El CSO Kike Mur rectifica las informaciones sobre el incendio

El pasado viernes un ala del antiguo edificio de la cárcel de Torrero se vio afectado por un incendio provocado. Desde diversos medios de comunicación, incluido Arainfo, se tomó constancia del suceso, como sucedido en el propio Centro Social. Fuentes del Centro Social Okupado Kike Mur, desmienten la pertenencia de esa parte del edificio al Centro Social. Así, rectifican las informaciones emitidas, y aseguran que "el pasado viernes 8 de agosto, sobre las 21.00 horas uno de los edi­fi­cios de la Antigua Cárcel de Torrero sufrió un incen­dio provo­cado, según indi­can tes­ti­gos, por unos niños. Éste fue apa­gado con rapi­dez por …

CSO Kike Mur en la plaza de la Memoria de Torrero, en Zaragoza.
CSO Kike Mur en la plaza de la Memoria de Torrero, en Zaragoza.

El pasado viernes un ala del antiguo edificio de la cárcel de Torrero se vio afectado por un incendio provocado. Desde diversos medios de comunicación, incluido Arainfo, se tomó constancia del suceso, como sucedido en el propio Centro Social. Fuentes del Centro Social Okupado Kike Mur, desmienten la pertenencia de esa parte del edificio al Centro Social.

Así, rectifican las informaciones emitidas, y aseguran que "el pasado viernes 8 de agosto, sobre las 21.00 horas uno de los edi­fi­cios de la Antigua Cárcel de Torrero sufrió un incen­dio provo­cado, según indi­can tes­ti­gos, por unos niños. Éste fue apa­gado con rapi­dez por los bomberos, provo­cando daños en la fachada".

Desde el Centro Social denuncian también que "el edi­fi­cio, con­sid­er­ado pat­ri­mo­nio cul­tural, se encuen­tra aban­don­ado, no ha sido okupado y por tanto no forma parte del Cen­tro Social Oku­pado Kike Mur. Está expo­li­ado y nadie se encarga de su man­ten­imiento. Desde el C.S.O Kike Mur quer­e­mos vis­i­bi­lizar el gran número de edi­fi­cios vacíos y en mal estado que hay como este en la cuidad, con el riesgo de incen­dios, acci­dentes o pla­gas que eso conlleva".

Así mismo, reclaman "que con el con­texto económico y social actual de miles de famil­ias sin acceso a una vivienda, las administraciones públi­cas, dueñas de edi­fi­cios como este, crim­i­nal­izan los movimien­tos que tratan de recu­perar estos espacios", y animan a todas las personas a "oku­par y a for­mar espa­cios sociales y vivien­das como forma de lucha y resisten­cia con­tra este sistema".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies