El Gobierno rescatará autopistas cuyos responsables figuran en los papeles de Bárcenas

Los ministerios de Hacienda y Fomento han salido al rescate de nueve empresas de autopistas de peaje en quiebra. De los 4.600 millones de euros que adeudan con los bancos, las arcas públicas ofrecieron, el pasado martes, hacerse cargo de 2.400 millones, mientras que el resto lo asumirían los acreedores. Además, el Estado deberá hacer frente al pago de las expropiaciones de los terrenos en los que se construyeron las vías lo que supondrá entre 1.200 y 1.800 millones de euros. La solución propuesta por el Gobierno implica la creación de una sociedad pública que se constituirá si los bancos …

Autopista A-8. Foto: Luis Jauregialtzo (Argazki Press)
Autopista A-8. Foto: Luis Jauregialtzo (Argazki Press)

Los ministerios de Hacienda y Fomento han salido al rescate de nueve empresas de autopistas de peaje en quiebra. De los 4.600 millones de euros que adeudan con los bancos, las arcas públicas ofrecieron, el pasado martes, hacerse cargo de 2.400 millones, mientras que el resto lo asumirían los acreedores.

Además, el Estado deberá hacer frente al pago de las expropiaciones de los terrenos en los que se construyeron las vías lo que supondrá entre 1.200 y 1.800 millones de euros. La solución propuesta por el Gobierno implica la creación de una sociedad pública que se constituirá si los bancos aceptan la quita del 50% de la deuda y el cobro mediante un bono a 30 años. Darán una respuesta el lunes.

Entre las empresas deudoras se encuentran algunas tan conocidas como Sacyr, Ferrovial, FCC, Acciona, Abertis y OHL que, tal y como detalla eldiario.es, ya fueron rescatadas hace 30 años por los mismos motivos aunque más tarde se volvieron a privatizar. Y es que el negocio de las autopistas sigue sin funcionar: en los dos primeros meses de este ejercicio en relación al mismo periodo del año anterior, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Fomento.

De aquellos papeles, estos rescates

Por su parte, Ecologistas en Acción ha denunciado la aparición en los papeles de Bárcenas de los nombres de muchos de los impulsores de las vías de pago. Esto explicaría “que se plantearan tantas obras, tan caras y de una manera tan ajena al interés general” en la época en la que Álvarez-Cascos era ministro de Fomento. Además, explican que “estamos ante un caso de manual en cuanto a la socialización de las pérdidas”.

A pesar de la debacle empresarial del sector, el nuevo plan de infraestructuras que promueve Fomento sigue incluyendo una nueva radial de pago en Madrid (R1) y la prolongación la autopista quebrada AP-41.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies