El ministro Arias Cañete defiende su proyecto para especular con el Ebro durante la Comisión del Pacto del Agua

El ministro del estado español llegó a Zaragoza, el pasado martes, invitado por sus socios del PP-PAR, en el gobierno del país, para reafirmar su apuesta por especular con las aguas de los ríos de la cuenca del Ebro. Manifestó su intención de “priorizar la licitación” del proyecto de Biscarrués, de destinar 42 millones de euros al recrecimiento del pantano de Yesa, 32 millones para Mularroya sin importarle las sentencias judiciales contrarias a esta obra, 17 millones para San Salvador y otros 10 millones para Santolea. El ministro español respondió algunas de las preguntas formuladas en la Comisión del Pacto …

Arias Cañete en una imagen de archivo. Foto: AraInfo
Foto: AraInfo
Foto: AraInfo

El ministro del estado español llegó a Zaragoza, el pasado martes, invitado por sus socios del PP-PAR, en el gobierno del país, para reafirmar su apuesta por especular con las aguas de los ríos de la cuenca del Ebro. Manifestó su intención de “priorizar la licitación” del proyecto de Biscarrués, de destinar 42 millones de euros al recrecimiento del pantano de Yesa, 32 millones para Mularroya sin importarle las sentencias judiciales contrarias a esta obra, 17 millones para San Salvador y otros 10 millones para Santolea.

El ministro español respondió algunas de las preguntas formuladas en la Comisión del Pacto del Agua por los partidos con representación en esta (aquellos que a su vez tienen presencia en las Cortes de Aragón), respecto a las preguntas sobre el Bergantes y Aguaviva dijo que “las obras son necesarias, este gobierno va a seguir con ellas, y yo no he visto oposición. Consideramos que es necesario, que es de utilidad social, se aumenta la capacidad de almacenamiento. Buscaremos el mayor acuerdo posible para entender a los afectados. La existencia de este proyecto tiene unas razones de seguridad ante un acontecimiento extraordinario. Pero se tiene que hacer de acuerdo con la gente del territorio”.

Arias Cañete no descartó en ningún momento que su nuevo (y van....) proyecto de PHN no incluyera un trasvase del Ebro, “no he planteado esta posibilidad expresamente y he dejado claro que para diseñar, a partir de enero de 2014, el nuevo PHN primero se elaborarán los informes técnicos y después se debatirá la viabilidad política”, teniendo en cuenta los antecedentes de este ministro, cabe recordar que amenazó al pueblo aragonés con ejecutar “por cojones” el trasvase diseñado en la época de Aznar, y conociendo la inclinación del gobierno de Rajoy por la mentira y los incumplimientos, no es de esperar nada bueno.

Por otra parte, sorprende que el ministro español trasvasista tuviera en José Ángel Biel, Presidente de las Cortes de Aragón y del PAR, tan estupenda acogida, Biel indicó que “hay entendimiento y buena colaboración, este ministro es un fiel cumplidor de lo acordado”. Javier Sada, representante del PSOE, mantuvo el tono desnortado reforzando las viejas políticas del agua de su partido y solicitando “más agilidad en los proyectos de embalses como Yesa o Mularroya”.

Para Joaquín Palacín, de CHA, y Miguel Aso, de IU, la reunión fue “más de lo mismo, demuestra la voracidad hídrica y el despilfarro económico y medioambiental de las políticas del PP”. Ambos solicitaron la paralización del pantano de Biscarrués , pero callaron respecto al recrecimiento de Yesa -IU- o sobre Mularroya -CHA-.

Otras voces se han expresado en relación con la visita a Zaragoza de Arias Cañete, Valentín Cazaña ha dicho que “desde COAGRET ven sus palabras como un ejercicio de triunfalismo gratuito y de perpetuación de la vieja política del agua, de seguir enterrando miles de millones de euros en proyectos innecesarios y que generan gran conflictividad. Seguir apostando por obras como Mularroya, Yesa, Biscarrués o Aguaviva es una garantía de que los afectados vamos a intentar paralizar y echar abajo estos proyectos, con la movilización social, en vía contencioso administrativa, y también ante las instituciones europeas, denunciando que el estado español está llevando a cabo obras que contradicen frontalmente los objetivos prioritarios de la Directiva Marco del Agua”.

También desde la Plataforma en Defensa de l'Ebre han querido señalar que “el proyecto de 'nuevo' plan hidrológico pone en peligro el caudal del río Ebro y con ello el modelo económico del delta y el futuro de los vecinos de estas tierras. Arias Cañete es un viejo conocido de la plataforma. Ya paramos su proyecto hace más de 12 años y, con el gobierno tripartito en Cataluña, la plataforma también salió a la calle para evitar el trasvase de agua a las cuencas del Ter y el Llobregat. El 'nuevo' plan es más destructivo que el anterior, con el mismo objetivo de especulación del agua con el que hace años que el estado español quiere tirar adelante”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies