque jugaba de local, están atravesando ciertas dificultades a la hora de completar sus quinces iniciales, y solo contaban con 16 jugadores. El equipo de Teruel, con el desplazamiento más largo de la temporada, solo pudo movilizar a 16 “toros” hasta la localidad.

En un farragoso inicio de partido, se disputaron en apenas cuatro minutos cinco melés seguidas. Los delanteros de ambos conjuntos estaban haciendo un buen trabajo y estas eran disputadas. Sin embargo a partir de la cuarta melé, el pack turolense comenzó a dominarlas pese a las incorporaciones de última hora a la delantera y el menor peso de la misma. Sin embargo, en una rápida jugada, Daniel Ángel robó un balón que recorría las manos de la linea del Orihuela anotando así el primer ensayo del partido.

Con este ensayo se abría el marcador que poco después se ampliaría con un golpe de castigo transformado por Antonio Ramos que colocaba a los turolenses con una ventaja de 0-10 en el marcador. Sin embargo, el Orihuela tiró de raza y comenzó a castigar la defensa de los turolenses. Acercaba el marcador, dejando en el descanso un empate 10-10 en un igualado partido.

Antes del descanso, Parri sufría dolores en la rodilla por un mal paso dado el firme del campo y comenzaba a sentir molestias tras otra caída que le dañaba el tobillo. Se vio obligado a salir del campo en el minuto 35, lo que obligaba a reformular la composición de la melé y que Garufo pasase de la segunda línea a la primera. Sergio ocupó en ese momento la segunda línea.

Se reanudaba el partido y ambos equipos comenzaron a aprovechar los golpes de castigo que realizaban los rivales, sumando poco a poco, tres puntos consecutivos cada equipo, hasta colocar el marcador en un 16-19 a favor de los turolenses.

Sin embargo el XV del Torico siguió apretando y tras un buen juego de delantera cerca de su línea de ensayo, en una bola rápida hacia la línea, Antonio Ramos conseguía un ensayo casi bajo palos y su posterior transformación, ampliando la distancia de los turolenses a 16-26. Un ensayo que no sería el último, ya que en una rápida aparición de Dani Yilong robando un pase y escapándose en velocidad, ensayaba de nuevo marcando un 16-33 para los turolenses.

Pero el equipo local en ningún momento bajó los brazos y llegó a la zona de marca turolense, anotando un merecido ensayo del equipo de Orihuela en el minuto 69. Se entraba ya en los últimos 10 minutos del partido con un marcador relativamente ajustado y con ambos equipos hambrientos de hacerse con una importante victoria para los dos clubes. Sin embargo, el Teruel se adelantó ensayando y en una demoledora carrera de Jaime, este anotaba un ensayo que Ramos no consiguió transformar.

Apelando a la épica y demostrando que jugaban en casa, el Orihuela consiguió ya con el tiempo cumplido, anotar el último ensayo del encuentro y transformarlo para sumar en el marcador. Lograron así el resultado definitivo de 28-38 a favor de los turolenses.

Como es tradición en el rugby, al finalizar el encuentro ambos equipos compartieron impresiones del encuentro, comieron y bebieron juntos lo que el local les ofreció, demostrando esos valores únicos que traslada el rugby a sus jugadores y jugadoras.

En la larga vuelta el conjunto turolense ya comenzó a mentalizarse en lo que será el último partido del 2021 frente al CAU B que visita Teruel el día 18 de diciembre a las 17.00 horas en las Pistas de Atletismo José Navarro Bou.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies