#TorreVillage  Ecología

El Outlet de Pikolin pondría en peligro el compromiso adquirido por el Ayuntamiento de Zaragoza con Greenpeace

Greenpeace recuerda que el Ayuntamiento de Zaragoza, con el compromiso de todos los grupos políticos (Zaragoza en Común, PSOE, PP, Ciudadanos y Chunta Aragonesista), aprobó una declaración institucional el pasado 30 de septiembre para poner en marcha las medidas adecuadas para lograr la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero causadas por la movilidad urbana del municipio
| 19 octubre, 2016 13.10
El Outlet de Pikolin pondría en peligro el compromiso adquirido por el Ayuntamiento de Zaragoza con Greenpeace
Proyecto Outlet Torre Village

La organización ecologista Greenpeace denuncia, en una nota de prensa, que «nos hallamos ante un nuevo desarrollo irracional con graves e irreversibles perjuicios para la ciudad y quienes la habitamos, pero también para todo el Planeta. Todo suma».

Greenpeace hace referencia a la próxima votación que tendrá lugar en el Ayuntamiento de Zaragoza sobre el plan especial que, como lo presenta la propiedad, permitirá implantar en la carretera de Logroño una nueva gran superficie comercial, esta vez destinada a «outlet» o comercio de oportunidad, conocida como Torre Village.

En el informe elaborado por el departamento de Movilidad del Ayuntamiento, se destaca, entre otras cosas, que será necesario un servicio de transporte colectivo específico para conectar el centro comercial con la ciudad ya que la oferta actual de las líneas que conectan el centro de Zaragoza con los barrios rurales y pueblos al oeste «no está dimensionada para la demanda prevista».

Según su estimación se calcula que esta nueva superficie comercial atraería a 5.570.000 visitantes al año a sus 61.000 metros cuadrados, 3.119.200 personas en días laborables y 2.450.800 en fines de semana. En ellos se podrían registrar 39.528 de forma regular y, además, se prevé que el 80% de los que acudan lo harán en vehículo privado. Serían 31.623 cada sábado, unos 10.541 coches particulares al día, mientras la empresa en su informe hablaba de solo 7.534. Y 1.265 en una hora punta entrando al centro comercial, cuando se apuntaba a 1.320.

En este sentido, Greenpeace recuerda que el Ayuntamiento de Zaragoza, con el compromiso de todos los grupos políticos (Zaragoza en Común, PSOE, PP, Ciudadanos y Chunta Aragonesista), aprobó una declaración institucional el pasado 30 de septiembre para poner en marcha las medidas adecuadas para lograr la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero causadas por la movilidad urbana del municipio en un 50% en 2030, y en un 14% en 2018, respecto de los niveles de 2012.

Para la organización ecologista «el cumplimiento del compromiso y la apuesta por unos modelos de ciudad más compacta conllevan una reducción del tráfico, lo que mejoraría la calidad de vida y la salud de las personas y el medio ambiente urbano». «Todo esto se vería gravemente perudicado por este nuevo centro comercial», advierten.

«Un modelo de ciudad donde la planificación urbanística carece de coherencia es aquel en el que el automóvil se convierte en instrumento obligado para acceder a centros comerciales alejados decenas de kilómetros de nuestros lugares de residencia, donde los atascos parecen indisolublemente ligados al ocio, donde la huella ecológica no se contempla a la hora de planificar los desarrollos, o donde las emisiones contaminantes a la atmósfera o el cambio climático carecen de relevancia. Frente al modelo de ciudad compacta y sostenible se nos oferta el modelo del monopolio, la uniformidad y la especulación de las grandes superficies», inciden.

Para Greenpeace, «el objetivo al que todos los grupos parlamentarios de la ciudad de Zaragoza se han comprometido con Greenpeace, debería hacer que se reorientaran las políticas de movilidad y los planes urbanísticos, lo que debería provocar un cambio significativo en la movilidad respecto de la situación actual».

Zaragoza es en la actualidad la ciudad del Estado con más metros cuadrados de gran superficie comercial por habitante, por lo que «aumentar la saturación de grandes superficies estrangulará aún más al pequeño comercio, al comercio de cercanía además, el que no requiere de desplazamientos», denuncian.

La organización también incide en el impacto que tendría otra gran superficie comercial en el municipio, en el pequeño comercio, y en la generación de un empleo vinculado a productos de proximidad. «La riqueza que genera el pequeño comercio se mantiene en la ciudad mientras que los beneficios empresariales de las grandes multinacionales no se mantienen en la ciudad».

«Los locales comerciales vacíos de las calles zaragozanas anuncian el declive de los barrios tradicionales y su cesión de protagonismo a favor de la periferia. Nuevas grandes superficies, como la que se pretende implantar, contribuyen a crear desiertos en nuestros vecindarios, donde queremos vivir y relacionarnos con nuestros iguales. Frente a ello algunos pretenden entregarnos a una cultura de consumo irracional, globalizadora y alienante», aseveran.

Por estos motivos, Greenpeace subraya que «no tiene sentido alguno ni es de recibo, firmar por un lado compromisos de reducción de emisiones de movilidad urbana y apostar por un modelo urbanístico y de movilidad sostenible; y por otro lado, aprobar un mega proyecto de superficie comercial a 10 kilómetros del centro de la ciudad con más metros cuadrados de gran superficie comercial por habitante. No tiene sentido alguno».

«Sólo si existe voluntad política sincera y verdadera, podremos hacer frente al Cambio Climático. Sólo si existe un compromiso serio con el Planeta y con las personas se tomarán las medidas necesarias hacia la sostenibilidad medioambiental, social y económica. Y de nuevo, por desgracia, éste no es el caso», apostillan.

Por todo ello, solicitan a los partidos políticos que apoyan este proyecto -PSOE, PP y Ciudadanos- a que reconsideren su postura y sean «valientes y responsables», y apoyen un modelo de ciudad compacta, «enfocado hacia la sostenibilidad y que apoye realmente el comercio de proximidad». «Les recordamos el compromiso al que se adhirieron el pasado 30 de septiembre. No sean cómplices del Cambio Climático», concluyen mostrando su oposición al Outlet de Pikolín.

19 octubre, 2016

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR