El IAA, "insensible a la pandemia", vuelve a remitir "tozudamente" los recibos del ICA correspondientes al año 2019

"Miles de familias han perdido su fuente de ingresos, su trabajo o su negocio, desbordando a los servicios sociales y vaciando las reservas de los bancos de alimentos, y el Gobierno de Aragón, que ha visto reducido el gasto en ayudas sociales desde la llegada del Ingreso Mínimo Vital, quita con la mano del ICA lo que da con la mano de los Servicios Sociales", inciden desde la RAPA

ICA
Foto: Pablo Ibáñez

En el momento actual, con el COVID-19 azotando a los hogares y a las empresas, el Instituto Aragonés del Agua (IAA) vuelve a remitir "tozudamente" los recibos del ICA correspondientes al año 2019. Así lo aseguran desde la Red de Agua Pública de Aragón (RAPA) a través de una nota de prensa.

"Creemos que se pone en evidencia una tremenda falta de sensibilidad social por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente que prioriza la recaudación del tributo por encima de las necesidades de la ciudadanía en situación de precariedad y de las dificultades de las pequeñas y medianas empresas para sobrevivir a la crisis", añaden en el comunicado.

"Miles de familias han perdido su fuente de ingresos, su trabajo o su negocio, desbordando a los servicios sociales y vaciando las reservas de los bancos de alimentos, y el Gobierno de Aragón, que ha visto reducido el gasto en ayudas sociales desde la llegada del Ingreso Mínimo Vital, quita con la mano del ICA lo que da con la mano de los Servicios Sociales. Para más ignominia, amenaza a estas familias con retirarles las ayudas públicas si no ha pagado el impuesto", afirman desde el colectivo.

"Por si esto fuera poco -continúan-, el Gobierno cuatripartito ignora la situación de miles de pequeñas empresas, sobre todo del sector de la hostelería, que están siendo especialmente golpeadas por las medidas necesarias para contener la pandemia y que, de repente, reciben un cuantioso recibo de ICA correspondiente al año 2019, año de gran consumo, que muchas no podrán pagar, pero que, si no pagan, tampoco podrán acceder a posibles ayudas para afrontar esta crisis".

Para la RAPA, "causa especial sorpresa que el presidente Lambán pida al gobierno de la nación ayudas para la hostelería mientras carga sobre sus espaldas una tributación que hace tiempo debía de haber renovado y adaptado a las exigencias de sus compromisos de legislatura".

"Tenemos la razón y la Justicia Social exige solidaridad con las familias y las empresas agobiadas por la presión del ICA", concluyen desde esta entidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies