El “Programa de consumo de frutas y hortalizas en las Escuelas” incluye leche en su nueva edición

Impulsado por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, durante el curso 2016-2017 han participado 121.753 escolares. Este curso, la cifra asciende hasta los 131.429. En 2018, la iniciativa alcanza su novena edición y continúa con el objetivo de fomentar la mejora de los hábitos de consumo alimentario entre las personas más jóvenes.

El “Programa de consumo de fruta y leche en las Escuelas”, impulsado por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, ha arrancado este año en 466 centros aragoneses y con importantes novedades como la inclusión de leche “blanca” y yogures sin azúcar.

El programa de la leche es muy antiguo en el Estado español, pero actualmente solo se ejecutaba en Galiza y en Madrid, con leche líquida. En Aragón llevaba varios años sin implementarse. Sin embargo, el Gobierno de Aragón ha querido retomar la iniciativa y alrededor de 50 centros se han sumado a la iniciativa a través de la cual se repartirán yogures sin azúcar y envases de cartón individuales de 200cc de capacidad y con pajita. De momento, llegarán a 19 centros en 30 localidades.

Esta ha sido la opción elegida para los centros participantes ubicados en el medio rural, que carecen de capacidad de conservación de productos lácteos refrigerados, y también por aquellos que cuentan con un elevado número de alumnos y alumnas por la facilidad de almacenamiento, conservación, manejo y consumo. La leche procede de una ganadería ubicada en Tauste, y se ha envasado en exclusiva para el programa en Utebo.

También se repartirá leche fresca pasteurizada, en botella de litro. A pesar de ser el producto preferido por el programa, es el que presenta mayores dificultades para su implantación. Únicamente han aceptado participar con este producto nueve centros, dos de ellos en Casp/Caspe. Los siete restantes se encuentran en Zaragoza o en su área metropolitana. Para facilitar su implantación, el programa ha facilitado a los centros vasos de plástico reutilizables que se lavan en el centro.

El Departamento está estudiando la forma de ampliar el alcance de la distribución de productos lácteos frescos a los centros que lo solicitaron y a los que, hasta el momento no ha sido posible atender, bien por carecer de distribuidores de proximidad o de instalaciones de refrigeración adecuadas.

Vuelve a las aulas la fruta “a bocados”

Además, en el programa de la fruta participarán 131.429 alumnos y alumnas, superando los 121.753 escolares y los 436 centros públicos de todo el territorio que participaron en la iniciativa durante el curso 2016-2017.

Vuelven las manzanas, peras, plátanos, mandarinas, cerezas y alberges a las aulas. El programa de la fruta tiene una parte fija, que consiste en la distribución semanal de una ración de fruta por alumno y alumna que llega al centro limpia y lista para el consumo, junto a una servilleta de papel.

La selección se debe, por una parte, a la posibilidad de comer estas frutas, en las que Aragón se considera una gran productora, "a bocados" y sin pelar. Y, por otra, por no requerir frigo-conservación. Las piezas que se distribuyen entre el alumnado se compran a comerciantes y productores del sector y, en ningún caso, proceden de retiradas. Se envían las raciones justas, incrementadas en un 6% para que el profesorado pueda comprobar la calidad del producto.

“El programa funciona gracias al interés que ponen todas las partes implicadas en el mismo. Hay que resaltar que, sin el compromiso del profesorado, el programa no tendría el grado de cobertura que tiene actualmente”, explica el director general de Alimentación y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Aragón, Enrique Novales.

“Otro factor que ha contribuido al éxito del programa ha sido la calidad del producto y del servicio. El sector productor y comercializador de frutas es consciente que el programa escolar es su principal aliado de cara al futuro, y no escatima esfuerzos a la hora de suministrar un producto limpio, sano y sabroso al alumnado, respetando los calendarios y horarios de entrega previamente comunicados a los centros”, añade el director general.

La degustación de almendras y nueces, novedad en las actividades complementarias

Visitas a explotaciones hortofrutícolas, viveros, queserías; degustaciones, charlas sobre agricultura ecológica y actividades de huerto escolar volverán a acompañar a este programa en su nueva edición. La cata de frutas es una de actividades principales y, como novedad, este año también se han incluido los frutos secos. En concreto, almendras y la nueces.

Una iniciativa financiada con fondos europeos 

El programa cuenta con un presupuesto total de 1.148.000 euros. El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha incrementado su contribución al programa, aportando 172.000 euros, que por una parte apoyarán el programa de la fruta y la leche escolar en el presente curso y, por otra, se destinarán a adelantar el inicio del programa del próximo curso.

Por su parte, Europa aporta 874.000 euros para el programa de la fruta y otros 51.000 para la leche. Además, el Ministerio de Agricultura y Medio ambiente ha transferido a Aragón 51.000 euros para realizar actividades de acompañamiento de la fruta como las visitas, charlas o catas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies