Ecología

El Gobierno de Aragón elimina el valor geológico del río Bergantes para construir el embalse

La plataforma vecinal 'El Bergantes no se toca' ha recibido una notificación por parte del Director General de Conservación del Medio Natural del Gobierno de Aragón, Santiago Pablo Munilla, en la que se comunica que ha decidido “eliminar de forma cautelar la propuesta de declarar Las Canalillas del río Bergantes como Lugar de Interés Geológico de Aragón (LIG) con el fin de no interferir en la construcción de un embalse”.
| 2 febrero, 2015 12.02
Foto: AraInfo

Foto: AraInfo

La plataforma vecinal ‘El Bergantes no se toca’ ha recibido una notificación por parte del Director General de Conservación del Medio Natural del Gobierno de Aragón, Santiago Pablo Munilla, en la que se comunica que ha decidido “eliminar de forma cautelar la propuesta de declarar Las Canalillas del río Bergantes como Lugar de Interés Geológico de Aragón (LIG) con el fin de no interferir en la construcción de un embalse”.

Cabe recordar que la plataforma se dirigió a la DGA a principios de diciembre para solicitar la aprobación de un régimen jurídico de protección que ampare y garantice la adecuada conservación de los numerosos LIG de los que dispone Aragón en todo su territorio y de los valores paisajísticos, científicos, medioambientales y recreativos por los cuales se caracterizan, en cumplimiento de la Ley de Espacios Naturales Protegidos de Aragón.

En la misma misiva enviada por Munilla se explica que el Decreto del Gobierno, por el cual se crea el inventario de lugares de interés geológico de Aragón y se establece su régimen de protección, “está en avanzado estado de tramitación pero es díficil de prever cuándo será aprobado”. «Sin embargo -critica la plataforma-, recientemente se ha hecho público que el Colegio de Geológos de Aragón ha denunciado que el Gobierno de Aragón ha paralizado este proceso, con la sospecha de que el retraso pueda responder a motivaciones políticas».

La plataforma recuerda que el proyecto de ese Decreto fija la obligación de preservar estos lugares de “actividades susceptibles de provocar su recesión y degradación”. Por ello, «resulta totalmente inadmisible que se obvie y se desprecie el valor geológico de una zona ante la previsión de que en él se va a desarrollar una infraestructura que provocará su desaparición, en lugar de ejercer su custodia».

‘El Bergantes no se toca’ entiende que el Gobierno de Aragón comete una «gravísima dejación de funciones», ya que «la misión de sus organismos ambientales debería ser precisamente velar por la preservación de estos lugares ante actuaciones que puedan tener importantes afecciones sobre parajes protegidos y no supeditar su conservación ante otros intereses».

«El gran valor geológico del Bergantes viene dado especialmente por los paisajes que la erosión fluvial de los cursos de agua ha ido modelando sobre las formaciones rocosas a lo largo del tiempo, generando un maravilloso conjunto de pozas y marmitas en gran parte del cauce del río», subraya la plataforma. Esta importancia está a su vez acreditada por varios estudios del Instituto Geológico y Minero y del Geoparque del Mayestrato.

CHA se reúne con representantes de la plataforma

CHA mantuvo esta semana una reunión en Aguaviva con representantes de la plataforma ‘El Bergantes no se toca’ para conocer el estado de este proyecto y ofrecer, de nuevo, la posibilidad de acción de CHA en el Parlamento Europeo para frenar el proyecto de construcción de una presa en el Bergantes.

Miguel Martínez Tomey, responsable de asuntos europeos de CHA, recuerda que “la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) no ha resuelto las alegaciones que se presentaron y tampoco ha finalizado la evaluación medioambiental”. Desde CHA se señala que “la CHE justifica el proyecto en unas expectativas de grandes avenidas en el río Bergantes exageradamente sobredimensionadas; y eso se pone en evidencia cuando vemos los informes que ha presentado el Gobierno central a la UE sobre los riesgos de inundación, en los que el río Bergantes ni siquiera aparece”.

“Se trata de una obra millonaria que supone un derroche y es innecesaria”, advierte CHA. «Hasta que no conozcamos los detalles finales de este proyecto no podemos avanzar más con el tema en Europa pero sí que pedimos que los 59,7 millones de euros que se prevé que cueste, se deriven ya a otras obras en infraestructuras más importantes para la zona”, apuntan.

Por último, CHA recuerda que el proyecto inicial incumple varias Directivas europeas por lo que “hay que estar alerta». «Este tipo de proyectos no tienen cabida dentro de la legislación europea, son auténticas barbaridades injustificadas que incumplen la Directiva Marco del Agua y la Directiva de Hábitats”, concluyen.

2 febrero, 2015

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR