Movimientos

El Gobierno de Aragón mantiene en precario el servicio de emergencias 112

La precarización del servicio, subcontratado a Ferrovial, obliga a las trabajadoras a doblar turnos o a no librar ningún fin de semana durante todo un mes, por lo que exigen al Gobierno de Aragón que tome cartas en el asunto
| 8 junio, 2017 18.06
El Gobierno de Aragón mantiene en precario el servicio de emergencias 112
Helicóptero de emergencias del 112.

Del total de la plantilla contratada para este servicio, tan solo doce personas trabajan a jornada completa, sin que el ejecutivo aragonés haya tomado cartas en el asunto. “A fecha de hoy, 6 de las 28 personas que componemos la plantilla están en situación de baja médica, y otras 10 disfrutan de jornadas reducidas por conciliación familiar”, denuncian desde el colectivo de trabajadoras.

Desde noviembre de 2016 el servicio lo presta Ferrovial, que ganó el concurso público por ofrecer la oferta más ventajosa. “Al parecer, en aquel momento, nadie en el Gobierno de Aragón pensó que esa rebaja del coste se haría a costa de nuestros sueldos, de nuestra salud y del consiguiente riesgo para el propio servicio”, advierten desde la plantilla.

El Gobierno de Aragón sacó a concurso público este Servicio, que en su penúltima convocatoria fue adjudicado a Securitas Servicios S.A. Sin embargo, desde marzo de 2015, sin haber expirado la contrata, se cambiaron las condiciones laborales por una Orden del entonces Consejero de Política Territorial e Interior D. Antonio Suárez. Una modificación de condiciones de la que ahora se beneficia Ferrovial.

La empresa, lejos de realizar nuevas contrataciones para suplir las carencias provocadas por la conciliación laboral y la bajas ha decidido solventar la situación cargando de más trabajo a sus trabajadoras.

“Lo que hace en realidad, es distribuir esas cargas sobre el resto de la plantilla no conciliada mediante ocho turnos rotatorios distintos que nos hacen trabajar casi todos los fines de semana del mes”, advierten las representantes de la plantilla. Unos turnos se distribuyen de forma totalmente aleatoria y no obedecen a ningún sistema de rotación para un reparto equilibrado de la carga de trabajo entre el personal. “En una misma semana puedes tener hasta cuatro turnos y sufrir las ocho variantes durante las cuatro semanas del mes”.

Al parecer, y según denuncian las trabajadoras, el despido se utiliza también como elemento de presión. “Una trabajadora con 22 años de Servicio fue despedida, declarándose luego el despido como improcedente; y dos trabajadores eventuales con un año de antigüedad, no fueron renovados por no acceder a una rebaja de casi un 40% respecto al salario que percibimos el resto de trabajadores”, lo que ha provocado mayor carga de trabajo para las trabajadoras que se mantienen en el Servicio de Emergencia.

En la actualidad Ferrovial, pese a los 72 millones de beneficios declarados en el primer trimestre de 2017, continúa con la restructuración de puestos y servicios con el fin de conseguir mayor beneficio, a coste de los sueldos y la situación de sus trabajadoras.

“En cuanto a las Guardias de Localización -imprescindibles en este servicio, dado lo imprevisible de las situaciones de emergencia-, durante 22 años fueron voluntarias y retribuidas a 8 horas de salario por cada 24 horas de localización. Ahora son obligatorias y retribuidas a 3 horas”, aseguran sus trabajadoras. Aun así, la empresa Ferrovial pretende externalizar dichas Guardias a un coste inferior.

La última propuesta de Ferrovial recibida por la plantilla pretende que se trabajen 15 días más al año manteniendo el mismo sueldo, una oferta que inicialmente incluía también una rebaja de 75 euros mensuales. “No podemos conciliar nuestra vida familiar y laboral: no disponemos de un turno anual, recibimos cuadrantes mensuales los últimos días de cada mes, y además, éstos son modificados varias veces. Nos es imposible descansar y nuestro sistema nervioso se ve afectado. Hemos llegado a trabajar 16 horas seguidas por la mala organización de la empresa, y por todo ello, insistimos, nuestra salud se resiente”, aseguran sus trabajadoras.

Desde la plantilla advierten que este es un modelo de gestión peligroso. “A la contabilidad financiera de Ferrovial y el Gobierno de Aragón le cuadran los números porque nadie hace la otra contabilidad, la contabilidad social”.

Por todo ello, reclaman que el Gobierno de Aragón, vigile cuál es la gestión de Ferrovial y que se restaure el modelo de tres turnos, vele por el restablecimiento de la legalidad en cuanto a condiciones de trabajo, seguridad y salud laboral, así como la aplicación de las cláusulas sociales que son el instrumento adecuado para impedir la total precarización de un servicio público de carácter esencial como es el 112.

8 junio, 2017

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR