Mundo

El Estado chileno tendrá que indemnizar a 29 personas torturadas en la dictadura de Pinochet

"Dado que los derechos humanos reconocidos en la Convención son inherentes al ser humano durante toda la existencia de este, no es posible sostener que un Estado pretenda desconocer la reparación necesaria y obligatoria, ya que ello significaría desconocimiento del Derecho Humano conculcado", precisa la jueza, Claudia Donoso Niemeyer
| 30 agosto, 2018 10.08
El Estado chileno tendrá que indemnizar a 29 personas torturadas en la dictadura de Pinochet
Manifestación de familiares de detenidos desaparecidos en pleno régimen militar. Foto: Kena Lorenzini (CC BY-SA 3.0)

Un juzgado civil de Santiago ha condenado al Estado de Chile a pagar una indemnización de 110 millones de pesos (unos 166.000 dólares) a cada una de las 29 personas presas políticas víctimas de tortura durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), informaron este miércoles fuentes judiciales.

La jueza, Claudia Donoso Niemeyer, rechazó los argumentos de excepción de pago y prescripción planteadas por el fisco durante el proceso. En el fallo, la magistrada señala que las compensaciones o resarcimiento a las víctimas otorgadas por el Estado, como pensiones asistenciales o simbólicas, «han tenido un carácter general buscando una solución uniforme, abstracta».

Ello, añade, «sin considerar la situación específica y particular de los familiares cuyo dolor fue causado por agentes del Estado en dicho período» y sin tener en cuenta lo dispuesto en la Convención Interamericana de Derechos Humanos, «que obliga al pago de una justa indemnización a los lesionados, esto es, a cada persona en específico».

Sobre esa base, la jueza desestima la petición del fisco de que se considerara compensación suficiente algunos beneficios de seguridad social entregados a las personas demandantes desde 1990 en adelante.

«Dado que los derechos humanos reconocidos en la Convención son inherentes al ser humano durante toda la existencia de este, no es posible sostener que un Estado pretenda desconocer la reparación necesaria y obligatoria, ya que ello significaría desconocimiento del Derecho Humano conculcado», precisa.

Los casos de estas 29 personas demandantes aparecen consignados en el Informe de la Comisión Valech, creada en 2003 y que, bajo presidencia del obispo, Sergio Valech, certificó los casos de prisión política y tortura ocurridos durante la dictadura y los cifró en 35.000. Después de la muerte de Valech en 2010, la Comisión presentó al año siguiente una extensión de su informe, que elevó las víctimas a 40.018.

Tras la vuelta de la democracia en 1990 se constituyó un primer grupo de trabajo, la Comisión Rettig, que certificó que unos 3.200 ciudadanos y ciudadanas chilenas murieron a manos de agentes del Estado durante la dictadura, de las que 1.192 aún figuran como personas detenidas desaparecidas.

30 agosto, 2018

Autor/Autora


Instagram
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR