Ecología

El Plan de Caza no recoge la mayoría de las sugerencias presentadas por la Fundación del Quebrantahuesos para la protección de las aves

En noviembre de 2018 se enviaron a la Dirección General de Gestión Forestal, Caza y Pesca 25 sugerencias de las cuales tan solo han aceptado tres
| 6 agosto, 2019 13.08
El Plan de Caza no recoge la mayoría de las sugerencias presentadas por la Fundación del Quebrantahuesos para la protección de las aves
Codorniz. Foto: FCQ.

En noviembre de 2018 se enviaron a la Dirección General de Gestión Forestal, Caza y Pesca 25 sugerencias de las cuales tan solo han aceptado tres: incorporar la prohibición de tenencia y uso de munición de plomo en zonas húmedas, cambio en nomenclatura de especies y una corrección de errores.

Sí que se han incorporado las propuestas de análisis del estado poblacional de determinadas especies (por ej. codorniz y tórtola) en un informe sobre los niveles poblacionales y sobre la adecuación de los periodos hábiles. Sin embargo, según ha trasladado Juan Antonio Gil de la Fundación de Conservación del Quebrantahuesos, “no se han aceptado la mayoría de las sugerencias planteadas, que siempre se ha presentado con la finalidad de contribuir a mejorar el documento del Plan de Caza”. Entre ellas se encuentra la petición de no autorizar la caza en zonas afectadas por incendios forestales hasta que se recupere la vegetación o la evaluación ambiental de los Planes de Caza en los Espacios de la Red Natura 2000, para determinar si se adecuan a los objetivos de conservación LIC o ZEPAS (según dispone la Directiva Hábitats).

“Consideramos insuficientes las respuestas a nuestra solicitud de moratoria de caza para determinadas especies, en especial para los casos de la codorniz común y la tórtola europea”, señala Gil. En este contexto cuatro territorios ya han aprobado moratorias de la caza de la tórtola europea: Cantabria, Asturies, Islas Canarias y País Valencià.

Además este año 2019 la Comisión Europea ha iniciado un procedimiento de infracción por el incumplimiento de los artículos 3, 4 y de la Directiva Aves, por seguir permitiendo la caza de la tórtola europea y por no proteger adecuadamente su hábitat. En el Estado español, la población de tórtola europea ha caído un 25% en dos décadas, según indican los censos de SEO/BirdLife. En toda la UE, la población de tórtola europea ha descendido entre un 50 y un 70% y en algunos países, el desplome llega hasta el 90%, como Reino Unido, donde prácticamente ha desaparecido.

En este contexto la Fundación ARTEMISAN ha propuesto un conjunto de acciones para proteger la tórtola europea e intentar cumplir las directrices de acción aprobadas por la UE (para intentar evitar la moratoria de caza), que desde la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos consideran que deberían haberse analizado en la elaboración del plan de caza.

La ausencia de medidas especiales en el Plan de Caza, posiblemente derivará en el futuro para Jesús Gil en la aplicación de una moratoria que afectará a los cazadores de esta especie. Por último y en relación a los periodos hábiles de caza y la tendencia poblacional de la becada, la respuesta a las sugerencias indica, que no existen datos sobre las poblaciones invernantes y reproductoras. Solo se aportan datos de capturas (18.238 ejemplares cazados en la temporada 2016-17). Consideramos que en el Plan se debería fijar una presión cinegética basada en las tendencias poblacionales y no en los resultados de la caza”, concluyen desde la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos.

6 agosto, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR