Política

El gobierno PP-Cs y la ultraderecha vuelve a primar la enseñanza privada, mientras recorta medios y mejoras en los colegios públicos

Para Podemos-Equo Zaragoza, esta política "es una afrenta a los intereses del conjunto de la ciudadanía zaragozana e impulsa la segregación escolar, el clasismo educativo y la creación de distintas categorías en la oferta educativa". Por otro lado, el sindicato de Enseñanza CGT Aragón y La Rioja denuncia que se destine dinero público a la enseñanza concertada/privada, "que no deja de ser un sistema empresarial y mayoritariamente religioso".
| 25 noviembre, 2019 19.11
El gobierno PP-Cs y la ultraderecha vuelve a primar la enseñanza privada, mientras recorta medios y mejoras en los colegios públicos
Jorge Azcón y el concejal ultraderechista Julio Calvo durante el pleno de investidura. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

El gobierno PP-Cs y Vox intensifica su refuerzo de los colegios privados concertados en detrimento de la enseñanza pública. Mientras aplica un recorte de 1,8 millones en diferentes programas y actuaciones en los centros públicos, ha decidido financiar las actividades extraescolares en colegios privados y anuncia que va a ceder terrenos municipales para que se construyan más centros de titularidad particular.

Para el grupo municipal de Podemos-Equo Zaragoza, esta política «es una afrenta a los intereses del conjunto de la ciudadanía zaragozana e impulsa la segregación escolar, el clasismo educativo y la creación de distintas categorías en la oferta educativa».

Recuerdan además que en los seis meses que llevan en el gobierno, «los partidos de la derecha radical y ultramontana han proferido diversos ataques a la enseñanza pública, con recortes en programas y descarte de obras de mejora en colegios».

«Esta actitud contra el interés común que pretende rebajar la calidad de la enseñanza pública a base de cercenarle sus recursos materiales y humanos, se agudiza con el refuerzo de la propuesta educativa de los colegios concertados, casi en su totalidad de orientación católica», añaden. De esta forma, y según aseguran desde la formación política, el gobierno PP-Cs y Vox «va a financiar con hasta un millón de euros las actividades extraescolares de los privados concertados, por las que ya cobran a sus alumnos, y además prevé ceder terrenos públicos para que haya más colegios particulares y menos públicos».

La justificación aludida «por los responsables municipales de la derecha radical y ultramontana es que los fondos públicos deben atender a todos». “Esa argumentación es una mentira. Las actividades extraescolares en colegios públicos y financiadas por el Ayuntamiento se dirigen a todo el mundo, de hecho, participan en ellas alumnos de colegios concertados. El dinero se debe emplear en estos centros, algunos de los cuales ya están desbordados por la demanda, mientras hay barrios que carecen de oferta y la reclaman desde hace tiempo”, indica la concejala encargada de Educación en el grupo municipal de Podemos, Amparo Bella.

La concejala de Podemos ha añadido que el razonamiento del gobierno derechista “se basa en la falacia de considerar por igual ambas ofertas educativas, la pública y la privada, cuando la obligación de las instituciones es primar la enseñanza igualitaria, gratuita, laica y dirigida a toda la población sin distinciones de ningún tipo”.

Para el grupo municipal, «congregaciones religiosas o cualquier otro tipo de entidad pueden impulsar los centros educativos que deseen, y esos centros pueden ser respaldados por las instituciones públicas». «Pero nunca en el mismo plano que la enseñanza pública. Ésta se dirige a toda la ciudadanía; la otra establece distinciones ideológicas o económicas que la etiquetan y por tanto no merece el mismo trato», agregan.

“La obligación de un Ayuntamiento es facilitar que la enseñanza pública de calidad llegue a toda la población y los fondos que para ello se necesitan no acaben derivados hacia propuestas restrictivas”, ha remarcado Amparo Bella.

Podemos considera que el gobierno PP-Cs y Vox «desprecia» la enseñanza pública, «no quiere que la educación se universalice y respalda unos centros privados que garantizan la segregación de alumnos para ofrecer mejor formación a quienes proceden de familias con mayores recursos económicos».

En su opinión, «la política del gobierno de la derecha radical y ultramontana favorece además a un determinado credo religioso, cuya enseñanza ideologizada garantiza la pervivencia de los postulados conservadores frente a la formación de alumnos libres, con criterio y capaces de elegir entre diversas alternativas mediante ideas propias».

“Es una vergüenza este desvío de dineros y recursos públicos, cuando lo que se debería hacer es mejorar la calidad e incrementar el número de centros públicos que ofrezcan actividades extraescolares abiertas a toda la población”, sentencia Amparo Bella.

Escuela concertada: «un sistema empresarial y mayoritariamente religioso»

Por otro lado, el sindicato de Enseñanza CGT Aragón y La Rioja ha emitido un comunicado en el que abogan por una red educativa pública y universal de calidad y denuncian que se destine dinero público a la enseñanza concertada/privada, «que no deja de ser un sistema empresarial y mayoritariamente religioso, el cual ha pasado de cumplir un papel subsidiario a convertirse en un gran negocio, donde la igualdad de oportunidades se vincula a un nivel socioeconómico que agrava la segregación entre las personas jóvenes».

Ante la noticia de que el Ayuntamiento de Zaragoza va a empezar a financiar en 2020 actividades extraescolares de la escuela concertada mediante un programa piloto que permitirá a cinco colegios participar en el denominado Proyecto de Integración de Espacios Escolares (PIEE), desde CGT explican que dicho proyecto y sus actividades, ubicado en los centros públicos, «es un proyecto por definición destinado a toda la juventud de ciudad de Zaragoza, de acceso público y universal, en el que participa la juventud de toda la ciudad y se difunde las programaciones en todos los ámbitos».

Para la formación sindical, los PIEE «son mucho más que actividades extraescolares; en un programa socioeducativo pionero y de vanguardia en políticas de juventud dentro del Estado, es una red municipal de educadores/as con titulación específica, formación continua y larga trayectoria en un proyecto que se ocupa, además de dinamizar los centros escolares, de trabajar en red en el barrio, distrito o ciudad, programando actividades e itinerarios con otros recursos municipales o no, y cuyo objetivo último es formar a la juventud en principios y valores concretos reflejados en el 4º Plan Joven».

Recuerdan que «no es cierto que se discrimine a un sector de la población ni que surja de una demanda de igualdad de oportunidades». «La juventud que acude a centros concertados y privados educativos puede disfrutar de estos recursos en igualdad de condiciones que el resto. Además, los colegios concertados y privados que quieran beneficiarse de otras políticas de juventud para realizar actividades subvencionadas, cuentan con recursos como el Banco de Actividades para Jóvenes», subrayan.

Consideran finalmente este proyecto piloto «un gasto innecesario; no responde a una demanda real, es totalmente arbitrario y duplica innecesariamente los recursos públicos ya existentes».

25 noviembre, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR