Mundo

El poeta chileno y militante comunista Pablo Neruda no murió de cáncer, revela un grupo de forenses desmintiendo la versión oficial

Un grupo de forenses afirma que el poeta chileno y premio Nobel de Literatura Pablo Neruda, fallecido el 23 septiembre de 1973 en los primeros días de la dictadura de Augusto Pinochet, no murió a causa de una caquexia provocada por el cáncer que sufría, tal y como se informó inicialmente en el parte oficial de defunción, lo que abre la posibilidad a otras hipótesis
| 21 octubre, 2017 22.10
El poeta chileno y militante comunista Pablo Neruda no murió de cáncer, revela un grupo de forenses desmintiendo la versión oficial

El poeta chileno, premio Nobel de Literatura y militante comunista Pablo Neruda, fallecido el 23 septiembre de 1973 en los primeros días de la dictadura de Augusto Pinochet, no murió a causa de una caquexia provocada por el cáncer que sufría, tal y como se informó inicialmente en el parte oficial de defunción.

Así lo afirman un grupo de forenses que se reunieron esta semana en Santiago de Chile para debatir sobre las posibles causas de la muerte de Neruda. Los expertos han entregado un documento con sus conclusiones al juez Mario Carroza, que se encuentra al frente de la investigación sobre la muerte del poeta.

“Los estudios relacionados con el índice de masa corporal mediante el uso del diámetro de su cinturón nos permite excluir al 100% la existencia de caquexia”, manifestaron los expertos. “La caquexia está descartada. Eso está claro”, apuntó el juez especial Mario Carroza.

Los forenses han detectado un elemento que podría corresponder a una bacteria cultivada en laboratorio, lo que será sometido a otro estudio cuyos resultados se conocerán en un plazo de entre seis meses y un año. “Con los resultados que tenemos ahora no podemos ni excluir ni afirmar la naturaleza, natural o violenta, de la muerte de Pablo Neruda”, han añadido.

El escritor chileno, que entonces formaba parte del Comité Central del Partido Comunista, murió el 23 de septiembre de 1973, dos semanas después del golpe de Estado que derrocó al presidente socialista Salvador Allende.

Manuel Araya, el chófer y asistente personal de Pablo Neruda ha desmentido en reiteradas ocasiones la versión de que el motivo de su fallecimiento se debió a un cáncer y ha asegurado que fue “asesinado” por el régimen de Pinochet (1973-1990).

Según Araya, Neruda habría recibido una “inyección mortífera” por parte de agentes del régimen mientras se encontraba en la Clínica Santa María, el mismo centro en el que murió nueve años después y en extrañas circunstancias el expresidente Eduardo Frei Montalva.

El poeta tenía un salvoconducto para viajar a México “por invitación del presidente Luis Echeverría, que lo mandó a buscar y le puso un avión a su disposición”, ha indicado Araya.

21 octubre, 2017

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR