El Pleno de Zaragoza aprueba la compra directa de energía para avanzar hacia más ahorro y soberanía

Este proyecto, cuyas pruebas comenzarán a finales de este año, supondrá la compra de electricidad en el mercado sin intermediarios, con el consiguiente ahorro económico y profundizará en la compra de energías renovables para el consumo municipal

Teresa Artigas durante una rueda de prensa.

El pleno municipal de Zaragoza, en su Comisión de Economía, aprobó este lunes, con los votos a favor de ZeC, CHA y C's y la abstención del PSOE, la modificación las bases de ejecución del Presupuesto 2018 para posibilitar la compra directa de energía por parte del Ayuntamiento.

Las pruebas para poner en marcha esta nueva manera de consumir energía, comprando directamente en el mercado, ahorrando costes y avanzando hacia la soberanía energética municipal, comenzarán a finales de este año.

La concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, compareció ante los medios de comunicación el pasado martes para informar sobre los últimos trámites necesarios en materia de soberanía energética y la compra directa de energía.

El 23 de febrero, el Gobierno de Zaragoza ya adoptó la decisión de que el Ayuntamiento adquiriera la condición de sujeto de mercado de producción de energía eléctrica, en la condición de Consumidor Directo en Mercado, para participar en él a partir de noviembre de 2018, para adquirir energía eléctrica para su propio consumo.

El Servicio de Conservación de Arquitectura, Energía e Instalaciones ya ha impulsado los trámites para que el Ayuntamiento de Zaragoza se dé de alta como consumidor directo y como agente del mercado eléctrico. De este modo se conseguirá mayor capacidad en la toma de decisiones acerca de la compra y el origen de los 120 Gw/hora/año que consumen los 1.800 puntos de suministro municipales.

Desde la entrada en vigor de la legislación que contemplaba las fases para la liberalización del servicio de suministros energéticos, el Ayuntamiento ha ido dando pasos hasta la incorporación total en el modelo de contratos generales centralizados de suministro de energía. Cabe recordar que los últimos pliegos de condiciones relacionados con la actividad mantienen el modelo existente, si bien incorporan la obligación de certificación de que el suministro provenga 100% de fuentes de energías renovables.

Asimismo, por la labor desarrollada desde el Servicio de Conservación de Arquitectura, se han logrado unos ahorros en la factura eléctrica municipal de hasta 4 millones de euros al año, a través de medidas como ajustes de potencia contratada y mantenimiento de edificios.

Según Artigas, en este momento es preciso modificar las Bases de Ejecución del Presupuesto adaptándolas a las reglas de funcionamiento del mercado mayorista de energía, que impone unas obligaciones que resultan de imposible cumplimiento mediante el procedimiento presupuestario ordinario de aprobación del gasto público. Por este motivo, se llevó esta propuesta a la Comisión de Cultura, Economía y Hacienda, para su aprobación por parte de los grupos municipales.

Los gastos que se pueden atender mediante anticipo son los previstos en la base 39 por importe inferior a 3.000 euros, IVA no incluido, salvo en el caso del ACF que se constituya para la compra directa de energía eléctrica en el mercado mayorista, en el cual las facturas podrán exceder de dicha cuantía; la cuantía máxima de este anticipo es de 12.000.000 de euros anuales.

En este sentido, Artigas ha confiado en que “la apuesta por el ahorro económico, la autonomía municipal y la calidad del aire requieren del apoyo y compromiso de los grupos políticos que forman la Corporación”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies