Culturas  Entrevistas

“El periodista canalla” en Zaragoza

La presentación del libro Pepe Rei Aurrera nos permitió poder conversar con Rebeca Quintans, Guillermo Martorell, Guillermo Toledo y Miren Iguaran, de cuál va a ser la labor de la Pepe Rei Kultur Elkartea, pero sobre todo, de periodismo
| 8 octubre, 2015 07.10

Nos encontramos con Pepe Rei, prostrado en su silla de ruedas, después del grave accidente sufrido en 2002. Tras él, Miren Iguaran, Guillermo Martorel, Rebeca Quintans y Guillermo Toledo. Tenemos la oportunidad de charlar, por media hora, de cara a los micrófonos de AraInfo, antes de que se llene la sala desde la que van a presentar Pepe Rei Aurrera. Sabíamos de antemano que la media hora se iba a hacer corta.

Hablar de Pepe Rei es hablar del periodismo más comprometido que se haya practicado en Euskal Herria, pero también en el Estado español. Primero de la mano de medios como Interviú, y más tarde desde la barricada de Egin, Kale Gorria, pero sobre todo de Ardi Beltza, Pepe Rei fue capaz de poner contra las cuerdas a muchas de las instituciones que representan a un estado del que pudo probar algunas de sus inmundicias.

Sabemos cuál es el objetivo de Pepe Rei Kultur Elkartea, pero entendemos que es una pregunta ineludible, a la que nos responde Guillermo Martorell. «Después de tantos años de periodismo de denuncia que realizó Pepe Rei vimos que había un olvido y un abandono. Pensamos que era necesario crear una asociación con su nombre, que reivindicase el periodismo de investigación y denuncia social, y todos los años crear algo, un libro y un documental. Algo sencillo». Así lo ve Martorell, pero no nos parece tarea tan fácil.

Para este año publicarán un libro, del que no nos anticipan el título, sobre un «tema que ha sido un escándalo en Euskadi», escrito por Igor Meltxor, y que será presentado en la Feria del Libro de Durango, en la misma en la que se presentó en 2000 aquel que desencadenó la persecución de Pepe y el cierre de Ardi Beltza por el juez Garzón, Un rey golpe a golpe, la primera biografía no autorizada de por el entonces todavía rey. Además del libro presentarán en noviembre Historias del otro lado, un documental que relaciona la violencia del estado y los refugiados políticos vascos en Iparralde.

La conversación deriva hacia la triste situación que vive un periodismo, herido de muerte por la inmediatez y el «periodismo de filtración», como bien lo bautizara Rebeca Quintans. «La única manera de garantizar investigación de calidad, es tener gente, echarle horas, y la única alternativa es un periódico a la medida. A veces hay recursos, pero estos no se coordinan. Quizá el modelo de las Radios Libres puede ser un modelo efectivo. Si existen cinco medios trabajando en el mismo sentido, quizá es necesario fusionarse», advierte Martorell.

«Los medios de Madrid, trabajan con el término ‘éxclusiva’, pero realmente solo hay filtraciones. Ese es el modelo de hoy en día», prosigue Martorell, que además incide en la podredumbre de unos medios que defienden desde el mismo grupo empresarial «distintas opiniones», que en realidad no son tan diferentes. Sin embargo, es complicado combatir contra el poder mediático y económico de estos grandes clústeres informativos, que llegan a un público mucho mayor que pequeñas y comprometidas redacciones. Guillermo Toledo tiene la respuesta «hay que tirar por la ventana la televisión». Reímos, pues como bien decía la campaña tras el cierre de Egin, «seguimos, seguiremos»,  haciendo periodismo pese a las dificultades. Pese a la tele.

«Hay que estar en una sociedad muy concienciada y especialmente oprimida y silenciada, para que estos medios puedan surgir», dice Toledo. «En el País Vasco surgieron todos estos medios porque había una necesidad y era la gente quienes, por suscripción popular, sacaban adelante estas revistas y periódicos», prosigue Toledo, hablando de otros medios como el norteamericano Democracy Now, o el mexicano La Jornada, y la necesidad de socializar los medios, que sean los propios lectores y lectoras las que mantienen la estructura. Quizá sea el único modelo sostenible, por lo menos en cuanto a independencia y libertad de sus mensajes.

Tener a Rebeca Quintans delante y no nombrar Un rey golpe a golpe sería un crimen periodístico. Preguntamos si el libro fue el detonante del cierre de Ardi Beltza y la detención de Pepe. «Seguro que sí, seguro que sí. La detención de Pepe no respondía a ninguna acusación. Estuvo cinco meses en la cárcel y nunca llegaron a formalizar acusación, pero el abogado estaba convencido de que fue el detonante. Nunca fuimos a juicio porque no se formalizo esa acusación, y no hubo oportunidad de defenderse».

Aquel libro, tuvo que ser firmado con seudónimo, Patricia Sverlo. Rebeca asegura que solo hablaba de aquel libro con Pepe Rei, y lo hacían siempre fuera de la redacción. “Toda la etapa Ardi Beltza y Kale Gorria después fueron muy importantes. En cada número había un pelotazo, una portada y unos reportajes que tenían mucha repercusión. Era todos los meses. Ahora salen cosas, pero aquellas cosas que salían estas revistas nunca más las he vuelto a ver”, nos cuenta Rebeca.

Nos han llamado a bajar a la presentación del libro, mientras seguimos hablando de las pocas cosas que salen. «Son cuestión de oportunismo político» advierte Toledo. «¿Por qué hace tres años se abrió la veda contra Juan Carlos I? Porque había que quitárselo de encima. Juan Carlos ya estaba amortizado para el sistema. Ahora si interesa sacar a Corina, las comisiones con Arabia Saudita… nos han metido una segunda transición», prosigue Willy. «¿Quién habla de Felipe?» solapa Miren. «Nadie», respondemos a coro.

Tenemos que dejar esta agradable charla, que proseguiremos tras la presentación del libro. Tan solo, una pincelada triste en la misma, tener delante a Pepe, que seguro disfruta de la conversación, y sentirte huérfano de sus palabras por culpa de aquel accidente. Aún así, nos invade la curiosidad entusiasta de qué nos va a deparar, periodísticamente, la aparición de Pepe Rei Kultur Elkartea y el futuro portal de pensamiento crítico y denuncia social que se llamará “El periodista canalla”. A buen seguro nos proporcionará una larga lista de grandes titulares.

Charla presentación de Pepe Rei Aurrera, cortesía de la Pantera Rossa.

8 octubre, 2015

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR