Mundo

El gobierno turco detiene a once periodistas del diario “Cumhuriyet”

La operación, llevada a cabo por las autoridades turcas, continúa de esta forma con la purga iniciada por el presidente Recep Tayyip Erdogan el pasado 15 de julio, tras el golpe de Estado fallido contra su persona en la que se han detenido hasta el momento a 37.000 personas y despedido o suspendido a 100.000 funcionarios públicos.
| 31 octubre, 2016 10.10
El gobierno turco detiene a once periodistas del diario “Cumhuriyet”

Las autoridades turcas han detenido este lunes a varias personas que trabajan en la dirección del diario “Cumhuriyet”, uno de los pocos periódicos críticos con el gobierno turco, acusadas de haber cometido crímenes en nombre de milicianos kurdos y del movimiento que lidera el clérigo Fethullá Gülen, al que el presidente Recep Tayyip Erdogan acusa de ser el instigador del golpe de Estado del pasado 15 de julio y que está considerado como “organización terrorista” por las autoridades turcas, según ha informado la Fiscalía.

Entre las personas detenidas se encuentra el redactor jefe del diario “Cumhuriyet’, Murat Sabuncu, y los columnistas Aydin Engin, Güray Öz, Hikmet Çetinkaya, Hakan Kara, y Turhan Günay, el caricaturista Musa Kart y los miembros de la junta directiva de la Fundación Cumhuriyet Bülent Utku, Mustafa Kemal Güngör, Önder Çelik, Bülent Yener y Eser Sevinç. Los directivos están acusados de cometer “crímenes en nombre del movimiento de Gülen y de milicianos kurdos”.

Según ha informado el propio diario, las autoridades turcas han impedido a los once periodistas que se reúnan con sus abogados durante los próximos cinco días. El gobierno turco, al mismo tiempo, ha emitido órdenes de arresto contra el presidente de la junta directiva de la Fundación Cumhuriyet, Akin Atalay, y contra el periodista Nebil Özgentürk, que se encuentran fuera del país.

El redactor jefe del diario “Cumhuriyet’, Murat Sabuncu, ha sido puesto bajo custodia –según ha indicado el propio diario-, sin que hasta el momento se conozcan los motivos de la operación. Dicha operación, llevada a cabo por las autoridades turcas, continúa de esta forma con la purga iniciada por el presidente Recep Tayyip Erdogan el pasado 15 de julio, tras el golpe de Estado fallido contra su persona en la que se han detenido hasta el momento a 37.000 personas y despedido o suspendido a 100.000 funcionarios públicos.

Cabe señalar, que las autoridades iniciaron en agosto una investigación sobre varios directivos por las acusaciones en las que varias informaciones del diario tenían como objetivo legitimar el golpe de Estado del 15 de julio, según ha señalado la Fiscalía en un comunicado. Desde entonces, cientos de personas han sido detenidas por tener presuntos vínculos con el clérigo afincado en EEUU, Fethullá Gülen, sobre el que Ankara ya ha reclamado a Washington su extradición.

Además, miles de académicos, profesores y trabajadores sanitarios se encuentran entre los últimos trabajadores públicos que han sido expulsados de sus cargos mediante la Ley de Emergencia publicada por la Gaceta Oficial turca. Estas expulsiones se suman a las 100.000 personas que trabajaban para la Administración, entre jueces, fiscales y policías, y que fueron despedidos dentro de la purga que el presidente Erdogan comenzó el pasado 15 de julio tras la asonada militar.

El diario “Cumhuriyet’, fundado en 1924, no figura entre los diarios con más ventas del país, sin embargo, está considerado uno de las cabeceras más prestigiosas debido a la gran labor que realizan en periodismo de investigación. El periódico fue galardonado con el ‘Right Livelihood Award’, también conocido como premio Nobel alternativo, que es otorgado por una fundación de Suecia.

Este pasado sábado, un decreto emitido bajo el Estado de emergencia ordenó el cierre de 16 periódicos, 2 agencias de noticias y tres revistas, la mayoría relacionadas con el movimiento de la izquierda kurda, una corriente política con la que el diario ‘Cumhuriyet’ no está relacionado.

Por otra parte, un tribunal de Turquía ordenó este pasado domingo la detención de los coalcaldes de la localidad de Diyarbakir investigados de “terrorismo”. Gültan Kisanak y Firat Anli están acusados de pronunciar discursos a favor del Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK) y de permitir a los milicianos utilizar recursos municipales, según ha informado el diario local ‘Hurriyet’.

Asimismo, con estas detenciones, el presidente turco Erdogan, ha defendido que la destitución de cargos públicos de elección popular, así como de funcionarios, forma parte de la purga iniciada el pasado verano tras el golpe de Estado fallido.

31 octubre, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR