El estado de bienestar (no se trata de eliminar los servicios comunes se trata de cambiar el modelo que los sustenta)

El estado de bienestar actualmente está sometido a un futuro incierto, ya que de alguna manera es un elemento crucial de la crisis climática, el modelo capitalista, liberal y neoliberal se ha sustentado gracias a los estados naciones y la forma de vivir a raíz del de imperialismo colonial del hemisferio norte sobre el sur. El estado se hace cargo de los servicios a la comunidad, pero para ello necesita ingresos provenientes del movimiento financiero, de esta manera la ciudadanía debe consumir y acumular productos muchas veces innecesarios manufacturados o producidos con materia prima sustraída del hemisferio sur en unas …

evolución gente lunas árbol bienestar

El estado de bienestar actualmente está sometido a un futuro incierto, ya que de alguna manera es un elemento crucial de la crisis climática, el modelo capitalista, liberal y neoliberal se ha sustentado gracias a los estados naciones y la forma de vivir a raíz del de imperialismo colonial del hemisferio norte sobre el sur.

El estado se hace cargo de los servicios a la comunidad, pero para ello necesita ingresos provenientes del movimiento financiero, de esta manera la ciudadanía debe consumir y acumular productos muchas veces innecesarios manufacturados o producidos con materia prima sustraída del hemisferio sur en unas condiciones laborales y de vida donde ni el estado de bienestar ni poder de adquisitivo rige las normas de la mayoría de su población.

No nos engañemos llevamos unos siglos educando a la ciudadanía del norte de que cuanto mas tenga y acumule mas posibilidades de ser feliz tiene, estableciendo la clase y el poder a partir de estos criterios.

El estado de bienestar y el poder adquisitivo son los elementos que diferencian el mundo países pobres países ricos, clases sociales pobres y ricas, barrios pobres y ricos, ciudadanos nacionales y emigrantes...

Pero el cambio climático es un problema global, no es un problema nacional ni local que se pueda solucionar en los diferentes parlamentos de los estados naciones. Los partidos políticos de todos el espectro han introducido el elemento medioambiental en su discurso y a la vez ofrecen mejor estado de bienestar o mejor poder adquisitivo, mientras, las multinacionales presionadas por el ruido mediático de las redes sociales de los últimos años durante la pandemia han explorado el campo "green", se están disfrazando de corporaciones verdes ofertando satisfacción al consumidor enojado en forma de materiales y alimentos con ese sello "green" "mas sano", por supuesto mas caros y de limitada producción, toda una estrategia para seguir marcando las diferencias sociales. Todo para adelgazar los colectivos que están alrededor de los movimientos sociales que reclamaban cambios drásticos antes de la pandemia ofreciendo productos ecos que los satisfagan.

Tal es la confusión en el hemisferio norte que los partidos de izquierda nacionales y los sindicatos se sienten obligados a introducir los elementos del neocapitalismo en sus discursos, si no quieren perder afiliados y votantes, para evitar que caigan en manos populistas
Nos encontramos en un momento en que el sujeto político con las estructuras de estado nación y las obligaciones "nacionales" que le atan no sabe cómo afrontar el problema de la crisis climática, la transformación necesaria para frenarla y revertirla. Algunos pensadores politólogos filósofos consideran que nos encontramos en el principio de un periodo que llaman el posneoliberalismo, marcado por el reciente e inevitable maridaje entre el estado nación y el poder empresarial.

Las empresas han aprovechado la pandemia, al margen de introducir el elemento "green" en sus productos de "elite", para establecer colaboraciones con los estados tanto en la curación de la enfermedad, como en el control de la población sobre la misma, aquí se ha encontrado un elemento de asociación que se quiere establecer como indispensable, además para satisfacer a los votantes preocupados ofrecen otra atractiva colaboración: la creación de grandes plataformas o estructuras de producción "green" que requerirán especialistas y alta tecnología tanto en su fase de construcción como en la de desarrollo, mantenimiento y producción todas ellas proporcionadas y controladas por empresas y pagadas por los estados nación. Cuanto mas complejo sea el sistema mayor será su dependencia de las corporaciones externas.

Este podría ser un hecho mas para añadir a la concatenación de los ocurridos y decididos por las elites en los casi cuatro últimos siglos, iniciado en 1648 con el tratado de Westfalia produciéndose la creación de los estados naciones en el hemisferio norte junto al principio del capitalismo a mediados del siglo XXVIII como muy bien explica Josep Fontana en el libro Capitalismo y Democracia "como empezó este engaño".

Solo falta añadir un elemento experimentado durante estos meses de confinamiento, el crear la obligación sobre la ciudadanía de la responsabilidad sobre el cambio climático, convenciéndole y obligándole a actuar de una forma concreta dictada desde un ecoautoritarismo camuflado, ensayado abiertamente estos meses, sin desmontar el sistema.

El neocapitalismo y su subproducto actual pretende tener plusvalía incluso cuando muere, ya que o lo elimina la ciudadanía o desaparecerá con la especie.

Por ello es importante la irrupción de movimientos sociales internacionalistas que presionen que se hagan oír apoyados por una gran parte de la ciudadanía.
Creo que el problema no es local, es global, la voluntad de cambiar de modelo: eliminando el concepto de estado de bienestar y capacidad de adquisición para solo una parte de la población de la especie humana, hay que intentar conseguir el decrecimiento, recuperar la capacidad del planeta para que permita seguir viviendo al Homo sapiens y al resto de especies que arrastra en su obsesión acumulativa, todo ello requiere que los movimientos sociales no se basen en el modelo capitalista ni neoliberal auspiciado por el estado nación, deben ser unas organizaciones que sean capaces de emanciparse de esa idea para conseguir introducir el concepto de decrecimiento de consumo y de crecimiento del espacio vital para todos los miembros de la especie humana. Hay que cambiar o eliminar el sujeto pasivo de ese matrimonio que ostenta el poder cedido por la ciudadanía para que vuelva a ella. De alguna manera se debería ir disminuyendo o acabar con el estado de bienestar, los estados naciones, el modelo y patrones que justifican la existencia del sistema.

No se tarta de eliminar los servicios comunes se trata de cambiar el modelo que los sustenta.

Realmente creemos que nuestros hijos y nietos sobrevivirán en una sociedad basada en esos parámetros neoliberales, el resultado que haya es lo que queremos ellos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies