El Pabellón de Tenerías de Zaragoza concluye su servicio como albergue provisional para personas sin hogar

Un equipo de profesionales sanitarios ha coordinado las medidas de prevención y diagnóstico del COVID-19 y ha aplicado en varias ocasiones el protocolo de aislamiento. En un solo caso se diagnosticó un positivo por esta enfermedad.

tenerías
Foto: Miguel G. García (AZ)

El pabellón deportivo municipal de Tenerías ha concluido su servicio como albergue provisional para personas sin hogar, tras casi dos meses en los que ha funcionado como dispositivo de emergencia con un centenar de camas, servicio de alojamiento, desayuno, comida, cena, duchas y atención sociosanitaria.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha llevado a cabo un plan de desconfinamiento que ha culminado este viernes con el traslado de las últimas 33 personas usuarias: 20 a El Refugio y 13 al Albergue municipal de la calle Alonso V. Durante los próximos días, las brigadas municipales retirarán los materiales y el personal de limpieza realizará una labor final de desinfección en el pabellón.

En estas ocho semanas de actividad, el personal técnico de servicios sociales especializados -que ha contado con funcionariado voluntario del Área, del Servicio de Instalaciones Deportivas y refuerzos contratados- se ha volcado en la atención a la población más vulnerable en esta instalación. También ha resultado valioso el trabajo de profesionales del Centro Municipal de Atención y Prevención de Adicciones (CMAPA), para reforzar la atención a personas con este tipo de problemas.

Un equipo de profesionales sanitarios ha coordinado las medidas de prevención y diagnóstico del COVID-19 y ha aplicado en varias ocasiones el protocolo de aislamiento. En un solo caso se diagnosticó un positivo por esta enfermedad. El usuario permaneció aislado hasta que el Servicio Aragonés de Salud se hizo cargo de su traslado.

El pabellón de Tenerías, que en sus momentos de máxima demanda llegó a acoger a 90 personas, ha visto progresivamente reducida su ocupación por diferentes causas. Entre ellas, destaca la salida de 30 personas que recientemente han conseguido empleo en campañas agrícolas. También ha habido mudanzas a viviendas particulares de alquiler con medios propios, ciudadanos y ciudadanas extranjeras en tránsito que han regresado a sus lugares de origen tras las gestiones realizadas con consulados y embajadas, y personas que han decidido abandonar el pabellón por voluntad personal.

Situación actual del Albergue

Con el traslado de 13 personas al Albergue municipal, esta instalación alberga a día de hoy un total de 82 personas: 46 hombres y 10 mujeres en las habitaciones, seis en módulos individuales, 11 en módulos familiares y nueve en Casa Abierta. Quedarán algunas plazas libres, aunque el Albergue continuará en régimen de confinamiento, sin entradas ni salidas, para salvaguardar la salud de todas sus personas usuarias ante la pandemia del COVID-19.

El Albergue municipal cuenta, desde el inicio del Estado de alarma, con personal sanitario que realiza un seguimiento del estado de salud de todas las personas usuarias. Desde el mes de marzo se han intensificado las labores de limpieza y desinfección para evitar contagios y existe un protocolo de aislamiento para aplicarse si una persona presenta síntomas de la enfermedad. Hasta el momento, no ha habido ningún caso de contagio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies