El gobierno del PP “toma Madrid policialmente” como repuesta al clamor popular de las Marchas por la Dignidad

Una vez más el régimen bipartidista del Estado español aplica la única respuesta que conoce ante el clamor popular: la intimidación represiva. Mientras la Guardia Civil se encarga de cerrar los accesos a la capital castellana, centenares de agentes de la policía nacional española, de uniforme y de paisano, son los encargados de patrullar por las calles donde discurrirá la gran manifestación de todas las columnas de los Pueblos Dignos. Portavoces de distintas columnas denuncian que la Guardia Civil está reteniendo sistemáticamente los autobuses de manifestantes en los accesos a Madrid, hasta 100 de estos vehículos han sufrido retenciones, permanecido …

gc marchas dignidadUna vez más el régimen bipartidista del Estado español aplica la única respuesta que conoce ante el clamor popular: la intimidación represiva. Mientras la Guardia Civil se encarga de cerrar los accesos a la capital castellana, centenares de agentes de la policía nacional española, de uniforme y de paisano, son los encargados de patrullar por las calles donde discurrirá la gran manifestación de todas las columnas de los Pueblos Dignos.

Portavoces de distintas columnas denuncian que la Guardia Civil está reteniendo sistemáticamente los autobuses de manifestantes en los accesos a Madrid, hasta 100 de estos vehículos han sufrido retenciones, permanecido parados entre una y tres horas sin motivación alguna y siendo sometidos a registros sus ocupantes.

Retenciones y controles policiales injustificados

“Los controles policiales están siendo generalizados en todas las autovías y carreteras principales, existiendo autobuses parados en 14 accesos. El 22M responsabiliza al Gobierno de cualquier alteración del horario previsto por la organización debido a los retrasos que están causando los abusivos controles policiales”, señalan en un comunicado de las Marchas por la Dignidad.

Según expresan en el comunicado “el objetivo que persigue el Gobierno es impedir el acceso de decenas de miles de ciudadanos a Madrid para ejercer sus derecho de reunión y manifestación. Con esta actitud el Gobierno quiere convertir una protesta cívica y democrática de carácter masivo en un caos incontrolable difícil de regular.  El Gobierno está incumpliendo los compromisos adquiridos en las diferentes reuniones mantenidas, en las que las autoridades se comprometieron a respetar escrupulosamente los derechos fundamentales garantizados por la Constitución y los convenios internacionales suscritos por el Estado español”, explican, por ello las Marchas por la Dignidad “informarán a los observadores internacionales de la Oficina para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE el próximo día 24 de marzo”.

La Guardia Civil escolta un acto de neonazis en Alfajarín

Sorprende la diferencia de criterio empleada por los dirigentes del PP para ‘velar por el orden público, puesto que al mismo tiempo que se produce la intimidación represiva en Castilla, en nuestro país, la Guardia Civil escolta un acto realizado por neonazis.

Así, a pesar de la rápida respuesta de los movimientos sociales aragoneses (grupos ecologistas, colectivos, asociaciones culturales, sindicatos y partidos) publicando el manifiesto “Que no te engañen: son neonazis, no verdes“, en el que denuncian el carácter xenófobo y racista de Hispania Verde y el MSR, y la comunicación de acto no autorizado por parte del Ayuntamiento de Alfajarín, los neonazis celebran su actividad con total impunidad y la protección de la Guardia Civil.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies