El nuevo Gobierno de Israel rompe el alto el fuego en Gaza después de aumentar la provocación con una marcha ultraderechista

Es el primer ataque israelí sobre la Franja de Gaza desde el 21 de mayo, cuando entró en vigor el alto el fuego. La Marcha de las Banderas, convocada por organizaciones sionistas, de ultraderecha israelíes y de colonos de Cisjordania, ha sido el detonante. La población palestina respondió con protestas duramente reprimidas por la policía israelí.

Marcha de las Banderas, movilización ultraderechista sionista que conmemora la ocupación de Jerusalén. Foto: @WeAreNotNumbers

Israel ha vuelto a bombardear la Franja de Gaza en la noche de este martes, rompiendo así el alto el fuego en vigor desde el pasado 21 de mayo. El detonante ha sido una marcha ultraderechista sionista en la Ciudad Vieja de Jerusalén, la llamada Marcha de las Banderas, autorizada por el nuevo Gobierno israelí del ultraderechista Naftali Bennett, que tomó posesión el lunes, el primero sin Benjamin Netanyahu en 12 años.

Esta marcha, en la que estuvo presente el ya ex primer ministro Netanyahu, fue convocada el mismo martes por organizaciones sionistas religiosas, de ultraderecha israelíes y de colonos de Cisjordania. En ella, se escucharon consignas como "Muerte a los árabes", "Jerusalén es solo nuestra y de nadie más", "Vuestras casas arderán" o "Se acerca una segunda Nakba" entre otros gritos racistas, aumentando la provocación a la población palestina que respondió con manifestaciones.

Las protestas palestinas fueron duramente reprimidas por las fuerzas de ocupación israelíes. Al menos 33 palestinos y palestinas han sido heridos por la policía israelí -de los cuales seis han tenido que ser hospitalizados, uno de ellos por herida de bala-, y otros 17 detenidos, según ha informado Media Luna Roja de Palestina.

Además de las movilizaciones del pueblo palestino en el Jerusalén ocupado, ha habido manifestaciones en Gaza, desde donde se han lanzado globos incendiarios que han provocado varios incendios en campos en el sur de Israel, cerca de la verja de separación. Esto ha servido de justificación al Estado sionista para el nuevo bombardeo. "Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) están preparadas para todos los escenarios, incluida la reanudación de las hostilidades", ha amenazado el Ejército israelí en un su cuenta de Twitter.

Israel ha asegurado que los objetivos de sus bombas han sido "militares", del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás). Sin embargo, la agencia oficial de noticias palestina, Wafa, ha informado de que se han lanzado dos misiles sobre el sur de la Franja, y al menos uno en la ciudad de Gaza que han provocado daños en viviendas civiles. Por ahora, no se ha informado de personas heridas.

La Marcha de las Banderas, que conmemora la ocupación de Jerusalén, se iba a realizar el 10 de mayo, pero fue suspendida tras la crisis provocada por la represión de las manifestaciones contra los desalojos forzosos de familias palestinas en el barrio Sheij Jarrah y el asalto de agentes israelíes a la Explanada de las Mezquitas. Esta crisis acabó con la masacre de la población de la Franja de Gaza: la aviación israelí bombardeó indiscriminadamente durante 11 días objetivos civiles, incluyendo escuelas, centros médicos, viviendas y medios de comunicación.

Hasta la entrada del alto el fuego del 21 de mayo, 255 personas fueron asesinadas en el enclave palestino, incluidas 66 niños y niñas, 1.900 fueron heridas -entre ellas 300 menores-, y más de 91.000 se vieron obligadas a abandonar o huir de sus hogares de una Gaza bajo escombros. Además, en Cisjordania, las fuerzas de seguridad israelíes mataron a 27 personas -cuatro de ellas niños-, y 4.360 personas fueron heridas. Entonces, una ola de solidaridad volvió a recorrer el mundo en apoyo a la causa palestina.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies